Un Año Viejo que se puede quemar en la casa

Un Año Viejo que se puede quemar en la casa

22 de diciembre del 2015

Los muñecos de Año Viejo son toda una tradición en Colombia. Simbolizan aquello que queremos dejar atrás, aquello que queremos quemar, los amores ingratos, las deudas, los malos recuerdos.

No en vano los años viejos son representados como villanos, o lo que uno considera como representantes del mal: Osama bin Laden, Sadam Husein, algún expresidente que esté lejos de nuestros afectos. O simplemente los muñecos pueden ser viejos borrachos que no inspiran nada más sino el deseo de quemarlos.

Durante muchos años era muy común ver en las esquinas de los barrios colombianos a estos personajes que en silencio esperaban su sentencia: a la medianoche del 31 de diciembre eran quemados, sus entrañas de pólvora volaban por los aires y quienes los habían pasado a mejor vida observaban sus pesares arder, en espera de que esa quema trajera cosas mejores para el año nuevo.

Partiendo de esta costumbre, la empresa Ártika creó un Año Viejo en miniatura para que los colombianos continúen con esa tradición sin salir de su casa. Se trata de un producto elaborado por artesanos colombianos, completamente seguro, que se puede quemar en la noche de Año Nuevo frente a la casa, en la azotea o en el patio.

Artika1

Según sus creadores, este muñeco no incluye pólvora o explosivos, la figura no explota, únicamente se quema y se consume dentro de la caja, que a la vez se debe quemar en su totalidad, lo cual no  representa ningún peligro. Los fabricantes recomiendan que los niños quemen los años viejos en compañía de adultos responsables y también sugieren quemar el kit encima de la tapa y en un espacio libre y seguro.

Lo que podría ser un manual de uso, se resume así:

1, Lleva la caja a un lugar abierto, seguro y lejos de cualquier objeto inflamable.

2. Saca a Guaitapuro de la bolsa y esparce el aserrín.

3. Pon la caja encima de la tapa y quema al muñeco junto con la lista de cosas que deseas olvidar.

La tradición de los años viejos se resume en el aviso publicitario que inventó Ártika para esta creación: “Te invitamos a que te reinventes, a que te inspires en tus sueños, en tus logros y en tus propósitos.”

La empresa colombiana Ártika tiene dos unidades de negocio, la corporativa y la de exportación, dentro de las cuales pueden encontrarse carrieles, bolsos inspirados en los colores de las hamacas colombianas, billetera femenina y carpetas.

Artika3