Se volvieron millonarios antes de los 18 años

5 de abril del 2015

¿Cómo lo hicieron? Ocho historias exitosas de emprendimiento.

Se volvieron millonarios antes de los 18 años

Para ser millonario no existe límite de edad. A veces solo es necesario una buena idea para hacer realidad un negocio.

Lea también: La suerte los hizo millonarios 

Los protagonistas de esta historia son dueños de pequeños negocios, inventores y  grandes emprendedores. Aprendieron de sus fracasos muy pronto. Estaban destinados para ser exitosos desde antes de cumplir la mayoría de edad.

Lea también: ¿Quiere ser millonarios? Entonces, resuelva uno de estos problemas 

Aprende algo de ellos. Tienen mínimo un millón de dólares en sus bolsilllos. ¿Cómo lo hicieron?.

Evan de EvanTube

Gracias al apoyo de su padre, este pequeño de ocho años lanzó su canal de YouTube, EvanTube, que le genera 1.3 millones de dólares cada año. Tiene casi un millón de suscriptores y sus videos suman más de 800 millones de reproducciones.

En su canal, que tiene grabaciones en HD y un impecable trabajo de edición, hace reseñas de juguetes, habla sobre cosas que a los niños de su edad le interesan y ha asegurado una audiencia que lo ha hecho crecer.

Si usted tiene el carisma para sacar un proyecto adelante, YouTube es un buen aliado para que haga crecer su marca. Desafortunadamente pocos emprendedores tienen el ‘factor ternura’ de Evan. Entonces si usted es padre, podría pensar en impulsar la carrera de su hijo en el portal de videos más importante del mundo.

Christian Owen

Es un joven británico que con tan sólo 16 años es dueño y fundador de Branchr, una exitosa empresa publicitaria de pago que envía más de 300 millones de anuncios a los más de 17.500 websites afiliados. Un negocio redondo.

¿Cómo lo hizo? Tuvo su primer PC cuando era adolescente y de forma autodidacta se obsesionó con el diseño de páginas web. Fue así como nació su empresa Mac Bundle.

El éxito de Owen radica en que supo negociar con los desarrolladores y fabricantes para ofrecer paquetes simples y económicos para sus clientes. “Tenía muchas ganas de crear algo innovador y simple, que revolucionaría la forma en que funciona la publicidad”, decía el joven millonario a la prensa cuando le preguntaban por su exitoso negocio.

Adam Hildreth

Cuando tenía apenas 14 años, se juntó con algunos amigos para crear Dubit, un sitio virtual para hacer networking –red de contactos profesionales-. En menos de dos años el sitio alcanzó popularidad.  A los 16 años, Adam contaba con 3.7 millones dólares en su cuenta bancaria.

La siguiente idea fue un poco más altruista y social: creo Crisp, una empresa de software que busca proteger a los niños de los depredadores sexuales en internet.

Cameron Johnson

Este joven encontró la fortuna de casualidad. Cuando tenía once años sus padres le pidieron  hacer las invitaciones para una fiesta.  A los invitados les encantaron y comenzaron a pagarle por hacerlas.

A los doce  años le ofreció a su hermanita $100 dolares por su colección de 30 Beanie Babies, unos peluchitos que causaban furor en ese momento. Les ganó 10 veces mas vendiéndolos por eBay. Al entender el potencial del negocio comenzó a comprarlos al por mayor y venderlos por Internet por la pagina de su negocio de tarjetas. En un año hizo $50 mil dolares de ganancia.

Con lo que ganó de la venta de peluches junto la base para su mejor negocio: un sistema de publicidad enviando correos masivos por Internet. Para hacerla realidad contrató a un programador. En dos años ganaba hasta $3mil dolares mensuales en ganancias por publicidad. La empresa se llamo EZmail.

A los 15 años mientras estudiaba en la secundaria su ingreso mensual ya era de 400 mil dólares. Ahora a sus 30 años, se convirtió en una celebridad en Estados Unidos, ha escrito varios libros, tiene diversos proyectos digitales y viaja por el mundo dando charlas de negocios y emprendimiento.

Geoff, Dave y Catherine Cook

Los hermanos David y Catalina Cook se estaban trasladando de escuela secundaria cuando se les ocurrió la idea de un anuario en línea para conocer nuevos amigos. Para empezar se dirigieron a su hermano, Geoff Cook. En 2005 Geoff se convirtió en el primer inversor y director ejecutivo de myYearbook. A medida que la compañía crecía, dejó el terreno de la escuela secundaria para conectar a la gente en general.

En noviembre de 2011, la red social Quepasa compró myYearbook por 100 millones de dólares en efectivo y acciones, y en junio de ese año myYearbook fue renombrado como MeetMe. Los tres hermanos siguieron trabajando en la empresa, con Geoff Cook como director general.

Farrhad Acidwalla

A pesar de asistir a una modesta escuela pública en India, no fue impedimento para que este niño de entonces  16 años fundara Rockstah Media, una agencia de marketing que tiene alrededor de 20 empleados en el mundo. “Mi equipo es la columna vertebral de mi empresa” dice Acidwalla.

Ahora a sus 21 años es considerado como uno de los empresarios más jóvenes del mundo. Su talento ha llamado la atención de medios como CNN, CNN-IBN, Livemint, MSN.com, Yahoo! Finanzas, The Economic Times y The Times of India, por nombrar algunos.

Emil Motycka

Lo que comenzó como un trabajo para podar el césped cuando tenía nueve años, se convirtió en Motycka Enterprises cuando cumplió 18. Para poder cumplir con las exigencias de ser adolescente, trabaja el turno nocturno y solo dormía cuatro horas. Esa cantidad de sueño tal vez no sea lo mejor, pero la perseverancia y estar dispuesto a hacer lo necesario para hacer el trabajo le sirvió de mucho.

Ryan de “La Repostería de Ryan”. Un montón de niños estuvieron en “Shark Tank”, Ryan iba en la primaria y logró recibir 25 mil dólares, un 25 por ciento de su negocio. Ahora tiene 12 años y es el joven emprendedor y fundador de una pastelería para perros. Está construyendo su negocio en una industria a prueba de la recesión. ¿La lección? Encuentra tu nicho, está esperándote.

¿Cree que es demasiado joven para alcanzar fortuna? Estas historias de pronto lo hicieron cambiar de opinión.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO