De una venta de pastelitos a un modelo de confianza

6 de julio del 2018

Una iniciativa que recibió el premio Andesco 2018 a la responsabilidad social empresarial.

De una venta de pastelitos a un modelo de confianza

Lo que inició como una pequeña venta de pastelitos de los hijos del gerente se convirtió en una idea de negocio que más que generar ganancias permite llevar bienestar a los empleados y a sus familias. De hecho, la iniciativa fue merecedora del Premio Andesco 2018 en la categoría de Responsabilidad Social Empresarial.

Se trata de un proyecto que surgió en Aguas Kpital, una empresa servidora de acueducto y alcantarillado de la ciudad de Cúcuta, Norte de Santander, que es administrado por el fondo de empleados y se basa en el fortalecimiento de valores.

Hugo Verlgel, gerente general de esta empresa, le contó a Kienyke.com que esta iniciativa surgió hace siete años a través de una venta de pasteles que sus hijos emprendieron al interior de la entidad, con el fin de obtener recursos e invitar a salir a los niños de los empleados con menos posibilidades económicas.

“Mis hijos quisieron vender pastelitos por las oficinas de la empresa, y la utilidad producto de esa venta la utilizaban para invitar a los hijos de los demás empleados a comer una pizza, a cine, a tener una salida”, expreso.

Y resaltó: “Fue maravilloso porque eran muchachos que muchas veces no habían ido a un teatro o a ver una película en tercera dimensión. Pero cuando mis hijos se cansaron de ir, porque los chicos se cansan, pusieron una mesita en frente del pasillo de la gerencia con una alcancía y una lista de precios”, expresó Hugo Verlgel.

De este modo, nació la Mercatienda de la Confianza, la cual se ha constituido actualmente como un supermercado que ofrece a los colaboradores de esta empresa y a los aliados estratégicos, así como contratistas, contratantes y su interventor, productos de la canasta familiar.

“Son unas ventas que se aproximan a los 40 millones de pesos mensuales y que, junto con otros negocios de un fondo de empleados que formamos para atender a ese supermercado, dieron una utilidad el año pasado de 120 millones de pesos que están siendo usadas para satisfacer necesidades básicas”, comentó el gerente de la entidad.

Una idea en expasión

Este fondo de empleados cuenta, además, con otras iniciativas como un restaurante con un enfoque en la nutrición sana para los trabajadores; una venta de seguros obligatorios y una feria escolar que se realiza al comienzo de cada año; siendo estas algunas de las principales iniciativas.

“Solamente hace falta ponernos de acuerdo para ejercer los valores en conjunto; cuando logremos eso, vamos a tener un gran potencial en nuestra cultura. Esta experiencia del fondo de empleados tiene cuatro años y nace del amor por lo nuestro y por los nuestros”, puntualizó Hugo Vergel.

Instalaciones que se encuentran al interior de Aguas Kpital, y que con su crecimiento también ha tenido un avance tecnológico: “Creamos un software para que ellos mismos etiqueten sus productos y mediante la colocación de su huella digital se cargue el insumo a la nómina”, anotó Vergel.

Los valores, la base de la Mercatienda

Zaida Bastos, gerente del fondo de empleados de Aguas Kpital, señaló que los grandes avances de esta iniciativa se dan gracias al trabajo por la solidaridad, la confianza y el respeto; por lo que a partir de indicadores se ha podido evidenciar el compromiso de los colaboradores.

“Nosotros no tenemos cámaras o cajeros, y por eso tenemos el indicador de la confianza. Cada mes hacemos inventario de todo, contamos producto por producto y lo comparamos con la compra, así que lo que falte es la pérdida. Hace poco me mandaron este indicador y estamos en el 97,40%, estamos bien. Con campañas como: ¡El supermercado es tuyo!, ¡aquí están las personas honestas del supermercado!, ¡excelente pagaste! poco a poco vamos promoviendo este valor”, dijo Zaida Bastos.

Así mismo, cabe anotar que las ganancias de esta tienda y del restaurante se destinan a fondos de educación y solidaridad.
“El fondo de solidaridad de Aguas kpital Cúcuta tienen para este año el programa de Vivienda digna con el fin de ayudar a los asociados que presentan dificultades en su vivienda como por ejemplo que no tengan el baño, la cocina, o una pared en mal estado. Allí entraría el fondo ayudándoles con esta necesidad de vivienda”, mencionó Bastos.

Por otro lado, el premio Andesco que recibió esta empresa representa el trabajo frente a la consciencia del querer ayudar a los otros y el gran reto que tiene frente a la posibilidad de implementar esta metodología en las diferentes empresas del país. “Ahora lo que queremos es ir a las empresas para contar esta experiencia y así empiecen a trabajar en esta iniciativa”, contó la funcionaria.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO