Medidas extremas que toman las empresas por culpa de la delincuencia

Medidas extremas que toman las empresas por culpa de la delincuencia

11 de enero del 2015

Debido al incremento de la delincuencia en las grandes ciudades del país, algunas empresas han tomado medidas, varias de ellas extremas, para evitar que sus clientes se vean perjudicados por el fraude y opten por renunciar a su productos y servicios.

Lea también, ¿Se siente seguro en su ciudad?.

El sistema financiero ha sido uno de los gremios que más se ha visto en la obligación de acudir a medidas de seguridad para garantizar la fidelidad de sus usuarios, específicamente para no desincentivar el uso de cajeros automáticos y las cuentas de ahorro que tan buenos beneficios económicos les ha traído.

También lea, Con 1.500 cámaras Bogotá peleará contra atracos y homicidios.

Según un informe revelado por la Superintendencia Financiera, las ganancias del sector financiero ascendieron en el 2014 a 6,6 billones de pesos en el país.

Sin embargo, sin invertir muchas sumas de dinero, los bancos han diseñado un plan de seguridad para tratar de solucionar el problema que más aqueja a sus clientes: los robos a la salida de bancos y las trampas que ponen terceros en los cajeros para clonar claves y tarjetas.

En el primero de los casos, los bancos tomaron la solución más fácil: pedir ayuda al Estado. De esta manera, hace ya varios años, la Policía entre sus servicios ofrece el acompañamiento con uniformados a personas que retiren grandes cantidades de dinero directamente de la ventanilla de las entidades financieras. Además, han implementado cámaras en los cajeros electrónicos.

Policia seguridad

En el segundo de los casos, con el auge de las bandas delincuenciales dedicadas a la clonación de tarjetas, el plan tenía que ser distinto. La solución no se hizo esperar: los bancos decidieron ubicar varios de sus cajeros en sitios seguros para evitar la manipulación que hicieran de ellos los delincuentes en zonas oscuras o poco vigiladas, tal como venía sucediendo.

Por eso, ahora es común ver cajeros automáticos al interior de almacenes de cadena que tienen servicio las 24 horas, con la ventaja que estos locales tiene vigilancia privada, y en la planta de empresas grandes, para facilitar el retiro en efectivo de sus empleados y con la garantía de que ninguna persona ajena a la empresa va tener acceso al cajero.

En este último caso, las entidades financieras firman un convenio con algunas empresas que manejan un gran personal, para que su nómina se pague a través de ese banco, y éste ubica el cajero electrónico en las instalaciones de dicha empresa.

Cajero automatico

No obstante, los bancos poco o nada han hecho para evitar algunos casos de fleteo. Según datos de la Policía, se han duplicado los casos en los que falsos empleados de bancos roban a clientes al interior de las entidades financieras.

Según las respectivas denuncias, los supuestos empleados financieros engañan a sus víctimas para que les entreguen el dinero efectivo y así evitar realizar una diligencia engorrosa.

Lo que llama la atención de las denuncias, es que ninguno de los verdaderos empleados o los guardias de seguridad de los bancos se detallan los delincuentes. Por estos hechos, la Fiscalía ha abierto varias investigaciones por supuesta complicidad de algunos funcionarios bancarios en robos y casos de fleteo.

Aparte de las inversiones que han hecho las empresas para evitar el robo cibernético y los hackeos de información, algunas también han cambiado sus prácticas de servicio y atención al cliente, como consecuencia del acecho de los delincuentes.

En el gremio de las comunicaciones, el operador de telefonía móvil dominante en Colombia decidió cambiar la manera como hace la entrega o reposición de equipos.

Hace tres meses, esta empresa de telefonía celular decidió hacer la entrega de celulares y otros equipos a domicilio en Bogotá, por las innumerables denuncias de robos de estos aparatos en cercanías de los locales de atención al cliente y donde normalmente se hacían la entrega personalmente e inmediata de equipos nuevos.

Esta empresa tuvo que sacrificar la rapidez en el servicio y las demoras a la hora de apartar un equipo y el tiempo en que se hace la entrega a domicilio, en aras de la seguridad y fidelidad de sus clientes, además del costo de contratar personal que haga las entregas.

Sin embargo, también se ha dicho que la empresa tomó esta decisión para acallar los rumores, según los cuales, sería cómplice de algunas organizaciones delincuenciales dedicadas al hurto de celulares.