“Están tratando de confundir”: ministro de Ambiente

“Están tratando de confundir”: ministro de Ambiente

26 de Septiembre del 2014

El Ministro de Ambiente, Gabriel Vallejo López, afirma que hay medios y personas interesadas en confundir a la opinión pública sobre dos temas claves del momento: las mal llamadas licencias express y el “fracking”.

“Se puede disentir o no, yo tengo profundo respeto por la gente que disiente. Lo que no es admisible es confundir a la opinión pública en los temas que se están presentando”, anota Vallejo.

Y agrega:

“En cuanto a la exploración de pozos petroleros no convencionales, es decir, el famoso ‘fracking’, no hay absolutamente nada que se toque en el decreto con relación a este sistema de exploración.

Lo que no puede pasar es que la gente confunda cómo buscamos optimizar unos procesos con el rigor técnico, cuidando el medio ambiente, con un tema que es distinto, que no se está tocando en el decreto, que es el tema de la exploración de yacimientos no convencionales.

El Ministerio de Ambiente lo que ha hecho es un trabajo muy serio durante dos años, tendiente a establecer todos los mecanismos rigurosos que garanticen que se toman todas las medidas para hacer esa exploración.

Los términos de referencia que se tienen para ese procedimiento fueron elaborados con el máximo rigor técnico, y lo que nosotros hemos dicho y quiero ratificar es que no nos va a faltar la legitimidad y la capacidad para que en caso de que esos términos de referencia no se cumplan en la realidad, suspenderemos cualquier actividad exploratoria que se realice”.

¿Cuál es el punto de vista del Gobierno y de su ministerio sobre las llamadas ‘licencias express’, que se tramitan y se entregan en muy poco tiempo?

Todavía no es un decreto, estamos aún en ese análisis.

Básicamente lo que estamos mirando y revisando es que la manera como se ha venido trabajando por parte de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), la expedición o negación de las licencias desde el punto de vista de eficiencia procedimental no es la adecuada.

Hemos hecho una serie de planteamientos, escuchado los sectores comprometidos y en general a la comunidad. Hay puntos de vistas bien diversos.

Llamar a este trabajo “licencias express”, es un poco apresurado por varias razones:

Primero: el objetivo del proceso es volver más eficiente el trámite, no es agilizar para aprobar o no una licencia sino darle claridad a la gente sobre el mismo procedimiento, y al final hay unas responsabilidades adicionales importantes por parte de quien presenta las solicitudes ambientales.

Esto va acompañado -y es muy importante que la gente lo asimile- de una restructuración interna que estamos haciendo en la ANLA, que es la autoridad, que fue creada en el 2011.

Estamos reduciendo los tiempos para expedir una licencia, aprobando o negándola. Hace un año tuvimos un promedio de 19.5 meses. Buscamos que ahora sean cuatro o cinco meses.

Le estamos haciendo seguimiento a una de las leyes que contempla el proceso, la ley de infraestructura, y rediseñando una serie de procesos para hacerlos más eficientes. Introdujimos el proceso de laborabilidad, y las visitas de campo cuando se hacen solicitudes de licencia.

Y vuelvo y repito, este es un tema que aún no tenemos cerrado, nosotros seguimos escuchando los comentarios, las recomendaciones. El Gobierno no es sordo frente a las recomendaciones y sugerencias, pero también se tiene claro que la forma como se viene haciendo este trabajo, desde todo punto de vista, es ineficiente.