“El bienestar social es más importante que lo económico”

5 de octubre del 2017

El Nobel de Paz, Muhammad Yunus, habló sobre economía, emprendimiento.

“El bienestar social es más importante que lo económico”

En el marco del One Young World 2017, evento que por primera vez se celebra en un país de América Latina y en el que la capital de la República tiene el honor de realizar, el ganador del Premio Nobel de paz 2006, el bangladesí, Muhammad Yunus, habló sobre la importancia de buscar un modelo económico alternativo, en el que lo importante sean las personas y no la acumulación de riquezas.

“Queremos hacer algo para que nadie se quede atrás, estamos en un sistema que quiere dejar a la gente marginada, pero lo ideal es que todos tengamos la posibilidad de emprender”, afirmó Yunus en el auditorio principal del Ágora Bogotá: Centro de Convenciones.

El emprendedor, banquero, economista, líder social y fundador del Banco Greemen le contó a los miles de asistentes al evento que una de las metas que se deben proponer los jóvenes y líderes mundiales es la promoción de los tres ceros: cero pobreza, cero desempleo y cero emisiones de carbono, algo que él considera fundamental para el desarrollo del planeta.

“Estamos trabajando con humanos, no con máquinas. Uno de los defectos del sistema capitalista es que asume que todos los seres humanos están impulsados por el interés en si mismos, cuándo realmente esto no es así, muchos actuamos pensando en el bienestar social, esto es más importante que lo económico”, aseguró el Nobel de Paz en 2006.

A Yunus se le considera uno de los grandes emprendedores del nuevo siglo por la creación de un modelo de negocio enfocado en lo social. Bajo la premisa de los microcréditos, Muhammad decidió ofrecer prestamos a las personas de escasos recursos (a los que los bancos tradicionales les negaban los créditos por no tener un musculo financiero suficiente) y apostar por esos modelos de negocio en los que nadie creía.

El primer paso para generar esta revolución económica fue definir el objetivo de su banco. Fue allí cuando estableció que su entidad más que recoger dinero, debía solucionar problemas y ayudar a las personas.

“Mi proyecto no consiste en solo prestar dinero a las personas pobres, ya que cuando iban a solicitar prestamos nos dimos cuenta que no sabían leer, ni escribir, identificamos que así no se solucionaría el problema. Por eso apostamos por entregar becas, educar a las comunidades y nos enfocamos mucho en los créditos educativos”.

Por último, el líder social bangladesí invitó a los jóvenes a no quedarse quietos, a creer en sus proyectos, a aspirar a empleadores y no empleados, para que sean ellos los generadores de oportunidades en el mundo por medio del capital social.

“Si todos nos convertimos en empresarios no va haber concentración de la riqueza ya que existiría un constante intercambio”, puntualizó Yunus.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO