Mónica Fonseca: “No me educaron pensando en género”

17 de marzo del 2018

La empresaria colombiana habló de cómo es su relación en casa con dos hombres: su esposo y su hijo

Mónica Fonseca: “No me educaron pensando en género”

Mónica Fonseca llegó a un café concurrido, al norte de la ciudad de Bogotá. No hacen falta las luces de la mañana, para que ella irradie luz. Su carisma, sonrisa, y talento la convierten en un ser imponente que todos los medios quieren capturar en la primera mirada que ella les regala.

Muchas mujeres en el sitio se preguntaban, en voz baja: “¿Cómo hace para estar radiante tan temprano?”, eran las 8:00 de la mañana. Y es que para quien es madre, empresaria, periodista, e imagen de belleza, estar radiante debe estar en su lista de tareas. Pero antes de eso, destaca que es madre, esposa, y dedicada, como toda mujer colombiana, luchadora, o empoderada como se define a quienes logran tener el control de sí mismas en pleno siglo XXI.

Mónica ha tenido reglas en su vida, las heredó desde pequeña, bajo el regazo de su padre quien debió enseñarle todo lo que debe hacer una mujer, aún en la ausencia de su madre, porque para ella, ser mujer lo es todo. Y no se limita. “A mí no me educaron pensando en género, mi papá nunca me dijo, ‘es que eres mujer, no puedes hacerlo’, no, al contrario, decía, ‘Mónica puede hacer lo que ella quiera'”, y así lo aprendió y lo ha aplicado toda su vida.

Pasaron los años y se empoderó, pero para catalogarla como una mujer empoderada, Mónica prefirió aclarar conceptos y destacó que “hay que tener cuidado con ese término, porque muchas empresas lo usan como un cliché, como algo que está de moda, pero empoderamiento es una palabra con mucho poder, como su etimología lo dice, es aquella persona que toma lo que le sucede como lecciones de vida, que se siente tranquilo consigo mismo, con su presente y su futuro”. Y aunque reconoce que esta palabra tiene un concepto muy amplio destacó que muchas mujeres colombianas, gracias a ese trabajo, esa lucha, han logrado abrir un camino muy grande para las que vienen formándose.

“Las mujeres colombianas, puede que no estemos liderando el país, pero estamos liderando las causas más importantes, estamos acompañando los proyectos grandes del país” Mónica Fonseca

Está orgullosa de sus raíces, de su país, y de ser la mujer en la que se reflejan muchas otras mujeres, pero es ella la que se siente orgullosa de todas las colombianas que han luchado por empoderarse de su territorio. “La mujer colombiana siempre ha estado empoderada, solo que antes no salía de su casa, porque no nos dejaban, pero hoy salimos porque podemos, porque nos lo hemos ganado, hemos demostrados todas nuestras habilidades como individuos para nuestra sociedad”, expresó.

Trabajo en equipo

Y no lo ha logrado sola, para ella el apoyo de su esposo, y los valores que ve cómo se le inculcan a su hijo es el resultado de un trabajo en equipo que ha sabido construir con dedicación, y sin poner barreras, sin hablar de géneros. “En casa logramos un trabajo equitativo, no hay géneros para las tareas. En casa todos lavamos los platos, todos salimos a trabajar, estudiar o hacer ejercicios. Entonces, cuando logras la equivalencia y no es distinto el uno del otro, porque como individuos valemos lo mismo, se ha hecho la tarea”. Por eso, para Mónica es fundamental que la sociedad deje de “diferenciar el género. Hay un conflicto muy grande en la humanidad con ese tema, y en casa es donde se empieza a quitar esas barreras de género”.

Toma algo de café, sigue sonriendo. Sube al escenario para despedirse de unas 50 mujeres y hombres que fueron a verla como imagen de Avon. Se disculpa, su hijo salió más temprano que de costumbre, pero no se niega a las fotos con todos los presentes, porque al final, Mónica es humana, es mujer.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO