¿Qué omitió Séptimo día sobre la muerte de Clarena Acosta?

¿Qué omitió Séptimo día sobre la muerte de Clarena Acosta?

26 de mayo del 2011

La edición del programa Séptimo Día del domingo pasado, sobre el asesinato de Clarena Acosta, dejó un sinsabor en los familiares de la víctima. Sintieron que el programa estuvo recargado a favor del asesino, Samuel Viñas, y que se quiso mostrar que cometió el crimen presionado por la ira y el intenso dolor y sin pleno manejo de sus facultades mentales. “Viñas estalló en ira, estaba armado, enceguecido por los celos”, dice la periodista de Séptimo Día en el minuto 7.05 del programa, cuando se habla de que Clarena se negaba a entregarle su pasaporte a su ex esposo.

Por eso, Armando Llach Acosta, primo de Clarena Acosta, dijo el martes a varios medios de comunicación que un familiar de Samuel Viñas Abromohor que trabaja en el Tribunal Superior del Atlántico, podría ayudarlo a apelar la condena a 45 años que pesa sobre él. Además, afirmó que Séptimo Día contó verdades a medias y buscó “mostrar a este asesino como un inimputable (Persona eximida de responsabilidad penal por no poder comprender la ilicitud de un hecho punible) y es una gran mentira que no debemos aceptar”.

Los hijos de Samuel Viñas, Laura y Samuel David, testificaron en contra de su papá en un inicio. Sin embargo, se reconciliaron al final del juicio en noviembre pasado, una conducta que ha generado mucho revuelo y suspicacias en la familia de Clarena.

¿Séptimo Día obró a favor de Samuel Viñas? Napoleón Ricardo, el abogado de Rimberto Acosta, padre biológico de Clarena, le dijo al periódico El Heraldo que habló con la periodista del programa televisivo y le ilustró con argumentos jurídicos que Samuel Viñas estaba consciente al matar a su ex esposa. Sin embargo, nada de eso fue incluido en el programa. De hecho, Napoleón Ricardo también escenificó las circunstancias del homicidio, pero en el programa usaron las palabras de algunos familiares de la víctima y del mismo asesino, Samuel Viñas. ¿Es lícito que el asesino sea la fuente para hablar de las condiciones mentales en que cometió el crimen, en medio del proceso de apelación de su condena? Esta es la pregunta que quedó al aire el domingo en la noche al final del programa.

El abogado Napoleón Ricardo le dijo a Kien&Ke lo mismo que a la periodista de Séptimo Día, pero que, por razones desconocidas, omitieron en el programa. Su argumento radica en que Samuel Viñas cometió el delito en pleno uso de sus facultades mentales. De hecho, afirma que tiene el informe psiquiátrico de Medicina Legal que certifica la cordura de Viñas durante el crimen.

El programa Séptimo Día, del Canal Caracol, generó indignación en los familiares de Clarena Acosta. Afirman que habría estado parcializado a favor de la teoría que dice que Samuel Viñas no estaba en plena consciencia de sus facultades mentales al momento del asesinato. Medicina Legal ya dijo en un informe todo lo contrario.

¿Cuáles son los argumentos para decir que Samuel Viñas mató a su esposa con plena consciencia? El jurista describe la escena del crimen para demostrarlo. “Clarena estaba boca abajo en la cama, “de cúbito abdominal”, y fue Viñas el que la insultó. Le decía vagabunda, prostituta, y ella no le contestaba. Esto lo hizo en la alcoba de Clarena en presencia de su hija, Laura, Angélica Ahumada y el portorriqueño Charles Rodríguez. “La ira se desencadena cuando alguien es provocado de forma grave e injusta. No puede ser cualquier agresión. En el caso de Clarena, no había provocación de su parte. Ella no hizo nada, no habló, estaba boca abajo en la cama llorando. Nada de esto se dijo en el programa. Clarena era la agredida, no Viñas”, afirma Napoleón Ricardo.

Después de los insultos, Viñas saca a los presentes apuntándoles con la pistola en la cabeza. Primero saca a Angélica, luego a Luisa y por último a Charles. Cierra la puerta y pone el seguro. “¿Por qué le puso el seguro? Para que nadie entre y quedarse solito y hacer lo que se le diera la gana. Yo especulo y digo lo siguiente: si él tiene la capacidad mental para sacar a la gente con revólver, cerrar la puerta y poner seguro, el hombre estaba en pleno goce de sus facultades mentales” dice Napoleón Ricardo.

El juicio contra Samuel Viñas fue seguido por Twitter con gran atención por los lectores del periódico El Heraldo.

Después de hacer los dos disparos a escasos centímetros de la cabeza, Viñas saca las cuatro balas restantes y las deja caer al piso. ¿Por qué hizo eso? Según el jurista, para demostrar que no los había disparado. Luego, Viñas va hacia el cuerpo de Clarena, le alza la falda, le baja los calzones y toca su sexo. “Si él hubiera estado loco al momento del asesinato, se hubiera ido para el baño o para un lugar opuesto o se hubiera tirado al suelo. Incluso, hubiera disparado a la cama, a la pierna, no de una forma tan certera como lo hizo en la cabeza. Alguien que hace todas estas cosas, sacar los proyectiles que no habían percutido y tocar el cadáver, ¿podría estar loca?”, pregunta Napoleón Ricardo. Así las cosas, la defensa afirma que la apelación de Samuel Viñas a su condena de 45 años es injustificada.

Los magistrados tienen la palabra en esta novela, que no ha dejado de ser la comidilla en Barranquilla.

El abogado Napoleón Ricardo afirma que Séptimo Día omitió apartes relevantes de su entrevista en el programa, en especial los que dan cuenta de que Samuel Viñas no estaba loco al momento del asesinato.

Lea también: ¿Por qué mataron a Clarena? Sépalo por Twitter

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO