La niña que habría matado la imprudencia de un joven conductor

La niña que habría matado la imprudencia de un joven conductor

23 de noviembre del 2014

El pasado viernes, sobre las 4.30 de la tarde, familiares, amigos y compañeros del colegio Santa Bárbara de Ciudad Bolívar, despidieron a Leidy Tatiana Medina Linares, la niña de 16 años que murió en un absurdo accidente de tránsito en la vía Bogotá-Fusagasugá.

Leidy, quien era estudiante de décimo grado, por sus buenas calificaciones fue premiada junto a otros 39 estudiantes para ser parte de un paseo a Melgar (Tolima). El bus de turismo en el que viajaba, conducido por Fernando Farfán, un joven de 22 años, terminó volcado a la altura de Silvania. Once niños resultaron heridos, cinco de ellos aún están hospitalizados debido a la complicación de sus heridas.

Leidy Tatiana, según su tío Jairo Martínez, era una niña muy aplicada en cuanto a su estudio. “Era buena jugando ajedrez. También para el colegio y no porque fuera mi sobrina, pero era una niña muy especial. Blanca, su mamá, trabaja vendiendo tintos en la calle y ella -Leidy- cuando no tenía obligaciones acompañaba a su madre a trabajar”, indicó Jairo a KienyKe.com.

Leidy soñaba con terminar el colegio para estudiar en la universidad y convertirse en una gran profesional. Quería ser doctora, según su tío. La niña iba por buen camino. La materia que más le gustaba era la biología y se esmeraba por aprenderla día a día.

“Era una niña muy querida. Todas las personas que la conocían llegaban a estimarla. Por eso, gracias a Dios, estuvo muy acompañada en el cementerio”, indicó su tío. La menor fue enterrada en el cementerio del Apogeo, ubicado en el sur de Bogotá.

leidy tatiana medina

Leidy Tatiana Medina tenía 16 años. Cursaba décimo grado, era una excelente estudiante y soñaba con ser médico.

Jairo también le indicó a KienyKe.com que están analizando la situación, esperando unos días de duelo para hablar con un abogado cercano a la familia con el fin de determinar la posibilidad si demandan o no la muerte de la menor.

Según los familiares de Leidy, varios testigos del hecho, indicaron que la culpa de lo ocurrido recae sobre Farfán, el joven que conducía el bus de turismo afiliado a la empresa Turisyep.

“Al parecer es un hombre sin experiencia para manejar por carretera y se dejó ganar de la velocidad. Según lo dice mi otra sobrina -hermana de Leidy- quien también viajaba en el bus, el conductor iba muy rápido. Parece que una mula lo pasó y el por volverlo a sobrepasar aceleró y en la curva perdió el control del carro y se volcó”, le dijo Jairo a KienyKe.com.

Leidy vivía con su hermanita Karen, de 13 años, y con su mamá, Blanca Linares. “Las tres tenían una relación muy bonita”, indicó Martínez, quien también dijo que su sobrina Karen, quien resultó golpeada en el accidente, está siendo tratada con psicólogos de la Secretaría de Salud, porque la pérdida de su única hermana la tiene demasiado deprimida.

Otra de las menores accidentadas, Paula Muñoz, quien se ganó una beca del Gobierno para iniciar una carrera universitaria al salir del colegio, permanece en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Simón Bolívar, perdió uno de sus brazos. Otra niña, quien fue trasladada al Hospital Kennedy, también perdió una de sus extremidades superiores.

El comandante de la policía de Tránsito, general Carlos Ramiro Mena, indicó ante medios de comunicación que las causas del accidente se están investigando, pero que al parecer, la imprudencia, la alta velocidad y la inexperiencia del conductor del bus habrían originado el trágico accidente que se llevó la vida de Leidy Tatiana.