El IDEA y su visión de banca de desarrollo subnacional

26 de diciembre del 2019

Liz Margaret Álvarez habla de los retos del Instituto en su próxima administración.

IDEA

En noviembre de 2018, Liz Margaret Álvarez Calderón asumió la gerencia del Instituto para el Desarrollo de Antioquia – IDEA –, luego de una administración de tres años por parte de Mauricio Tobón.

En estos meses de gestión, la abogada afirmó que la entidad está ad portas de cerrar un ciclo para comenzar otro consolidada como una banca de desarrollo subnacional y queda con una hoja de ruta clara para ganar reconocimiento en el sector financiero del país.

En entrevista con Kienyke.com, la gerente contó los principales logros de su gestión, entre los que destaca el incremento de la colocación y captación de capital, con inversiones importantes para la construcción de las ciclorrutas en varios municipios de Antioquia, por valor de 30.000 millones de pesos, y la inversión de 40.000 millones, de los 80.000 millones de pesos de inversión social, que fueron desembolsados en la última recta de 2019.

“Nos tocó atender unos retos complejos del Instituto en materia de políticas financieras, porque se lograron colocaciones importantes, pero en materia de captación se venían perdiendo algunos clientes. Hoy tenemos clientes importantes como el Metro de Medellín, también el Hospital General y el Fondo de Valorización de Medellín”, explicó la funcionaria que entregará su puesto el próximo 31 de diciembre.

Además se mantiene el relacionamiento con la Secretaría de Infraestructura, Indeportes, las corporaciones autónomas regionales y el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, lo que le ha permitido al IDEA cumplir con el propósito de recaudar dinero para hacer operaciones de crédito juiciosas.

El IDEA se consolida como banca de desarrollo subnacional

Gracias a diversas reuniones en el último año con la Superintendencia Financiera, Álvarez contó a este medio que el Instituto ha logrado orientar su visión como una Banca de Desarrollo Subnacional.

“Esto es un logro muy importante porque nos ha permitido visibilizar a nivel nacional e internacional la práctica privada de colocación y captación de recurso que hacemos generando valor agregado, por lo que nuestros principales clientes son entidades públicas, y mostrar que nuestra gestión y operación es invertida”, expresó la gerente.

Hoy el IDEA tiene una visión, con filiales que ayudan a trabajar como grupo empresarial, en el que se empieza a generar valor a través de los bienes y servicios que presta, comentó la abogada.

Le puede interesar: Balance positivo para IDEA en 2019

“Se lograron sinergias que le permitan al Instituto cada vez obtener mayor rentabilidad, mayor interés del dinero que coloca y que capta, con una identificación clara de los recursos propios y el dinero de los clientes, y prestando bienes y servicios que ayudan a recircular el recurso público, optimizándolo de la mejor manera, y que haya una reinversión social”, explicó.

Lea también: IDEA sostuvo encuentro con próximos alcaldes de Antioquia

Y las cifras lo demuestran. Según su última rendición de cuentas, el IDEA tiene hoy las utilidades más altas de los últimos cuatro años: 30.000 millones de pesos, a cierre de octubre.

En 2019, dijo la gerente, se declararon excedentes de liquidez por valor de 56.000 millones de pesos, y se redujo la cartera vencida de un 17.6 % a un 6.6 %.

Otro de los logros es la repotenciación de dos pequeñas centrales hidroeléctricas, una en Andes y otra en Abejorral, que son administradas por Valor +, una filian del IDEA, con la que se esperan generar recursos y confianza.

A estos proyectos, se suma la participación del Instituto en los megaproyectos de Antioquia que buscan generar competitividad, como lo señala su objeto social. “La inversión y las operaciones financieras que se hacen en estos proyectos generalmente son el apalancamiento vital para poder desarrollarlos y generan una utilidad, en material de rentabilidad, muy importante para el Instituto”.

En este caso, se habla de la inversión financiera de 120.000 millones de pesos en el Túnel de Oriente y de 132.000 millones en la concesión vial del Nus.

Con 55 años de experiencia, el IDEA afrontará a partir del 1 de enero una nueva administración que tiene un reto histórico, según Álvarez.

“La administración entrante tendrá que enfrentarse a grandes desafíos: la toma de decisiones será fundamental para el crecimiento del Instituto como banca de desarrollo subnacional porque nuestra operación en un 80 % tiene que ver con captación y colocación de recursos y esto va a implicar decisiones que determinarán el futuro. Esa visión más la defensa de nuestro objeto social, de nuestra naturaleza jurídica, tiene que ser el valor fundamental para dejar la ruta clara, como hemos tratado de plasmarla”, puntualizó la gerente.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO