Las desventajas de ser un líder sin valores

Las desventajas de ser un líder sin valores

28 de mayo del 2014

¿Qué tan importantes son los valores dentro de una organización?,¿el alto ejecutivo sabe cómo manejarse frente a la competencia sin caer en el juego sucio?, ¿ el empleado distingue entre la lealtad y la deshonestidad? Estos interrogantes son expuestos a lo largo del camino profesional y en la práctica se vuelve cotidiano entender cómo se maneja la cultura organizacional dentro de una empresa.

Es aquí donde los valores se convierten en uno de los aspectos fundamentales para el equilibrio funcional de una compañía. No importa si usted es el dueño, si es un alto ejecutivo o un aprendiz. La ética y el liderazgo van de la mano y esto lo tiene claro la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) que desde hace siete meses se encuentra en el país, con el objetivo de contribuir al desarrollo del tejido empresarial mediante la organización de eventos que permitan compartir conocimientos y experiencias.

Uno de estos conversatorios se llevó a cabo este miércoles en las instalaciones de Compensar, Bogotá. Cerca de 600 asistentes estuvieron en la jornada “Nuevos Valores, Nuevos Liderazgos”, organizada por la APD.

Nestor Rodriguez, Foro liderazgo

Néstor Rodríguez, director de Compensar.

El evento fue inaugurado por el director de Compensar, Néstor Rodríguez, quien resaltó que hay que ser coherentes a la hora de vincular lo que se escribe y predica en los códigos y manuales laborales de cada compañía, con los hechos diarios. “Es importante llevar a la práctica todos estos códigos de conducta si queremos realmente construir una sociedad que se sienta coherente y que construya alrededor de los valores.

Rodríguez habló de un ejemplo para explicar los términos de coherencia y valores. “Una mujer le llevó su hijo a Mahatma Gandhi y le dijo:  maestro, dígale a este chino que no coma tanto azúcar que es malo para la salud, Gandhi le respondió: traígamelo dentro de un mes. Pasados treinta días, la madre vuelve con su hijo y Gandhi le dijo, no comas azúcar que es malo para la salud, que tengas un buen día. La mujer se queda sorprendida mientras el filósofo hindú le responde que ese fue el tiempo que él se demoró en dejar de comer azúcar para poder decirle que no lo hiciera”.

El representante de Compensar anota que desde la cabeza hasta la cola de una compañía debe proponerse a trabajar la coherencia dentro de sus decisiones diarias. “Desde la empresa podemos ayudar a generar espacios de conversación, porque el proceso de valores es un proceso de construcción colectiva, donde se construye la tolerancia, donde se debe hacer una sociedad más justa y con mejores valores”.

Miguel Fonseca, Foro liderazgo

Miguel Fonseca, filósofo.

En este encuentro el conferencista Miguel Fonseca, ofreció una mirada general y didáctica del concepto de la ética a nivel social. “Y los valores qué? Aproximación a la noción de los valores”, fue el nombre que le dio este filósofo a su charla.

Posteriormente el especialista en educación Fernando Vásquez, a través de su simposio “Aplicación del modelo de valores en la empresa, casos prácticos”, habló de quince rasgos que identifican a un líder. “Una persona que sabe tratar a los demás, tiene tacto y sabe apreciar la disponibilidad o la resistencia de sus seguidores es líder, pero, ¿cómo combinarlo con los valores organizacionales? Es la pregunta que se debe hacer toda persona dentro de una empresa”, explicó.

A través de casos prácticos, el experto explica que los valores de las organizaciones les otorgan una identidad que definirá la forma en cómo cada uno de los empleados hace su trabajo; también se definirán las estrategias que cada uno emplea cuando se trabaja en equipo, ya que con valores éticos es más fácil organizarse. Vásquez señala que una empresa con cultura de respeto y retroalimentación, se convierte en un sector que genera fuerza e impulso a los empleados para saber cómo hacer su trabajo, por lo que se ve reflejado el compromiso profesional.

Fernando Vasquez, Foro liderazgo

Fernando Vásquez, especialista en educación. 

Los encargados de socializar sus experiencias entre una audiencia integrada por directivos, ejecutivos y empleados de distintas compañías, sugieren que mantener el liderazgo relacionado con los valores, evitan conflictos entre el personal, marca una manera distintiva de tomar decisiones, permiten una mejor adaptación de los nuevos integrantes, promueven  el aprendizaje continuo y el compromiso de los miembros de la empresa, entre muchos otros beneficios.

Posteriormente, el político Sigifredo López habló del valor de la libertad en un país como Colombia. Quien fue secuestrado por la guerrilla de las FARC el 11 de Abril del año 2002 y liberado el 5 de febrero de 2009, tiene experiencia para poder hablar de la ética y la utilización de los valores democráticos en la consolidación de procesos de cambio.

“A los ciudadanos no se les permite desarrollar sus habilidades para que puedan tener mayores posibilidades de elegir. La gente en su mayoría es victima de la influencia de un mundo permisivo cambiante, los colombianos se encuentran en un mar y no encuentran una brújula, solo la educación permitirá que los jóvenes tengan esa posibilidad de desarrollar aún más sus capacidades para tomar buenas decisiones”, resaltó López.

Los directores de la Asociación para el Progreso de la Dirección dicen que su organización ha sido una herramienta clave en la generación de debates sobre los aspectos fundamentales de la economía, la empresa y el management, necesarios para el crecimiento y desarrollo nacional, pero que todo esto no se puede llevar a cabo sin la presencia de los valores.