¿La reducción de la tasa de interés afecta su bolsillo?

Shutterstock

¿La reducción de la tasa de interés afecta su bolsillo?

4 de noviembre del 2017

Durante el último año varios factores han afectado las finanzas personales de los colombianos; una de ellas es la reducción de la tasa de interés. Sin embargo, es necesario adaptarse a la nueva realidad que se vive dentro de los hogares y manejar el dinero de tal manera que sea posible suplir desde las necesidades básicas, hasta los gustos que las personas deseen darse.

Cristina Cervantes, gerente de Resuelve tu deuda comentó, “pese a que la economía nacional afecta el bolsillo de los colombianos, está en ellos organizar su presupuesto y adaptarse a la coyuntura económica sin dejar de disfrutar su dinero o dejar de lado las responsabilidades financieras”.

En lo que va corrido del año, el Banco de la República ha bajado la tasa de interés entre 0.25  y 0.5 puntos básicos mensuales, estableciendo que la de este mes quedara en 5%, debido al aumento de la inflación a un 3,87%.

Según el informe semestral de Kantar Wordlpanel, la empresa de investigaciones sobre las compras reales de los hogares, los colombianos han sido cuidadosos a la hora de hacer compras adquiriendo los productos que necesitan en las cantidades estrictamente necesarias.

Esta precaución se debe a que, si bien la tasa real se ha reducido, la nominal –que se refiere a la que cobran los bancos por el uso de préstamos o tarjetas de crédito–  ha tenido una reducción más lenta, por lo que el consumidor final no ha podido evidenciar los beneficios que esta baja le ha proporcionado.

¿Como aprovechar la reducción de la tasa de interés?

Para sacar provecho de esta reducción en la tasa de interés, estos son algunos consejos para que logre estirar su dinero y pueda darse los gustos que desee sin dolores de cabeza:

  • Establezca un presupuesto personal: organice su presupuesto de modo que cubra todos sus gastos mensuales. Una vez termine, evalúe los egresos rubro por rubro para identificar en qué ítems puede ahorrar para sus gustos y en qué otros puede reducir los costos. Todo está en saber administrar adecuadamente los ingresos.
  • Controle los excesos: los gastos hormiga se pueden inflar en caso de no ser controlados. Si usted es de los que compra refrigerios, comida, cigarrillos, entre otros, incluya dentro del mercado los productos que consume a diario en la oficina y llévelos en su bolso o maleta. Estos son algunos de los productos que han tenido un alza en precio, de modo que puede ahorrar diariamente el dinero que pagaría en la calle por estos artículos y a final de mes tendrá una suma                considerable para gastar en algo que desee.
  • Comprar en lugares económicos: la canasta familiar es uno de los mayores gastos, tenga en cuenta que en las plazas de mercado encontrará los alimentos a un precio más cómodo para su bolsillo. Adicionalmente, cuando vaya a hacer mercado recuerde llevar una lista con los artículos que debe adquirir, lleve el efectivo exacto que puede gastar, haga alianzas con otras familias para comprar al por mayor, utilice cupones y revise las ofertas que publican los almacenes.
  • Cuide los servicios: con ayuda de su familia, apague las luces cuando no las necesite, emplee la iluminación del día, seque la ropa al sol, no se demore en la ducha, cierre la llave mientras se cepilla los dientes y desconecte cargadores y electrodomésticos que no esté utilizando. Estos ahorros seguramente se reflejarán en su factura y le permitirán ahorrar dinero extra.
  • Intente vivir con lo mismo: generalmente cuando se incrementan los ingresos, también lo hacen los gastos, por eso si le aumentan el sueldo, trate de cubrir sus gastos con el salario inicial sobre el que ya tiene un presupuesto definido. El dinero extra que reciba le servirá para comprar lo que tanto ha querido o ahorrar para el viaje de sus sueños.

Controlar sus gastos y provechar la reducción que está brindando el Gobierno sí es posible, basta con tener una administración adecuada del dinero a través del orden en las finanzas y el control de los gastos. Una vez se empiece a reflejar el dinero extra, la motivación crecerá y usted mismo encontrará las mejores formas de seguir ahorrando según sus posibilidades.