El helado de nanofibra de banano que tarda en derretirse

El helado de nanofibra de banano que tarda en derretirse

20 de mayo del 2018

Con un proyecto de nanotecnología aplicada en alimentos, la Universidad Pontificia Bolivariana -UPB- realiza un aporte científico a la Ingeniería Agroindustrial, mediante la presentación de un helado que es resistente al cambio climático.

Se trata de un helado se tarda 20 minutos más en derretirse porque es más resistente a la temperatura, además no pierde su estructura física y consistencia. Este producto fue desarrollado por investigadores de la UPB y de Canadá, que realizaron el estudio y encontraron el secreto en las nanofibras del banano.

De este modo, la Facultad de Ingeniería Industrial de la UPB también destacó la importancia de contar con laboratorios modernos, así como con el apoyo del profesor Douglas Goff de la Universidad de Guelph en Ontario, Canadá, quien es experto en estudios del helado.

Para la investigación, Jorge Andrés Velásquez Cock, docente investigador de la UPB, realizó pruebas sensoriales con el propósito de analizar la experiencia del sabor y dice que múltiples investigaciones que se han hecho de manera previa mostraron que las nanofibras de celulosa no evidencian efectos dañinos para la salud.

Por su parte, Robin Zuluaga Gallego, también docente investigador de la Facultad de Ingeniería Agroindustrial de la UPB, indicó que este proyecto rompe el paradigma del uso de esta área del conocimiento en alimentos y que claramente servirá como base para otros desarrollos en el sector.

“El trabajo del helado da un paso en el conocimiento frente al uso de la nanotecnología y de las nanofibras de celulosa en matrices alimentarias. Hoy en el mundo se buscan aplicaciones novedosas que llamen la atención de los consumidores y se reduzca el impacto ambiental, y esto se logró con el helado”, comentó Zuluaga.

Es así, como a partir del vástago de la planta del banano puede sacarse provecho y presentar un producto innovador para el mercado, donde también puede pensarse en oportunidades de empleo a través de la diversificación de una producción bananera.