El salario mínimo en varias partes del mundo, ¿para cuánto alcanza?

El salario mínimo en varias partes del mundo, ¿para cuánto alcanza?

14 de enero del 2014

Los incrementos salariales iniciaron en gran parte del mundo. El Gobierno Colombiano, por ejemplo, decretó un aumento del salario mínimo del  4.5 por ciento, $26.527 que alcanzan para 14 bolsas de leche ($1.900 C/U), o 15 pasajes de Transmilenio en hora pico ($1.700).

Otro panorama se presenta en Venezuela, donde el alza fue del 10 por ciento dejando el salario en más de un millón de pesos, eso sí, con una inflación superior al 50 por ciento. Esto significa que un habitante de este país no cuenta con el poder adquisitivo suficiente para cubrir mercado, pagar arriendo o costear los transportes diarios, pero sí para tanquear su vehículo con aproximadamente $4.000 .

(Lea también: Mercar en Bogotá y otras ciudades del mundo, ¿ dónde es más caro?)

En Panamá, el sueldo mínimo es de $1’200.000, uno de los más altos del continente, con un incremento del 13 por ciento para este año; en Europa los ingresos y el nivel de vida, a pesar de la crisis económica y a excepción de España y Grecia, siguen siendo altos.

Kienyke.com comparó el costo de vida en Ecuador, Panamá, Venezuela, Colombia, Argentina, Reino Unido y Holanda. Desde el mercado familiar y el galón de gasolina, hasta las entradas de cine, el valor de una cerveza y la tarifa de internet se tuvieron en cuenta en la valoración. ¿Cuánto le queda al 1’300.000 colombianos que depende del mínimo para diversión y obligaciones mensuales? ¿Cómo están otras naciones?

Infografia Salarios, Kienyke

Los valores que aparecen en la infografía son aproximados.

Con más de un mínimo se llena la nevera en Venezuela.

Mientras en los países que manejan el salario mínimo se fijan incrementos anuales, en Venezuela pasa lo contrario. El 30 de abril de 2013 el presidente, Nicolás Maduro, anunció que aumentaría cuatro veces el salario mínimo. Un 20%  en mayo de ese año, y un 10% en septiembre, diciembre y enero. La promesa fue cumplida y en el 2014 se esperan cuatro incrementos adicionales.

Esto sería ideal para cualquier nación, pero en los últimos siete años el país ha registrado la mayor inflación de América Latina a pesar de contar con un estricto control de precios y cambio desde el 2003. En la actualidad y según datos privados el aumento en los precios llega al 57%.

Paralelamente y desde hace cinco años, los venezolanos padecen de dificultades para conseguir alimentos de primera necesidad. Hay escasez en un país que solo encuentra en el petróleo su salvación “no renovable”.

Con este panorama, el Instituto Nacional de Estadística INE informó a comienzos de este años, que se requieren $1’022.000 para cubrir el costo de la canasta alimentaria normativa en una familia de cuatro personas. El salario es cercano al $1’050.000.

(Lea también: El drama de los trabajadores por prestación de servicios.) 

En Argentina el salario mínimo subió en la última década más de 1.300 por ciento, pasó de $75.000 colombianos en 2003, a cerca de $1’200.000 en el 2013. Tiene el mismo problema de Venezuela: la inflación. Los datos marcan una disparidad entre organismos públicos y privados, ya que mientras las consultoras privadas hablan de una cifra cercana al 27 por ciento, el Instituto Nacional de Estadísticas dice que el porcentaje es de alrededor del 10%.

Con un salario de $1’275.000, la canasta básica para una familia de cuatro personas está en $512.000. La tarifa de transporte es subsidiada y una de las menores en la región ($750 pesos).

Debido al costo y la regulación de precios, comer no es barato. Un almuerzo corriente en Buenos Aires ronda  los $13.000; el galón de gasolina es más caro que en Colombia: $10.000 promedio, y la entrada a cine llega a valer hasta $13.000.

Colombia y Ecuador: los más parecidos.

El salario mínimo en Ecuador es similar al colombiano: unos $653.000. Aunque Rafael Correa ha tomado medidas proteccionistas durante su gobierno, maneja políticas económicas moderadas en cuanto al control de precios. La inflación en este país cerró en 3.2%. Los costos básicos de un mercado familiar para un mes se estiman en $960.000.

Otro indicador de precios al consumidor, la Canasta Básica, cuesta actualmente $1’190.000. Ese análisis resulta de la medición de productos estimados para el consumo de una familia de cuatro miembros que percibe ingresos equivalentes a 1,6 salarios mínimos del Ecuador; es decir,  $1’148.000. En octubre, la familia de este tipo alcanzó a cubrir el 96,68% de la canasta básica familiar.

En Colombia se fijó un aumentó del 4.5% en el salario mínimo dejándolo en $616.000. Si se tiene en cuenta que la canasta alimentaria ronda los $310.000 mensuales, un colombiano tendría otros $306.000 para pagar impuestos, transportes, servicios y si le queda, divertirse.

El salario mínimo en Panamá es uno de los más altos en la región. $1’205.000 le alcanzan a un habitante de este país para mercar ($655.000), pagar servicios ($160.000), transportarse ($29.400) y costear montos adicionales como internet y televisión por cable. Según el cálculo establecido al panameño mensualmente, le quedaría un monto aproximado de $118.000.

Europa con los salarios mínimos más altos.

En el Reino Unido el salario mínimo está por el orden de los $2’484.000. La canasta básica alimentaria para una familia de cuatro personas llega al $1’220.000. El saldo, descontando todos los pagos (transporte, servicios, internet, televisión por cable), es de unos $499.000.

En Holanda se encuentra uno de los salarios mínimos más altos de la Unión Europea. Con $3’940.000 un holandés puede transportarse ($426.000 mensualmente), mercar ($1’302.000), pagar servicios ($276.000) y cancelar internet y televisión por cable ($82.000) con cerca de $2’000.000.

¿A quién le alcanza pa’l arriendo?

Si se tienen en cuenta los cálculos pasados, una persona con el salario mínimo en Venezuela, Argentina,Colombia, Reino Unido, Panamá, Ecuador y Holanda no podría costear el valor de un arriendo. Pero los holandeses e ingleses tienen más posibilidades de hacerlo, ya que los ahorros que les quedan después de cancelar obligaciones mensuales llegan al $1’000.000.

El ‘corrientazo’ venezolano es igual de costoso al holandés.

Un trabajador promedio almuerza fuera de su casa en jornada laboral. Decidimos comparar los precios de un ‘corrientazo’ en los siete países consultados.

La inflación y la escasez de productos en Venezuela permite que un almuerzo corriente llegue a tener un costo promedio de $35.000. Si se multiplica por 22 días hábiles, un venezolano gastaría $770.000, más de un salario colombiano.

En argentina $13.000 en promedio gasta un ciudadano que tenga que comer por fuera ($286.000 al mes); en Colombia son cerca de $121.000 los que destina un habitante para pagar el almuerzo mensualmente y en Ecuador la cifra llega a los $96.000 mensuales.

En Holanda, pagar un almuerzo básico cuesta en promedio $35.500 pesos, similar a Venezuela, pero con un poder adquisitivo mayor y una inflación que no llega al 3%.

En Twitter: @cahurtadokyk

Fuentes consultadas: DANE(Colombia), INE (Venezuela), INEC (Ecuador), INEC (Panamá), INDEC ( Argentina), Eurostat ( Holanda y Reino Unido); ExpatArrivals, Numbeo, Hernán Galperín (Cifras de internet). 

Nota: El cálculo realizado para los servicios públicos solo tuvo en cuenta agua, luz y gas.