¿Se derrumba ‘el Tuso’ como testigo?

¿Se derrumba ‘el Tuso’ como testigo?

23 de junio del 2011

En junio de 2010, el narcotraficante Juan Carlos ‘el Tuso’ Sierra le dio a la Corte Suprema una extensa declaración que serviría para alimentar el proceso por parapolítica que el Alto Tribunal adelanta de manera preliminar contra el ex senador antioqueño Óscar Suarez Mira, barón electoral del norte del área metropolitana de Medellín.

Ese día, Sierra les dijo a los magistrados que si bien no conocía a Suárez Mira, sí apoyó su campaña política por medio de los jefes paramilitares Diego José Martínez, ‘Daniel Mejía o Danielito’ y de Rodrigo Pérez Álzate, ‘Julián Bolívar’, cabezas de la organización sicarial conocida como la ‘oficina de Envigado’.

Los magistrados quisieron ampliar el testimonio de Sierra el pasado 18 de mayo, a través de una videoconferencia desde la cárcel de Warsow en Virginia, Estados Unidos, donde se encuentra recluido. Pero el ´Tuso Sierra’ se echó para atrás. Dijo que él no había querido decir nada en contra del ex senador Suárez Mira y que lo malinterpretaron.

El “Tuso” se retractó en su última declaración contra el ex senador Oscar Suarez Mira.

“No ―dijo ‘el Tuso’―, yo lo que yo quise decir, o lo que dije, es que nosotros aportábamos dineros a la “Oficina” para lo que ellos pedían que se financiara, y uno ayudaba porque de ellos uno recibía favores”.

Los magistrados le preguntaron una y otra vez por asunto:  “¿Recuerda usted haber mencionado en su declaración anterior en una situación diferente al doctor Oscar Suarez  Mira?”, indagó uno de los magistrados, a lo que ‘el Tuso’, titubeante, respondió: “No. Yo lo que escuché del doctor Óscar Suárez, fue lo que yo… ehhh…  Lo que yo dije del doctor Óscar Suárez fue lo que yo escuché, no lo que yo haya vivido con él. Porque yo nunca tuve convi…  bueno no tuve relación con el directa”.

Ante la negativa, los magistrados le recordaron a Sierra que en su pasada declaración también habló de proyectos productivos desarrollados durante el proceso de desmovilización, que fueron apoyados por el entonces  senador Suárez Mira y su hermano Héctor Hernán, a través de la Corporación Cornare, que dirigía este último.

El “Tuso” Dijo que los paramilitares “chicaneaban” nombrando políticos.

En este punto, Sierra volvió a negar. Les dijo a los magistrados: “No. Yo lo que quise decir, o mejor, lo que paso, fue lo siguiente: al buscar el proyecto, no nos dijeron cómo operarlo. Cuando ya habíamos arrancado a hacer las instalaciones, nos dicen que los dineros no podíamos aportarlos nosotros, sino que tenía que ser a través de fundaciones o de corporaciones gubernamentales. Así fue que se busco al doctor este, no me acuerdo, el director de esta Corporación para que nos ayudara. Y él nos visito en la cárcel de Prosocial y nos dijo que nos iba a mandar unos técnico que nos dieron una capacitación”.

El magistrado le recordó a Sierra que en su anterior declaración había asegurado que  Oscar Suárez Mira y su hermano habían invertido dinero en los proyectos productivos porque le debían muchos favores a los paramilitares

Sierra, algo incómodo, no encontró otra explicación a su afirmación y optó por decir que lo que los desmovilizados afirmaban respecto a los políticos, lo decían por “chicanear”. “Doctor, a mí no me consta (…) Allá eso era al que mas chicaneara, el que más tuviera conexiones y el que más tuviera amigos. Ya hoy en día veo que no lo puedo precisar, porque aquí uno se da cuenta que era mas la chicanearía que la verdad.”

¿Qué llevo a Juan Carlos “el Tuso” Sierra a cambiar su testimonio? Nadie sabe. Aun así, los magistrados han continuado con sus pesquisas en el proceso contra el ex senador Antioqueño porque en el expediente existen otras evidencias que lo ponen contra la pared por  sus relaciones con grupos paramilitares.

Con este antecedente, no sólo ‘el Tuso’ podría ser investigado y procesado por falso testimonio. Sus contradicciones abren un inmenso boquete para que otros señalados por él le exijan a la Corte exigirse al máximo para confirmar o no las declaraciones de este narcotraficante que ha puesto en la mira de la justicia a muchos políticos, militares y empresarios.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO