¿Por qué ser un emprendedor y no un empleado?

¿Por qué ser un emprendedor y no un empleado?

4 de abril del 2016

El portal de Negocios y Emprendimiento hizo una lista de razones por las cuales las personas deberían dedicar su vida a ser emprendedores y no quedarse por siempre siendo empleados.

Aunque se da a entender a las personas que emprender no es fácil, ser empresario implica que la persona asuma toda clase de responsabilidades y cambios en la vida. Quien decida emprender debe tener en cuenta que no se trata solo del dinero, se trata de pasión, cumplir sueños y alcanzar metas.

Dedicar el tiempo a lo que realmente le apasiona:  La vida es muy corta como para trabajar en aquello que no apasiona, por ello como decía Confucio “Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida.”

Libertad: Cuando se tiene la iniciativa de emprender con ella llega la posibilidad de ser su propio jefe y manejar el tiempo . Tomar las decisiones importantes en la vida, aunque en un inicio el tiempo libre sea escaso, cuando se aprenden a manejar los tiempos de trabajo es posible gozar de libertad. 

Independencia financiera: Las personas que son empleadas tienen que estar sujetas al sueldo que ofrecen en su lugar de trabajo, pero cuando se es un emprendedor el dinero depende de los esfuerzos y el tiempo dedicado al trabajo, así que entre mejores sean los negocios, mejor es la entrada económica.

Cumplir sus propias metas y no las de los demás:  Una de las razones que hace feliz a un emprendedor es saber que lo que hace le gusta y lo lleva a cumplir sus sueños, ideas y objetivos. Es necesario detenerse a pensar que la vida es una sola y es necesario luchar por la felicidad y prosperidad individual.

Generar empleo: Cuando un negocio crece es normal que necesite ayuda y personal, por ello crear una nueva empresa también es abrirle la oportunidad a otras personas de trabajar, las ideas que tiene una sola persona pueden ayudar a motivar a otras y en el caso de dar empleos pueden generar bienestar económico de otros.

Reinvención: Quien tiene la libertad de ser su propio jefe, también puede cambiar su trabajo muchas veces siempre y cuando le apasione, puede cambiar de estrategias y lugares de trabajo, metodología y personal de apoyo.

Manejar una vida llena de retos: Los emprendedores se caracterizan por odiar la rutina, no están dispuestos a dedicar tiempo a trabajar en empleos que signifiquen en sus vidas una cotidianidad, un trabajo aburrido resulta una pérdida de tiempo y  energía, por ello los siempre buscan retos para superar y día a día tienen una nueva meta por alcanzar.

Crecimiento personal y profesional: Es posible definir el emprendimiento como un camino de constante aprendizaje donde todos los días se pueden adquirir nuevos conocimientos y gracias a la hiperactividad de un emprendedor, cada día se desarrollan habilidades que permiten superar sus propios límites.

Satisfacción: Cuando se dedica todo el tiempo, esfuerzo y energía al cumplimiento de los sueños y pasiones, es posible tener una vida llena de satisfacción por el cumplimiento de los logros individuales.

Trascender: Un emprendedor no busca ser una persona cuyo paso por el mundo sea invisible, el dinero y las otras adquisiciones materiales son absurdas si no logran dejan marcar su paso por el mundo, su visión va más allá de lo físico, siempre quieren cambiar su vida y la de quien los rodea.