Qué es una emisión de bonos en bancos

27 de febrero del 2019

La sexta emisión de bonos ordinarios del Banco Davivienda

Qué es una emisión de bonos en bancos

Una emisión de bonos es una de las alternativas que tienen las empresas para financiar sus proyectos de inversión y el normal desarrollo de su negocio.

Otras de las opciones son los créditos bancarios y los recursos propios de los accionistas. La ventaja de la emisión de bonos es su menor costo frente a las anteriores opciones.

Asimismo, y como lo explica Davivienda, las emisiones profundizan el mercado de capitales que contribuye al crecimiento de una economía.

En el caso de los bancos, usan las emisiones de bonos para fondear su operación de manera estructural (largo plazo) y tienen otras alternativas de corto plazo como emisión de CDT (Certificado de Depósito a Término), depósitos en cuentas y créditos bancarios.

La sexta emisión de bonos ordinarios del Banco Davivienda, que se llevó a cabo el pasado 19 de febrero de 2019, “fue un éxito. La demanda por los títulos superó el billón de pesos, mientras que el indicador de demanda sobre la oferta inicial fue de 2.53 veces”, aseguró el banco.

2.53 veces es un indicador que relaciona el total de la demandas recibidas: 1.015 miles de millones (1.02 billones) sobre la oferta inicial que hizo Davivienda al mercado: 400 miles de millones (0.4 billones).

Al dividir estos dos factores da 2.53, es decir, los inversionistas demandaron a Davivienda 2.53 veces el monto inicial que ofreció al mercado.

La demanda por los títulos es la suma total que todos los inversionistas están dispuestos a invertir en la empresa emisora de los bonos.

“Recibir demandas de más de 1 billón de pesos es muy importante, pues desde junio del año pasado no superaban las demandas de bonos este valor en el mercado”, explicó la entidad a KienyKe.com.

Estas demandas se hacen a través de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) mediante un proceso de subasta, en el cual los inversionistas interesados hacen sus posturas sin saber las de los demás inversionistas, esto genera competencia por ser beneficiario final de la adjudicación de los bonos.

“Los bonos se adjudican a aquellos inversionistas que hayan demandado a la tasa de corte o una tasa inferior. Aquellos inversionistas que hayan demandado a tasas superiores de la de corte no son adjudicatarios de la emisión”, indicó el banco.

Debido a la acogida de los títulos, Davivienda adjudicó $500 mil millones, 100 mil millones más de lo presupuestado originalmente.

En el proceso de subasta descrito anteriormente, el banco ofrece al mercado un monto máximo y una tasa máxima a la cual está dispuesto a pagar por esos bonos.

En caso que el banco reciba demandas por más del monto que ofreció colocar, que fue el caso de Davivienda, se podía adjudicar hasta 100.000 millones más, “como efectivamente ocurrió en nuestro caso”, finalizó la entidad bancaria.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO