Lleva 40 años viviendo del porno sin quitarse la ropa

13 de julio del 2016

El negocio del porno nació en Colombia de la mano con el narcotráfico.

Lleva 40 años viviendo del porno sin quitarse la ropa

En este lugar el placer se puede comprar a muy bajo costo. Sus clientes aún entran con cierto misticismo, como escondiéndose.  Entre revistas, libros y afiches se esconde un mundo de placeres que es mal visto ante los ojos de la sociedad. Hombres y mujeres hacen de él un lugar único de lujuria. Esta tienda en la que se vende porno sobrevive pese al desarrollo frenético de la tecnología, del internet, de la televisión.

Está ubicado en el centro de Bogotá; es uno de los pocos establecimientos donde aún se consigue porno de los años 80 y 90. Por momentos parece un museo. En lugar hay VHS, DVD y revistas.

Lea también: Perrito vaginal, el ejercicio pélvico que aumenta el placer sexual

Los precios van desde los 5.000 a los 15.000 pesos. Este sitio lleva allí más de 15 años, pero su dueño completa 40 años viviendo de la industria de la pornografía. Vive del porno sin quitarse la ropa.

Pasó de vender revistas para niños a revistas para adultos.  “Lo hace solo por el negocio, por el interés económico. Él tenía una venta de revistas normales y los clientes empezaron a pedirle revistas para adultos”, aseguró Damian Rubio, hijo de Dimas Rubio, dueño del lugar, en diálogo con KienyKe.com. “Las personas aún compran VHS,  aseguran que son películas mejor hechas, más interesantes, donde la historia y el trama atrapan al que las ve”, agrega.

Además: Así funciona el único cine porno que hay en Bogotá

“Películas, eso es lo que más se vende. Las compran personas de entre 30 y 40 años que poco acceso tienen a Internet”, dice.

venta de revistas porno-04

El negocio del porno nació en Colombia de la mano con el narcotráfico ya que fue Édgar Escobar, jefe de relaciones públicas de Pablo Escobar, quien produjo más de 1000 escenas para la industria pornográfica.

“El negocio del porno se mantiene, no es tan rentable pero alcanza para vivir”, aseguró Dimas. “La revistas de adultos se venden más que cualquier otro tipo de revistas”, agregó.

En Manualidades se consigue material para todo tipo de población: Heterosexual, gay, bisexual, anal, interracial, maduras, lesbianas, casadas, jóvenes, embarazadas . “Lo que más se vende es el porno heterosexual”, recalcó Damian.

También: Así se hace un casting de cine porno en Colombia

El término pornografía tiene orígenes griegos, donde porno significa “prostituta” y la palabra grafía, “descripción”, es decir, “descripción de una prostituta”. Por lo tanto, la descripción de las prostitutas y de las actividades propias de su trabajo.

Además: 10 secretos del cine porno contados por quienes lo protagonizan

Lo más viejo que se consigue en este lugar es de los años 80. Cicciolina es la mujer que más preguntan, por ser tan reconocida en la industria porno. “Cualquier hombre de más de 40 años conoce su nombre y más de uno ha visto sus películas, aunque no es la única, hay gente que llega con el nombre especifico de la modelo o actriz que busca, la mayoría americanas”, dijo Rubio.

“Cumplimos con la leyes que establece las autoridades y estamos esperando cuales son los cambios con el nuevo código de policía”, aseguró Dimas.

Aunque en las películas pornográficas casi todo se vale, en este lugar se respeta la ley. Hay dos máximas: “No vendemos material pornográfico a menores de edad y no vendemos material donde los menores sean protagonistas”.

venta de revistas porno-03

En 1980 llegan de Europa y de Estados Unidos, gran cantidad de películas para adultos. Para la industria pornográfica, “Garganta Profunda” es considerada la mejor película probablemente de todos los tiempos. Es un filme que relata la historia de una joven que tiene el clítoris en su garganta y que para logar el placer sexual, necesita de hombres “dotados”. Otra película que también marcó la industria del porno fue  “El diablo y la señorita Jones”, es la historia de una joven decide suicidarse porque vive aburrida de la vida, y como penitencia para volver a la vida, debe entregarse a un sin número de placeres. “Aquí se consiguen todas”.

Lugares como los Sex Shop no venden este tipo de productos sexuales, “allí solo se consiguen juguetes y estimulantes”, afirmó Carlos*, uno de los clientes frecuentes de Manualidades.

El dueño asegura que con la llegada del Internet bajaron las ventas, pero igual, sigue vendiendo. “La imagen es lo que más vende, si no tiene caratula se queda. En la mayoría se ven mujeres, las únicas donde hay hombres son las de homosexuales”, dice.

venta de revistas porno-02

Desde la creación de la industria pornográfica se ha caracterizado por ser un negocio rentable. Estados Unidos es uno de los mayores productores de películas porno en la actualidad.

Entre las cosas más excéntricas que se encuentra es la Zoofilia. “Esta categoría también la llevan arto, aunque no hay variedad, ya que no se le puede meter nada más a la mujer, en ese caso ponen tres escenas en una sola película, cada una con diferente animal”, aseguro Damian en diálogo con Kienyke.com 

James Bond es una película convertida en porno. Allí se consigue la parodia del filme. “También esta la del Capitán América”.

La pornografía en una ciudad como Bogotá es un tabú, las personas que van por la calle y ven el letrero de venta de material triple X, se asombran, voltean la mirada. Carlos, uno de los compradores de películas porno,  habló con KienyKe.com:  “Soy un hombre maduro y no hay necesidad de hablar con tapujos. Todo empieza desde casa, cuando los padres le dicen a uno tápese, no muestre sus partes intimas. La culpa es de ellos, convierten el sexo en algo malo”.

venta de revistas porno-01

“El sexo hoy en día esta totalmente degenerado, es el mismo hombre el que lo ha vuelto así, antes era algo bonito”, aseguró el comprador.

Productos colombianos se han ido desapareciendo por la mala calidad. “La Revista Sueca era un ejemplar colombiano que se acabo desde que el porno en Colombia se volvió malo”, aseguró otro comprador.

“Las películas colombinas son más cercanas y están en español, tienen más misterio, lo que la hace más acogedora, las otras son todas en ingles, los temas son aburridos y la trama enreda a las personas, no se sabe quien es quien, uno sabe lo que va a pasar al final, pero no hay como en grito de satisfacción en español”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO