En Medellín transforman las cenizas de los muertos en diamantes

25 de septiembre del 2016

Una forma de conservar a un ser querido para toda la vida.

Diamantes

La innovación también llega a los servicios exequiales. En Medellín, por ejemplo, desde hace un mes, la empresa Suiza Agordanza ofrece la posibilidad de que las cenizas de un ser querido sean transformadas en un diamante con el fin conservar el recuerdo de los familiares en un homenaje que se podrá tener para siempre.

La empresa suiza con más de 10 años de experiencia en esta técnica tiene presencia en 34 países, pero todos los procedimientos se dan en su laboratorio en Suiza. Su técnica es todo un misterio para la sociedad, por eso Kienyke.com habló con la representante de la sede en Medellín para clarificar este proceso.

Lea también: El cementerio en el que los vivos se amañan: 

“En nuestro laboratorio, en Suiza, el primer paso es un análisis para conocer con exactitud la composición de la esencia. La extracción del carbono se realiza bajo un proceso químico, seguido de un proceso físico para transformar su estructura molecular a grafito”, cuenta Liliana Ospina, gerente de Agordanza Colombia.

“La cantidad de carbono presente en la esencia no está determinada por el peso o edad de la persona de origen, entonces tras un cuidadoso y complejo proceso estrictamente personalizado se cristalizamos el carbono obtenido, de modo que cada Diamante se forme 100% según su propia composición natural, manteniendo su carácter auténtico”, agrega.

Otra de las garantías que la empresa da para que el público tenga un diamante único como lo fue su ser querido, es trabajar con  la cantidad de boro presente en el organismo de la persona de origen, ya que esto  es lo que  concede al diamante una tonalidad azulada natural, auténtica e irrepetible. Su propio carácter y comportamiento determinan incluso su tiempo de formación; de allí a que cada familia reciba un seguimiento personalizado a lo largo del proceso de transformación, que dura entre cuatro y ocho meses.

Una vez adquirido el diamante en bruto, será pulido y tallado de acuerdo a las preferencias del cliente: en forma de brillante, princesa, corazón o sin corte. Además fu forma se puede adecuar a cualquier tipo de joya, en un anillo,  un collar, reloj o en unos pendientes. El diámetro del diamante nunca superará los 6 milímetros porque la tecnología no permite fabricar diamantes más grandes.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO