Un emprendimiento empírico de suelo caribeño

14 de enero del 2020

El emprendimiento es transversal a los oficios.

Un emprendimiento empírico de suelo caribeño

Gran compromiso con la sociedad, dedicación, autocontrol para hacer frente a las situaciones difíciles, ser tolerante, tener empatía y mostrar interés por los demás. Estas son solo algunas de las cualidades que debe tener un policía, y todas las tiene Yessica, una barranquillera, que aunque no logró pasar el examen para ingresar a la institución, aplica día a día sus cualidades en su trabajo y emprendimiento.

En el Aeropuerto Internacional Rafael Núñez de Cartagena recibe por lo menos a 300 personas diariamente, cada una con historia diferente de por qué perdió su vuelo: “Cuando alguien vuela no sabes si está cumpliendo un sueño, quiere llegar a verse con su familia, quiere llegar a una cita de negocios, o simplemente quiere cumplir una meta, no me gusta complicarles la vida, no solo debes ver el signo pesos en su cara, entre todas las aerolíneas te eligió y por eso debes dar todo de ti”, comentó.

Con la mente en el cielo y los pies en la tierra

-“¡Yessica! qué lindos topitos, ¿Dónde los compraste?”- Luego de esa pregunta de una compañera y decir que ella misma los hacía, agarró una hoja de papel y anotó varios pedidos. Así fue como inició su emprendimiento. Más allá de cumplir extenuantes horarios y vivir el día a día, la joven de 32 años, que vive alejada de su familia por salir adelante y cumplir sus sueños, llega a su hogar a seguir trabajando.

Aunque no estudió nada relacionado con las artesanías es la responsable de que la mayoría de las mujeres del aeropuerto de La Heroica lleven un sello suyo con sus aretes y accesorios.

https://www.instagram.com/p/B7MKkg3B2OV/?utm_source=ig_web_copy_link

“No se puede perder tiempo llevando una vida rutinaria, en los espacios libres se pueden aprender cosas nuevas y así lograr cumplir sueños”, Yessica Gutierrez.

Aunque no tiene quien la reciba con los brazos abiertos en la habitación en la que vive en arriendo, comenta que sí la espera un sin número de pedidos para sus clientes. “Es como una pasión, si Dios te da un don por qué no aprovecharlo, aunque sé que hasta ahora estoy aprendiendo tengo muchas cosas en mi mente, quiero que mi marca sea reconocida y que cada persona conozca mi historia, para eso doy todo mi esfuerzo y dedicación”, comentó a KienyKe.com.

Además de salir adelante con su proyecto, las diferentes experiencias que ha vivido han llevado a la joven a tener varios sueños: “Siempre debes ser como un niño con esa sed por aprender, yo llegué a Cartagena como una niña y aunque he crecido y sé lo que quiero, no dejo de descubrir cosas nuevas”, dijo Yessica.

Decoraciones para fiestas, comidas rápidas, un salón de eventos, maquillaje, malteadas, manejo de caja, son tan solo algunas de las cosas que la barranquillera sabe hacer. “Sé que emprender no es fácil, pero creo firmemente en que con esfuerzo todo se logra”, finalizó.

https://www.instagram.com/p/B7Je-m2D6NC/?utm_source=ig_web_copy_link

Es por esto que asegura que no importa si se es un soldador, un carpintero o un mecánico, el ADN del emprendimiento no reconoce oficios o profesiones.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO