Mujeres líderes, sinónimo de éxito en las empresas

26 de agosto del 2019

Las empresas con fuerzas laborales diversas superan en rendimiento a otras.

Mujeres líderes, sinónimo de éxito en las empresas

Anteriormente la paridad de cargos no era primordial  en muchas empresas, sin embargo, las nuevas generaciones tienen como reto y objetivo, lograr esa igualdad, tanto en puestos como en salarios.

Estas son decisiones que se deben promover desde los cargos directivos y gerenciales, transmitiendo de esta forma una renovación cultural y liderazgo a las ejecutivas.

Es un proceso que sobrepasa la autogestión de los empleados puesto que son iniciativas gerenciales que buscan mejorar los diferentes aspectos de la empresa.

A lo anterior, se suma un estudio denominado “Mujeres, tenemos un problema” de Right Management, el líder global en desarrollo de carrera y talento humano de ManpowerGroup, y en el que  se plantea que las empresas con fuerzas laborales diversas superan en rendimiento a otras y están mejor posicionadas.

Pero para poder lograrlo, es necesario que los empleadores desarrollen las habilidades que requieren los trabajadores, y en este caso, las mujeres para convertirse en líderes

“Desde Right Management se realiza un acompañamiento y seguimiento a las estrategias que tienen las organizaciones en temas de inclusión y empoderamiento femenino con el fin de hacer un análisis y un mapeo de las posiciones de liderazgo y los talentos claves que existen en la empresa. Posteriormente un diagnóstico sobre el direccionamiento que deben tener las iniciativas para desbloquear el talento de las mujeres en la organización. Por último y no menos importante, se sostienen conversaciones con la alta gerencia para darles a conocer el lugar donde se encuentran y así definir las acciones que se desplegarán internamente”, comenta Patricia Vargas Rojano, Gerente de Right Management de ManpowerGroup.

Conociendo lo anterior, es posible, iniciar el desarrollo de las habilidades de las mujeres, a través de talleres y sesiones conjuntas con los altos directivos para que ellos hagan parte activa de las acciones.

Según comentó Vargas el talento femenino evolucionará mejor con la ayuda de patrocinadores, que no son mentores y no son coachings.

En un último escalón del proceso, es adecuado adoptar unos pasos para alcanzar la verdadera inclusión organizacional, generando una equidad de cargos:

  •  Creer e interiorizar la dinámica para que sea replicada y no se convierta en una moda pasajera sino que se mantenga en la organización, logrando la equidad de cargos.
  •  Los directores tienen que asumir la responsabilidad, hacer suyo el problema. La equidad de género en las organizaciones no es tema solo del área de recursos humanos, sino un compromiso alineado con el modelo de negocio que se está construyendo.
  •  Desbloquear el talento femenino es una acción que debe estar llena de energía y trabajo en equipo. Evitando los cuestionamientos a las capacidades de las mujeres y en una actitud de hacerlo juntos.
  •  Contar con personas que posean calidad humana para impulsar el potencial femenino, involucrándolas en la toma de decisiones y en la planeación estratégica.
  •  Los programas genéricos no funcionan. Éstos no cambian comportamientos y no mejoran los números. Pueden incluso ocasionar complacencia y recompensar la actividad, no los resultados. La rendición de cuentas se sitúa en los líderes de altos niveles y los tomadores de decisiones para promover una cultura de Inclusión Consciente.
  •  Tanto hombres como mujeres deben estar representados en todos los niveles y en cada unidad de negocio. Y el talento femenino debe ser capacitado y patrocinado, para tener éxito, así como la experiencia y la exposición para avanzar.
Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO