Nace la Escuela para la Inclusión para superar la pobreza

Foto: Alcaldía de Medellín

Nace la Escuela para la Inclusión para superar la pobreza

14 de julio del 2017

Para darles oportunidades a personas vulnerables, como exhabitantes de calle, mujeres que se dedican a la prostitución o que hacen parte de la población LGBTI, indígenas, afrodescendientes, víctimas del conflicto y personas con discapacidad nació en Medellín la Escuela para la Inclusión.

Con esta iniciativa, se busca identificar las vacantes laborales que hay en el mercado y formar a los que hacen parte de la Escuela en lo que necesita la industria y el comercio.

El proyecto fue gestado entre la Alcaldía de Medellín en alianza con más de 30 empresas, instituciones de educación y organizaciones sociales. Y se espera beneficiar a 1.700 personas que mejorarán sus condiciones sociales y económicas, para superar la pobreza.

Para Federico Gutiérrez, alcalde de la ciudad, “esto es producto del trabajo en equipo entre el sector público y privado”. Y añadió: “Realmente es un proyecto social  muy bonito de gran impacto sobre todo para las comunidades más vulnerables”.

Foto: Alcaldía de Medellín

Foto: Alcaldía de Medellín

La Escuela identifica las habilidades y hace la selección entre personas vulnerables. Luego de conocer las vacantes y seleccionar el personal, se inician los ciclos cortos de formación que duran 80 horas impartidas en un mes.

La sede de la Escuela para la Inclusión, está ubicada en el barrio Sagrado Corazón, es un espacio con más dos mil metros cuadrados, dotado con aulas y talleres para formar a la población vulnerable.

El primer ciclo está dirigido a mejorar las capacidades del ser, como la comunicación, la resolución de conflictos, aceptación del pasado y asumir tareas con responsabilidad. En este ciclo también reciben formación en habilidades laborales, como el manejo del dinero, la puntualidad y el respeto a la autoridad.

El segundo ciclo incluye formación en oficios específicos como seguridad, construcción, servicio al cliente y lavandería.

La Alcaldía de Medellín al suscribir la carta de intención con las empresas, les garantiza acompañamiento jurídico para vincular laboralmente a los beneficiarios de la Escuela. Además, se brinda asesoría para la consecución de beneficios tributarios de orden nacional y municipal, alcanzando por ejemplo el descuento en el impuesto de la Renta del 200% del valor total pagado a los empleados con discapacidad durante el periodo comprendido en el año gravable anterior.

La puesta en marcha de la Escuela es el resultado de aportes, donaciones y recursos propios por más de 1.700 millones de pesos. En la actualidad hay cerca de 60 empresas interesadas en hacer parte de esta iniciativa de innovación social.