¿Cómo la incertidumbre puede afectar una empresa?

¿Cómo la incertidumbre puede afectar una empresa?

27 de noviembre del 2018

La incertidumbre en las organizaciones es producto de múltiples escenarios económicos que intervienen en la gestión de la compañía. Puede ser la presencia internacional, los cambios en las corrientes políticas y los diversos momentos coyunturales que puede vivir. Todos estos factores hacen que la duda crezca e influya en la operación del negocio. La diferencia entre una influencia positiva o negativa se da en la fijación de una estrategia sólida.

En Colombia es común que las empresas se encuentren en este tipo de situaciones, las cuales pueden afectar su estabilidad y permanencia en el tiempo. Esto debido a que, en la mayoría de los casos, los altos ejecutivos no están preparados para afrontar contextos tan cambiantes.

Para Michael Page, difícilmente los directivos pueden gestionar la incertidumbre de forma adecuada si no son capaces de relacionar los actos empresariales actuales con una visión a futuro.

De igual manera, lo más importante que deben hacer las compañías, es tratar de prever la multiplicidad de escenarios que se puedan presentar. La incertidumbre siempre surge y se convierte en algo real y tangible. Para pasar esa etapa las compañías deben tener un plan a largo plazo que responda a las necesidades particulares.

Cómo evitar la incertidumbre en las empresas

PageGroup brinda cuatro consejos que todo alto ejecutivo debe tener en cuenta al momento de enfrentar este tipo de situaciones.

  • Tener fortaleza psicológica. Resolver una situación de incertidumbre depende de la actitud que tengan los directivos. Deben resolver el laberinto de causas y consecuencias. Si bien el tratar de entender lo que pueda suceder es una situación de alto estrés, es fundamental que la motivación siempre se mantenga intacta y enfocada en las nuevas estrategias de cambio que se quieran alcanzar.
  • Esforzarse en el diagnóstico. Es esencial reconocer cuál es el motivo que generó el contexto de incertidumbre y sus posibles consecuencias. Algunas empresas pueden tardar demasiado tiempo en resolver qué hacer porque no saben identificar las causas. Ese sería uno de los peores escenarios en los que puede incurrir una gestión.
  • Encontrar los medios adecuados. En una situación de alta incertidumbre siempre hay una diversidad de opciones para salir ileso. Por eso es fundamental que se tengan criterios éticos elevados para tomar las decisiones No es posible sacrificar el núcleo de la organización y su reputación.
  • Mantenerse firme en la decisión. No se debe perder el enfoque de la acción tomada. Excepto si en el camino se encuentra una alternativa considerablemente más adecuada, lo cual es poco probable si se hizo el diagnóstico correcto.