El emprendimiento que hizo posible una vaca por De la Calle

31 de mayo del 2018

#UnaVacaPorDeLaCalle rompió record en la plataforma Vaki.

El emprendimiento que hizo posible una vaca por De la Calle

Desde que inició la ‘vaca’ para ayudar a Humberto De la Calle a pagar su deuda electoral se han recolectado más $604’000.000 de pesos, a través de 14.805 ‘vakers’ que hicieron sus donaciones en la plataforma vaki.co. La cifra es del medio día del jueves pero aumenta por segundo.

La meta es de $1,534’000,000 de pesos y los donantes tendrán plazo hasta el 27 de junio para aportar. Pero, ¿de qué se trata esta página cuyo nombre es ahora viral y se dedica a la recolección de fondos para causas sociales?

Raissa Joao, cofundadora y CEO de Vaki le contó a KienyKe.com que fue una fiesta la que le dio vida a la plataforma. Entre risas, explicó que en una ocasión ella fue la encargada de la vaca para una fiesta de Halloween a la que asistirían 70 personas. Para simplificar el proceso de recolectar el dinero, en lugar de ir de casa en casa, se le ocurrió crear una plataforma.

“La idea de Vaki nació de una necesidad que teníamos como fundadores, queríamos recaudar fondos para un proyecto y optamos por crear una plataforma entre nosotros y nuestros amigos. Al principio la idea era hacer vaca entre amigos y lo que vimos al crearla es que estas, en varias ocasiones, eran causas, proyectos y fundaciones. Con el tiempo nos dimos cuenta de que había una gran oportunidad de ayudar a las personas por medio del crowdfunding”, declaró.

En las palabras de Joao, el crowdfunding es una herramienta digital que posibilita a las comunidades sacar ideas adelante sin la necesidad de intereses de terceros, solo con el apoyo financiero de la propia comunidad.

Cuando Raissa tomó la decisión de ejecutar el proyecto en octubre de 2015, solo eran dos personas: ella y un desarrollador web. Dice que fue “bastante sencillo”: en tan solo dos semanas y con 100 dólares crearon el portal.

A cambio del servicio que Vaki presta como una plataforma crowdfunding, cobra el 6% de los aportes recibidos, los usuarios pueden crear la campaña de manera gratuita.

Según la CEO de la plataforma, la petición más “curiosa e interesante” que han recibido fue la del zoológico de Barranquilla. Con el numeral #ElefanteAlDentista el zoológico pidió ayuda con el fin de recaudar fondos para una cirugía que necesitaba el animal, que en 2012 presentó una infección en su colmillo derecho por lo que tenía que ser intervenido.

En total recibieron $5’485,000 de los 25 millones que se necesitaba para la operación y 81 personas donaron para esta causa. “Lo que descubrimos con esta campaña es que el proceso odontológico de un elefante es bastante costoso”, aseguró Joao.

Sin embargo #UnaVacaPorDeLaCalle impuso récord en la página: en promedio cada petición recoge entre dos y cinco millones, pero la causa por el candidato está cada vez más cerca de su tope.

Para este caso, hay un auditor contratado por Humberto De la Calle que revisa cada uno de los aportes que se reciben.

¿Cómo se sabe que las peticiones son reales?

“Revisamos la persona que crea la campaña. Hacemos un chequeo de certificaciones para saber que no haya ningún problema legal con ella y leemos la petición”, contesta Joao. Hay dos tipos de petición que no reciben en el portal: si es ilegal o si es para una campaña política, tienen algunas reglas que deben seguir.

Además, hacen un control para saber si la campaña sí recibe aportes, cómo se mueve, si tiene redes sociales y si hay una fundación, una comunidad, página web, entre otros.

¿Quién audita el dinero?

“En la mayoría de casos no se necesitan auditores, ya que las campañas oscilan entre los dos y cinco millones de pesos. El creador de la campaña recibe una lista con los aportes y costos. La recolecta de De la Calle ha sido la más grande hasta el momento en Colombia y por eso él se preocupó por tener ese tipo de auditoría”.

Vaki entrará a Chile y México y se sumará a las grandes plataformas de alrededor del mundo. Como lo señala Raissa, en Latinoamérica este tipo de ayudas no son tan comunes, pero en el resto del mundo, sí. Por ejemplo, en Estados Unidos está la plataforma Kickstarter o una con más sentido social como lo es Gofundme.

Vaki empezó en una fiesta hace cuatro años y hoy es un emprendimiento en vía de expansión hacia el resto de América Latina.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO