¿La violencia intrafamiliar afecta a las empresas?

20 de noviembre del 2018

Los colaboradores pierden el interés cuando tienen problemas externos.

familias que tejen y protegen

Un estudio realizado en el 2009 en Chicago, Estados Unidos, reveló que la violencia intrafamiliar afecta a las empresas. Un 63 % aseguró que es una problemática social que perjudicaba el entorno laboral. Adicional a eso, un 55 % consideró que la violencia doméstica impacta la productividad. Un 70 % explicó que esta situación afectaba el desempeño general de los empleados. Por último un 43 % explicó que deteriora un área y así mismo a la compañía en general.

Desde hace dos años, la Secretaría de Integración Social junto a la subdirección para la familia analizan diferentes estudios que sustentan cómo la violencia intrafamiliar tiene repercusiones en las compañías.

Para Aleyda Gómez Pinilla, coordinadora de Prevención Familiar, “Realizamos una búsqueda de antecedentes a nivel nacional e internacional que argumenten sobre cómo la violencia afecta el rendimiento de las empresa. Además de cómo el hecho de que nos interesemos por nuestros empleados y sus familias hace que ellos generen una pertenencia para continuar dentro de las compañías”.

Así fue como nació Familias que Tejen y Protegen. Es una campaña que se extiende a nivel Distrito para que las entidades entiendan la importancia de estar enterados de la situación de sus colaboradores. El nombre del programa representa la unión que las familias.

El objetivo del proyecto es contribuir a la reducción de la violencia en las familias y empresas. Además de mejorar la calidad de vida y reducir el ausentismo laboral a causa de la violencia doméstica. En los estudios también encontraron que esta situación genera costos adicionales para la economía de las compañías.

Resultados del programa Familias que Tejen y Protegen

Inicialmente la Secretaría implementó el proyecto en entidades del Distrito. Realizaron un estudio con una empresa de tecnología que quería conocer cuántos de los colaboradores habían acudido a una comisaria de familia. Ya fuera por un medida de protección o por un asunto conciliable. Hicieron un cruce de los documentos de identidad, autorizados por la empresa, de los 16.885 colaboradores. Los resultados arrojaron que 430 de ellos acudieron por una medida de protección por violencia intrafamiliar. El empleador no conocía sobre eso y desde ese momento empezó a generar consciencia sobre la violencia intrafamiliar.

También encontraron en un estudio que indica que hay mayor desempleo a causa de la violencia doméstica. “Nosotros como empleadores quisiéramos que efectivamente nuestro rendimiento tuviera un hilo conductor y que no se tuviera que interrumpir”, aseguró Gómez. Contó que en algunas compañías que manejan procesos con maquinaria, sus empleados tuvieron accidentes por no estar concentrados.

El modelo mejora los procesos internos para que las empresas tengan un mejor rendimiento.

Criterios para participar en Familias que Tejen y Protegen

  1. Que exista un interés real de trabajar para prevenir la violencia intrafamiliar. Para ello deben disponer de tiempo y personas para vincularlos a un proceso de mejoramiento.
  2. Compartir los documentos o rutas que manejen para conocer sobre la situación familiar de cada empleado.
  3. Carta de entendimiento en la que la empresa explique por qué desea participar en el proceso y que indique el interés de las jornadas.
  4. Planeación y diseño de jornadas de trabajo que se realizará con expertos durante seis meses.

Cuando se refleje que la empresa implementó diferentes acciones de promoción a través de las redes internas, la Secretaría Distrital de Integración Social entregará el sello.

El sello de Empresa que Teje y Protege Familias indica que la compañía trabajo en pro de la situación familiar de los colaboradores. El programa no tienen ningún costo. Solo debe pasar por el proceso de selección.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO