Ventas por catálogo le ganan terreno a la grandes superficies

Ventas por catálogo le ganan terreno a la grandes superficies

4 de Noviembre del 2014

Las ventas por catálogo se han convertido en parte importante de la economía de los hogares colombianos. Primero, las personas que realizan estas ventas ven en esto una opción de aumentar y mejorar sus ingresos. Y segundo, las personas que adquieren estos productos muchas veces no se tienen que desplazar.  Sin duda, un segmento del comercio que sigue creciendo y ya le empieza a ‘robar’ clientes a las grandes superficies.

La venta por catálogo se consolida como uno de los canales que mayor desarrollo está teniendo en el mercado colombiano. Ha crecido un 26%, de acuerdo a un estudio realizado en el Panel de Hogares de Nielsen, que examinó el fenómeno en todas las categorías que hacen parte de los catálogos actuales. Los productos que más se destacan son la ropa, los asociados al cuidado personal, bebidas, joyería, accesorios,  fragancias, alimentos y hogar.

“La venta directa adquiere una importancia particular como un canal emergente frente a los canales regulares, mostrando un crecimiento relevante, convirtiéndose en un canal fuerte que además está impulsando el crecimiento de categorías que no se están moviendo de igual forma en otros canales”, señaló Paula Estevez, Gerente del Panel de Hogares de Nielsen.

Un hallazgo relevante del estudio, muestra cómo el formato de venta directa le está quitando participación a otros canales (53%), especialmente a las tiendas e hipermercados. Compras por catalogomercados.

Más hogares compran por venta directa

Además, hay cada vez más hogares usando la venta por catálogo como un mecanismo para abastecerse de ciertos productos. El estudio permitió establecer que los hogares también están incrementando su gasto por compra, especialmente en las categorías de productos de tocador, que impulsan el crecimiento y también se convierten en las de mayor peso para el canal.

Por categorías, Nielsen hizo un análisis del crecimiento de cada una dentro del formato venta directa, siendo alimentos la canasta que más crece (59%), seguida por productos de tocador (33%), bebidas (26%) y aseo (14%).

“Es importante resaltar que la venta aumentó además el gasto, que antes se hacía cada 42 días, y donde los hogares invertían unos $8.100 en promedio, ahora se hace un poco más seguido, cada 40 días, gastando unos $10.200”, agregó Paula Estevez.

¿Quiénes y cómo son los hogares que compran venta directa?

El estudio permitió identificar los hogares que hoy en día mueven este canal en desarrollo. La clase media es el más importante en todos los espectros del negocio de venta directa, es donde se encuentra el mayor número de compradores y más gasto se realiza.

Dentro de los hogares de más fuerte consumo se identificaron variables importantes. Están conformados por amas de casa jóvenes, y la edad promedio es entre 26 a 50 años.

“Las familias grandes y de estrato bajo suelen ser los clientes más comunes de la Venta Directa. Hogares conformados por 5 o más miembros, especialmente de estrato medio y bajo” agregó Estevez.

El estudio permitió establecer además que en promedio un hogar colombiano gasta $93.100 comprando a través de catálogos de venta directa.