A los colombianos todavía les sale muy caro viajar por avión

31 de marzo del 2015

Distancias más largas se compran más barato en otros países latinos y europeos.

Tíquets

Si se está planeando un viaje nacional o internacional, vía aérea, lo primero que hace el interesado es revisar las tarifas disponibles para la fecha en la que se quiere realizar el recorrido.  Hasta ahí todo parece fácil.

Lea también: “Un apartamento en Miami es más barato que en Bogotá”

Pero cuando uno se fija en los precios por trayecto, que varían dependiendo el tipo de asiento, la hora, el destino, la clase, el recargo por combustible y los impuestos, entre otros, la situación se torna compleja.

Lea también: El costo de los viajes semanales de los congresistas, que pagan los colombianos

KienyKe.com hizo un análisis de las tarifas que se aplican a los tiquetes en equivalencia en distancia, tanto a vuelos domésticos como los que trayectos hacia otros países. Descubrirá que los costos de pasaje dentro de Colombia son muy distintos, a veces más caros, y ameritan un estudio con lupa para elegir siempre la mejor promoción.

Entre Lima e Iquitos en Perú, trayecto que tiene alrededor de 1.014 kilómetros de distancia, el costo del vuelo ida y vuelta es de 162 dólares (370 mil pesos). En otro recorrido, entre Santiago de Chile y Antofagasta, con 1.100 kilómetros, el costo en pesos colombianos es de 287 mil, ida y vuelta cotizado con un mes de anticipación.

Pero desde Bogotá a Medellín (240 kilómetros), o Bogotá – Montería (495 kilómetros), el costo de un trayecto vale alrededor de 200 dólares, y reservándolo al menos 20 días antes del viaje. Esto traducido a pesos es 400 mil promedio por ida y vuelta en diferentes aerolineas y en temporada baja.

Alejandro Villalobos, economista de la Universidad Externado de Colombia y consultor aeronáutico, asegura que “en este momento el precio de dólar puede aumentar los costos de los tiquetes o evitar que estos bajen, pues las aerolíneas en la mayoría de casos debe pagar el arrendamiento de las aeronaves en dólares. Además, la situación de transporte aéreo está más enfocado en apoyar el fisco –el recaudo de impuestos- que motivar la democratización del mismo”.

Más barato viajar a Quito que a Pasto

El aeropuerto Antonio Nariño, que está ubicado en el municipio de Chachagüí a 45 minutos en carro desde Pasto-, tiene 6 vuelos directos diarios: cinco desde y hacia Bogotá y uno desde y hacia Cali. Avianca opera cinco, y Satena el resto.

En el caso de Pasto, la situación es paradójica debido que a muchos pastusos o turistas  en algunas ocasionesles sale más económico un vuelo desde Bogotá hasta Quito, en el Ecuador, que hacía la ‘Ciudad Sorpresa’. Desde diciembre pasado la aerolinea de bajo costo Viva Colombia inauguró su ruta Bogotá – Quito con pasajes de los 100 dólares por trayecto.

En promedio los pasajes Bogotá –Pasto –Bogotá, rondan alrededor de los 450 mil pesos, si son comprados con anticipación de mínimo 20 días. En Cartagena o Barranquilla, que tienen similar distancia  y se necesita el mismo tipo de aeronaves, un tiquete ida y vuelta cuestan 340 mil pesos promedio, según una comparación hecha en los portales web de LAN y Avianca.

Pero si el viaje es de urgencia, el precio podría aumentar considerablemente. María del Carmen Ortega, una pasajera que tuvo que viajar el mismo día de la compra desde Bogotá –Pasto – Bogotá, el pasado 13 de marzo, le contó a KienyKe.com que su tiquete costó 753 mil pesos.

En temporada alta la situación es peor. Por ejemplo, para a finales o principio de año, en  los Carnavales de Blancos y Negros, cada pasajero tiene que desembolsar un millón de pesos en promedio, así se compre con suficiente anticipación.

Además, en el Boletín Oferta y Demanda de Enero 2015 indica que la ruta Bogotá-Pasto presenta un  nivel de  ocupación del 66.43%. Es decir que de 32.820 sillas ofrecidas –entre Avianca y Satena –  fueron ocupadas 21.801.

Entre 47 rutas que fueron contabilizadas, la de Bogotá-Pasto se ubica en el puesto 18, por arriba de trayectos desde la capital de Colombia hacia Manizales, Riohacha y Leticia, que cuentan con pasajes más económicos.

En vez de aumentar la presencia de más aerolíneas –y sobre todo de bajo costo- en el Aeropuerto Antonio Nariño, en febrero pasado Satena anunció la cancelación de su ruta desde la capital del país hacia el aeropuerto en el municipio de Chachagüí, que sirve a Pasto.

Inmediatamente, la Cámara de Comercio de Pasto alertó sobre las consecuencias que traerá para los usuarios regulares de tiquetes aéreos en la ruta Pasto-Bogotá-Pasto si se cumple el anuncio hecho por la aerolínea, en el sentido de retirar los vuelos que diariamente programa para cubrir ese trayecto.

“Caeríamos en manos de una empresa que por fuerza de las circunstancias ejercería un monopolio del mercado y los monopolios no son nada saludables para ninguna economía, pues quien ejerce una posición dominante tiende con facilidad a abusar de quienes dependen en absoluto de su producto o servicio”, dijo el titular de la entidad, Carlos Emilio Chaves Mora.

El dirigente recordó que aún sin ser la única aerolínea que cubre la ruta Pasto-Bogotá-Pasto, Avianca ha sido permanentemente objeto de muchas críticas y señalamientos por manejos especulativos del valor de los tiquetes y por otro tipo de circunstancias que se traducen en abusos contra sus clientes. “Es lógico temer que si queda con el monopolio, ese tipo de situaciones se pueden incrementar y agravar”, dijo.

Con relación a lo anterior el economista Alejandro Villalobos advirtió a KienyKe.com que otros de los factores que influye en las tarifas que afecta a los usuarios son los llamados oligopolios, que consisten en una reducida oferta de aerolíneas no solo a Pasto, sino también a Neiva y Popayán, que estarían en una situación similar.

Más incentivo al low Cost

Luego de la llegada de las aerolíneas denominadas de bajo costo –VivaColombia y EasyFly- en algunas rutas en Colombia, Villalobos considera que se disminuyó el precio de los tiquetes alrededor del 20%; por ejemplo, en los destinos Barranquilla, Cartagena y Medellín.

Sin embargo, para que una aerolínea de bajo costo decida solicitar una ruta ante la AeroCivil, tiene que hacer un estudio de mercadeo para que garantice un adecuado nivel de ocupación y además cumplir con los requisitos en el tipo de aeronave para aterrizar en cada aeropuerto.

EasyFly, fundada en 2007 y que ofrece tiquetes desde 99 mil pesos, además lanzó su ruta Ibagué–Medellín. La compañía explica que pese a los esfuerzos del gobierno por fortalecer la infraestructura aeroportuaria, aún falta adecuar aeropuertos para incentivar el turismo en el país.

“En el zona del pacífico estamos interesados, pero aún no existen aeropuertos adecuados”, explicó a KienyKe.com Isaac Herra, director de Ventas de EasyFly.

Tíquets

Viva Colombia y EasyFly hasta el momento son las únicas aerolíneas de bajo costo en el país. 

Pese a que las aerolíneas tradicionales ofrecen promociones en ciertas épocas del año, la Asociación Colombiana de Agencias de Viajes y Turimo (Anato),  considera que es “importante tener variedad de oferta y producto (…)Lo que se necesita es pluralidad de servicio, competencia, y más rutas en los destinos”, explicó a KienyKe.com la dirigente gremial, Paula Cortés Calle.

Juan Rodríguez Medina, director de mercadeo y ventas de GHL Hoteles, que tiene 56 hoteles en el país y maneja ocho marcas extranjeras, entre ellas: Sheraton y Hilton, explicó a este medio digital que aún hace falta más incentivos estatales para que  Colombia sea competitiva en materia de turismo y transporte aéreo.

“Mientras en Europa uno puede conseguir un trayecto aéreo, como Barcelona-Ámsterdam, en 100 dólares, aquí nos cuesta 200 dólares promedio movilizarnos a alguna ciudad desde la capital. Mientras haya más aerolíneas, se bajarán los precios, pero el Estado debe garantizar en materia de promoción que se ocuparán esas sillas y evitar sobrecostos de impuestos”, dijo Rodríguez.

 El Gobierno también quiere bajar a ‘sombrerazos’ el precio

La ministra de Comercio Industria y Turismo, Cecilia Álvarez, pidió a las aerolíneas que rebajen, en especial a Avianca, los precios de tiquetes aéreos en rutas nacionales.

La solicitud se quedó en buenas intenciones, pues la Asociación de Transporte Aéreo en Colombia –Atac- respondió que el costo de los tiquetes responde a la baja utilidad aérea, reveló Blu Radio.

“Industria de bajísimo margen de utilidad; el margen de utilidad promedio al año 2013 estuvo en el orden del 1 por ciento que se traduce en una utilidad de 3.000 pesos por pasajero para ser exacto. Por eso tenemos un modelo de formación de precios donde las tarifas súper promocionales salen con un mes de anticipación, y las tarifas súper promocionales en el caso de los vuelos internacionales están alrededor de los 3 meses de anticipación. Cuando se va acercando el vuelo se encarece la tarifa”, indicó el director de Atac, Gilberto Salcedo a Blu Radio.

Sin embargo, señaló que las tarifas en Colombia han “venido cayendo” en un 10 por ciento debido a una política implementada que ha permitido que la industria crezca en cuanto a demanda y dinamismo del mercado.

El dirigente de la Atac concluyó que el 60% de los costos de las aerolíneas están dolarizados; por tanto, la cotización de la divisa, que ronda los 2.500 pesos, afectaría el precio final de los tiquetes a los pasajeros. Otro factor que seguirá encareciendo los planes de viaje de los colombianos.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO