Un negocio que ladra duro en internet

Un negocio que ladra duro en internet

20 de Diciembre del 2013

Luis Ernesto Parra representa al 96 por ciento de los emprendedores colombianos que tienen una pequeña o mediana empresa. De este sector sale el 80 por ciento de los empleados del país y no es un dato más.

Tiene su propio negocio en la concurrida y tradicional Plaza del barrio Restrepo, ubicada en el sur de Bogotá. Hace nueve años  junto con su socio, Germán Beltrán, cansado de trabajar ‘alquilado’ comenzó a darle forma a su sueño: montar un granero.

“La constancia, es algo muy importante. El tema de servicio es clave. Hay que trabajar muy bien con nuestros aliados que son los proveedores de los productos. Aprovechar todas las alternativas que hay por ejemplo en un sitio tan especial como una plaza de mercado”, cuenta.

En principio fue complicado. Dice que mucha gente que comenzó con él, fracasó en el primer intento. Gracias al consejo de su coequipero logró diversificar su negocio a tal punto de ampliar el espacio que tenía.

Distribuidora alimentos para perros, Kienyke

En los barrios aledaños no había un lugar en el que vendieran productos para animales. Fue por ello que vincularon el concentrado para perros en su distribución. A solo cuatro años de haber tenido éxito con la venta de productos para la canasta familiar, ya vendían, al día, un bulto de comida para perros.

(Lea también: La lechonería que conquistó internet)

-Gracias a Germán Beltrán, se gesta esa idea de trabajar con las mascotas. El es del que nace la idea vender alimentos y productos para animales y nos especializamos en esa línea. Comenzó a capacitarse siendo un zootecnista y luego miramos cómo incursionar en el ejercicio –dice.

Almacenes Tayrona comenzó a crecer. Su punto de diferencia fue la venta a granel ya que la mayoría de compradores consiguen en las grandes superficies paquetes que van desde el kilo. En la plaza de mercado se vendía, en cambio, por libra. Paralelamente comercializaban en promedio seis bultos diarios a veterinarias que fueron conociendo su punto de venta por el voz a voz.

Distribuidora alimentos para perros, Kienyke

El salto al mundo digital 

En una concurrida y competitiva zona estos emprendedores querían diferenciarse aún más. Utilizaron las capacitaciones del Ministerio de las Tecnologías y la Información para abrirse un panorama más amplio. Nace allí la iniciativa de utilizar internet como herramienta para publicidad, darse a conocer un poco más y por qué no, por incrementar las ventas. Inicialmente comenzaron con Facebook, vinculando a todo el núcleo de conocidos.

Cómo Luis Parra, cerca de 20 comerciantes de la plaza el Restrepo se graduaron en 2012 de empresarios digitales. Gracias al Ministerio TIC en convenio con la Universidad Nacional, adquirieron las herramientas necesarias para utilizar la tecnología. Aprendieron a manejar internet. Si antes los conocían por volantes o por el voz a voz, ahora querían comenzar a desarrollar contenido para que se enteraran de sus servicios en las redes sociales.

(Lea tambien: El ‘cacique’ de los colchones)

Nace la idea de crear www.almacenestayrona.com en la que el objetivo era claro: posicionar la marca y volverla útil para los residentes del sur de la capital colombiana.

-Dijimos, bueno creemos una página de internet. Cómo más podemos utilizar la herramienta de Internet, y montamos un circuito cerrado de televisión en donde supervisamos a nuestros trabajadores. También han llegado nuevas propuestas como por ejemplo, convertirnos en sucursales no bancarias y prestar otro paquete de servicios, como pagos de servicios, recargas, etc. Nos hemos vuelto más sólidos en el ejercicio, nos conocen más –recalca.

César Muñoz, Gerente de MiPyme Vive Digital cuenta que la oportunidad para los empresarios es aún más grande si se tiene en cuenta que al apoyarse en internet, el negocio va a consolidarse en distintos sectores.

“Trabajamos con empresas de diferentes cadenas productivas como el sector del calzado o las droguerías, entre otras. Y en esa cadena se enlazan a los proveedores o los distribuidores con estas empresas que hacen este proceso de padrinazgo. Lo que se les lleva es una aplicación, capacitación y formación sobre cómo utilizar internet para este negocio”, dice el experto en la relación  empresa-mundo digital.

El comerciante Luis Ernesto Parra ya cuenta con dos locales y un punto digital en el que se realizan transacciones bancarias, pagos y envíos. Todo gracias a internet. El cree que el instrumento digital permite organizar, incrementar y generar publicidad. Cuentan con un catálogo de productos que ya se encuentran en la nube y agilizan el proceso. Los clientes que los conocen por la web ya vienen con una idea clara del producto y llegan directamente a comprar. -Es publicidad y hoy en día el que no es digital pierde.

Distribuidora alimentos para perros, Kienyke

Para este comerciante crear la página de internet es tan económico como gastar en publicidad tradicional pero el resultado es distinto. Cuenta que en un principio y como no era experto en manejar el software, tuvo que realizar una inversión cercana a los $500 mil pesos. A partir de ese momento los gastos que asume son anuales y por el mantenimiento de la página, ellos no sobrepasan los $200 mil pesos.

-Ya que por nuestras actividades no nos queda mucho tiempo para estar pendientes de la actualización, tenemos a una persona que se encargada de subirnos las promociones, cambios de fotos y servicios informativos –aclara.

Para el socio de la distribuidora de productos para animales, el crecimiento de las ventas ha sido exponencial. En la actualidad están aprovechando su conocimiento en el campo para crear convenios con empresas como Transmilenio para facilitar las recargas de las tarjetas Tu llave.

También han visto como su grupo de compradores se ha diversificado ya que “anteriormente eran las abuelitas las que venían a comprar el alpiste. Hoy en día nos visitan un 90 por ciento de jóvenes. Tienen su gato, su perro, y va por la vacuna o el concentrado. En la página tenemos tips de salud, de educación, de todo ese tipo de cosas para la mascota. Nos hemos dado cuenta que nuestros clientes han cambiado. Es gente digital.”

El plan Vive Digital liderado por el Ministerio de las TIC  lleva tres años y en ese periodo ha logrado conectar al 50 por ciento de las micro, pequeñas y medianas empresas con internet.

(Lea también: Alquilan juguetes y les da resultado)

A través de múltiples convocatorias a nivel nacional, se están consolidando distintos sectores de la economía colombiana como el turístico, de transporte, entre otros.

Diego Molano, ministro de las TIC, asegura que Internet seguirá convirtiéndose en un aliado estratégico para los microempresarios. “De esta manera cada vez son más los microempresarios que saben que con Internet sus negocios tienen más oportunidades de crecimiento, ventas, ideas e internacionalización”, agregó.

El gerente de Almacenes Tayrona asegura que su presencia en las 20 localidades de Bogotá es muy fuerte. Son distribuidores de cerca de 200 clínicas veterinarias y por medio de internet entregan más de 50 pedidos diarios, incluso a ciudades como Medellín y Cali.

“Estamos en la era de la modernidad, y debemos aprovecharla de una manera productiva. El mundo digital nos ayudará a crecer como personas y sobretodo a crecer el bolsillo.”

En Twitter: @cahurtadokyk

Más información: www.almacenestayrona.com

Almacenes Tayrona (En Facebook)