¿Qué sector económico tiene la peor imagen en Colombia?

¿Qué sector económico tiene la peor imagen en Colombia?

10 de octubre del 2014

Una encuesta global realizada por CNBC y Burson-Marsteller, que analiza las percepciones que tiene la gente y  los ejecutivos de empresas acerca de las corporaciones, señala que el 47% del público y el 43% de los ejecutivos piensan que de 14 sectores, el minero es el de peor reputación, principalmente por sus efectos sobre el medioambiente.

La encuesta presenta un panorama lamentable sobre la relación que existe entre los gobiernos, las grandes empresas y los habitantes de un país.

El 81% de los encuestados consideran que los gobiernos están “más del lado de las grandes empresas que de los ciudadanos” que son quienes finalmente eligen a los gobernantes.

Los habitantes de los países en donde se realizó la encuesta, Brasil, México y Colombia, tienen claro que la técnica del ‘tapen – tapen’ es la más utilizada por las grandes empresas.

“Comunican demasiado acerca de sus nuevos productos y servicios (46% de los empleados y 44% de los ejecutivos) pero comunican demasiado poco acerca de todos los otros temas, como por ejemplo los problemas regulatorios y legales (71% de ambos grupos), de sus empleados (69% y 68%), o su responsabilidad social (67% y 65%)”.

En este sentido, según el 57% de los encuestados consideran que las corporaciones se aprovechan de vacíos legales para evitar pagar lo que les correspondería.

La mayoría de los países concuerdan en que es importante que las corporaciones paguen lo que es “justo”, situación que según el 53% de los directivos encuestados en Latinoamérica no está sucediendo.

La mala hora del sector minero en cuanto imagen se refiere va mucho más allá

Según el estudio, en Colombia el ciudadano del común no asocia el papel que desempeñan las grandes compañías con la creación de empleos.

Para el 40% de los encuestados esa misión debe ser responsabilidad del Estado y el 25% considera que es la obligación de pequeñas empresas.

El 76 % de las personas encuestadas le gustaría trabajar por cuenta propia y no para alguna organización.

Mientras el sector minero es el que peor imagen tiene, las industrias tecnológicas son las de mejor reputación, seguidas de los sectores hospitalario y  automotriz.

“Descubrimos al iniciar esta investigación que hay una escasez importante de información que demuestre cómo las corporaciones son percibidas desde todo punto de vista”, dijo Nikhil Deogun, Senior Vice President & Editor in Chief, de CNBC Business News. “Estos resultados van a impulsar debates y conversaciones importantes para todas las audiencias de CNBC, a través de todas sus plataformas”.

“Seis años después del impacto de la crisis económica del 2008, esta importante encuesta aclara que, mientras las reputaciones de las grande empresas  y sus líderes están mejorando, aún hay mucho trabajo por hacer para disipar dudas acerca de su impacto en la sociedad”, indicó Donald A. Baer, Presidente y CEO global de Burson-Marsteller. “La buena noticia es que esta encuesta es un auténtico compás que nos indica la dirección hacia un entendimiento más profundo de las corporaciones, sus líderes y el público en general respecto a sus roles en la construcción de la economía y mejoramiento de la sociedad”, agregó.

En Colombia los resultados de la encuesta son bastante sensibles. La concesión de títulos mineros que el Estado le ha facilitado a las grandes industrias para la explotación del suelo, la polémica por el fracking -técnica que permite extraer el petróleo a gran profundidad  que genera un nefasto impacto ambiental, el deterioro de la seguridad en la zonas donde se hace extracción minera, las afectaciones a la salud de trabajadores y habitantes de estos lugares y el escaso beneficio económico que deja para la región el avance de la llamada locomotora minera, finalmente pasaron factura. La industria minera es la que peor imagen tiene entre los colombianos.

El pasado 25 de septiembre KienyKe.com conoció una sentencia histórica proferida por la Sala Especializada en Restitución de Tierras del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Antioquia, en ella se le obligaba a que grandes compañías mineras le  regresaran los derechos territoriales al resguardo Indígena Embera Katio del Alto Andágueda -Chocó-, luego de que se comprobara, entre otras cosas, que los indígenas fueron obligados a desplazarse a grandes centros urbanos como Medellín y Bogotá. Lea aquí más detalles de la sentencia. 

La sentencia, además de ordenar el retorno de 50 mil hectáreas a los indígenas, era clara al señalar que a las compañías mineras se les acababa una millonaria tajada de negocio que se había consolidado con el auspicio del Estado que les dio vía libre para explotar las tierras pertenecientes a los aborígenes.

Con la posición de la justicia en este caso, la imagen de las compañías mineras fue cuestionada. Para la opinión pública fue claro que las grandes empresas aprovecharon el desplazamiento de un grupo indígenas para consolidar en ese territorio un emporio minero.

Ante este panorama quedó en el ambiente saber cuál es la percepción de los colombianos sobre el sector minero.