El Cannabis medicinal es una realidad

El Cannabis medicinal es una realidad

13 de febrero del 2018

La regulación del mercado medicinal del Cannabis está en constante desarrollo. Por lo tanto, ha sufrido un gran cambio a lo largo de los años. En la actualidad más de 20 países en el mundo cuentan con una regulación vigente para el uso medicinal de dicha planta. Pero, ¿Cómo está Colombia?.

Es válido recordar que el país tiene una posición geográfica pertinente para la producción del Cannabis, ya que éste requiere un ciclo constante de 12 horas de luz y 12 de oscuridad para iniciar y mantener la etapa más larga e importante del ciclo de cultivo, el florecimiento.

Así mismo, el país se encuentra en un lugar privilegiado por su cercanía a la línea ecuatorial, lo cual brinda una mayor estabilidad lumínica durante todo el año. De esta manera el número de cosechas que no necesitan cultivo interior es mucho mayor; además se reduce de gran manera el uso de energía eléctrica en comparación con otros países alejados de la línea ecuatorial.

El cannabis hacia el mundo medicinal

El uso medicinal del Cannabis es una realidad. El término Marihuana Medicinal se refiere al uso de la planta o de sus extractos básicos para tratar ciertos síntomas de enfermedades y trastornos. Dicha planta contiene más de 100 cannabinoides, es decir, sustancias químicas cuyo principal ingrediente psicoactivo altera la mente o producen cambios poderosos en la salud.

Actualmente los dos cannabinoides principales de la planta y que presentan un interés medicinal son: THC y CBD. El primero puede aumentar el apetito y reducir náuseas, pero también puede reducir el dolor, la inflamación y los problemas de control muscular; mientras que el segundo no altera la mente y puede resultar útil para reducir el dolor y controlar las convulsiones epilépticas.

En el 2017 en Colombia se reguló el uso médico y científico del Cannabis, además de sus derivados en todo el territorio nacional a través de la publicación de cinco resoluciones que definieron las reglas de juego para la producción y transformación de la planta.

Las resoluciones definen quiénes serán considerados pequeños y medianos cultivadores, y por tanto, quienes tendrán beneficios. Además, fijan los requisitos técnicos y las tarifas para el cultivo de la planta y su transformación en productos medicinales, fitoterapéuticos y homeopáticos.

Tal como quedó establecido en la Resolución 579 de 2017, expedida por los ministerios de Salud, Justicia y Agricultura, aquellos que cultiven en una superficie de media hectárea (5.000 metros cuadrados) o menos son considerados pequeños, mientras que los medianos cultivadores podrán acceder a asesoría técnica, asignación prioritaria de cupos y compra de su producción por parte del transformador. Esta normativa establece que el 10% del total de la producción del transformador debe provenir de un pequeño y mediano productor.

De igual forma las resoluciones expedidas por el Ministerio de Salud fijan las tarifas que deben pagar las firmas que lleven a cabo procesos de transformación de la planta (Resolución 2891 de 2017), así como las normas técnicas que deben seguir (Resolución 2892 de 2017).

Siguiendo esta línea, el Ministerio de Salud y Protección Social tiene a su cargo la expedición de licencias de fabricación de derivados del Cannabis. Es así como nace la firma colombiana Medicamentos de Cannabis SAS, Medcann.

Dicha iniciativa establecerá un centro de operaciones agrícolas y de primera extracción en el municipio de Fuente de Oro en el Departamento del Meta por su condiciones perfectas para el desarrollo de una operación 100% natural y que contará con una finca de 50 hectáreas lo que que permitirá una gran expansión. De esta manera, Medcann desarrollará medicamentos basados en la planta del Cannabis y de la evidencia científica que la respalda.

Felipe Harkel, vicepresidente ejecutivo de Medcann, habló con KienyKe.com y afirmó que tienen un enfoque relacionado con la academia y con el mundo científico, es decir, que la producción de dicho medicamento tiene un argumento sólido sobre evidencias claras. Además habló sobre los retos que tienen en una industria poco explorada.

“El Cannabis medicinal es una industria que nunca se había desarrollado por lo tanto todos los días nos enfrentamos a un reto nuevo ya que no hay un modelo de negocio pasado al que podamos tomar de referencia. Nosotros hemos abordado esa incertidumbre tratando de aplicar todas las regulaciones o experiencias que podamos traer de las farmacéuticas ya que nosotros nos vemos como un laboratorio farmacéutico por más que nuestro ingrediente principal sea Cannabis” manifestó.

Medcann se enfrenta además a un reto mayor y es que es la regulación de dicha planta duró más de 40 años. Por lo tanto, su principal misión es el de tener bases claras de como funciona los medicamentos y resaltar que los principales beneficiados serán los pacientes.

“El Cannabis tiene un impacto social y económico muy grande. Colombia tiene que empezar a aprovechar los beneficios que puede traer al país y entender que podemos llegar a ser líderes en la producción de derivados medicinales dela marihuana”, concluyó Harker.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO