¿Nace la verdadera liga de la justicia?

¿Nace la verdadera liga de la justicia?

30 de abril del 2014

Andrés Romero comenzó su vida financiera hace tres años. El Citibank le ofreció dos tarjetas de crédito por $1’500.000 pesos luego de tener un sueldo superior a los tres salarios mínimos. Su comportamiento crediticio ha sido bien manejado y manifiesta que a pesar de ser cumplido en su pago, hace menos de dos meses fue afectado por la entidad. Tenía un cupo disponible de $450.000 pesos y debía hacer un pago urgente. Contaba  solo con dinero plástico y al hacer la consignación le rechazaron su tarjeta.

Romero, angustiado por no poder hacer el trámite, se comunicó con la organización financiera. Luego de comentar su caso recibió la respuesta de que su tarjeta de crédito había sido bloqueada desde hacía 15 días por prevención de clonación. Lo peor: nunca fue avisado del procedimiento que el banco estaba realizando, incluso le enviaron la nueva tarjeta a una dirección antigua. Tuvo que cancelar una multa por no hacer su pago, al día siguiente le tocó trasladarse a una hora de su oficina para reclamar la nueva tarjeta de crédito y le tomó más de dos horas hacer el trámite.

La única respuesta que recibió de la Superfinanciera es que le agradecían “suministrar el número de radicado de su trámite”. Desistió de la idea, quedó como un cliente inconforme y con pocas herramientas para manifestar su queja y recibir una respuesta. Como él, son miles de colombianos los que a diario, se ven afectados por malos servicios, cobros injustificados y publicidad engañosa. Aunque hay instituciones públicas que ayudan a controlar estos perfuicios, muchos de ellos no saben a dónde acudir para poner su queja.

Kienyke.com entrevistó al vicepresidente de una compañía sin ánimo de lucro, que recientemente fue creada para proteger los derechos del consumidor. Andrés Hoyos de Defendemos.com.co comenta cuáles son las empresas con más quejas y qué debe hacer un ciudadano para recibir la asesoría de esta organización.

Andres-Hoyos

Andrés Hoyos, Vicepresidente la la Liga de Consumidores Defendemos.com.co

¿Hace cuánto nació defendemos.com?

Desde junio de 2013 oficializamos los tramites de creación de la Liga de consumidores. Desde esa fecha se viene estructurando cada proceso técnico, de forma, tecnológico, legal y estratégico, para generar un diferencial permanente con las otras ligas de consumidores y brindar de forma eficiente cada uno de los servicios de primera línea legal que ofrecemos.

¿Cuáles han sido las empresas que se rajan en materia de quejas y reclamos?

Hemos recibido muchas quejas contra concesionarios de automóviles, especialmente en lo relacionado con cumplimiento de garantía y servicio postventa. También hemos tenido varios casos contra operadores de celulares, razón por la que estamos preparando varias acciones de grupo contra estas empresas. CLARO, Despegar.com por la publicidad del “mejor precio garantizado”; Codensa, por cambiar los medidores de energía y hacer cobros a los usuarios sin proveerles información suficiente; y LAN, por no respetar el derecho de retracto frente a usuarios; entre otros.

¿Qué debe hacer uno para acceder a sus servicios?

Cuando el consumidor tenga un problema o se sienta vulnerado, inmediatamente se puede contactar por correo electrónico ([email protected]), al teléfono 4839523 o por la página web www.defendemos.com.co. También pueden visitar nuestras oficinas en la Calle 63A No 11-60, of 302, en Bogotá.

Estamos trabajando en una aplicación para smartphone, la cual en tiempo real ayudará a los consumidores en el lugar donde estén y con el inconveniente que tengan.

¿Se debe cancelar un valor por acceder a sus servicios?

Tenemos distintos niveles de asesoría: Desde un nivel gratuito en el que se le suministran a nuestros usuarios unos formularios previamente desarrollados por el equipo defendemos para que presenten su queja hasta asesorías legales puntuales, que tienen algunos costos de representación obvios. Importante aclarar que somos una liga de consumidores sin ánimo de lucro.

¿Cuáles son los casos más sonados que han tenido que manejar?

En este momento estamos trabajando en un acción de grupo contra Claro por la caída del servicio, contra Codensa por los cambios de medidores y una muy importante: la DIAN por no hacer la devolución del IVA el año pasado.

Su primer gran reto: luchar contra Claro

Oficina-Claro

Esta liga de protección al consumidor recientemente creada ya comenzó a ponerle freno a los abusos de las multinacionales. Hace poco anunció que emprenderá una acción de grupo frente a CLARO con el fin de que los usuarios que se vieron afectados en septiembre del 2013 por fallas en el servicio y que fueron compensados de forma deficiente con sólo 5 minutos de telefonía a cualquier operador, obtengan una indemnización económica por los perjuicios causados, para así reivindicar los derechos de más de 25 millones de colombianos.

El servicio que tuvo una falla general de cerca de 5 horas en todo el país fue restituido por el operador con un mensaje de texto a sus usuarios dándoles la opción de usar 5 minutos por dicha falla en los 30 días siguientes a la irregularidad. Según la disposición emitida por la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) los usuarios de telefonía móvil deberán ser compensados equitativamente con el mismo tiempo que su sistema estuvo presentando fallas.

En la página defendemos.com.co o el correo electrónico [email protected] los colombianos podrán sumarse sin costo alguno a esta acción de grupo que se presentará en los próximos días ante un juez de la República. Con esta medida, “Defendemos”, expresa su inconformidad frente a las deficiencias en el proceso de compensación a usuarios y oficializa su servicio a favor de los consumidores colombianos en los temas de telecomunicaciones, datos personales, publicidad engañosa, problemas financieros, de consumidor en general y los recurrentes inconvenientes con el sistema de salud.

Según Andrés Felipe Hoyos, promotor de esta organización “en Colombia parecemos estar acostumbrándonos a que nos vulneren diariamente los derechos como consumidores en todos los segmentos de nuestra vida. No podemos seguir permitiendo conductas reprochables e injustas con los bolsillos de los usuarios, quienes al final son los principales responsables de que la debida prestación de los servicios se lleve a cabo. Un consumidor responsable e informado es un replicador de buenas prácticas para las empresas”.