Doce alimentos para combatir el cáncer

Doce alimentos para combatir el cáncer

29 de Diciembre del 2014

El Instituto Americano para la Investigación del Cáncer (AICR) ha determinado un listado de alimentos que pueden ayudar a combatir el cáncer.

Existe una fuerte evidencia de que una dieta variada de verduras, frutas, granos enteros y fríjoles ayuda a tener un menor riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer. Por esta razón, es recomendable que en las comidas el plato tenga 2/3 de estos ingredientes.

Lea también: Seis tipos de cáncer relacionados al sexo oral

La investigación sobre los alimentos que combaten el cáncer y pueden ayudar a la supervivencia del cáncer es continua y activa. Estos son algunos de los hallazgos del Instituto Americano para la Investigación del Cáncer.

Manzanas

Las manzanas son una fuente de fibra y vitamina C. La mayor parte de la potencia antioxidante que proporcionan proviene de sus fitoquímicos, que actúan en la detoxificación (neutralizar y eliminar las toxinas) de drogas, toxinas, carcinógenos y mutágenos.

Manzanas

Toronja

La mitad de una toronja mediana, de pulpa roja, rosada y blanca, ofrece al menos la mitad de las necesidades diarias de vitamina C de la mayoría de los adultos.

Soya

Los alimentos con soya son una buena fuente de proteína, fibra, potasio, magnesio, cobre y manganeso. La soya es también una buena fuente de grasas poliinsaturadas, de ácidos grasos omega-6 y tipos omega-3.

Estudios sugieren que las saponinas, uno de sus compuestos, pueden reducir el colesterol en la sangre y proteger contra el cáncer. Otros de sus componentes permiten la regulación del crecimiento celular, la auto-destrucción de células anormales y la progresión de tumores.

Linaza

La linaza es una excelente fuente de magnesio, manganeso, tiamina y fibra. Además una buena fuente de selenio y proteínas. Una porción, aproximadamente de 4 cucharadas de semillas de linaza, contiene más de 7 gramos de fibra.

Linaza

Cerezas

Tanto las cerezas dulces y como agrias son una buena fuente de fibra y vitamina C. Además contienen potasio.

Café

En general, el café es una fuente de la vitamina B2 y antioxidantes.

Arándanos

Son una excelente fuente de vitaminas C y K, manganeso. Además de fibra dietética. Los arándanos son uno de los frutos con más poder antioxidante.

Arandanos

Cereales integrales (arroz integral, avena, maíz, pan de trigo integral, cebada)

Los granos enteros proporcionan nutrientes, fibra y fitoquímicos que benefician la salud. Son fuente de fibra, magnesio y proporcionan proteínas.

Algunos de sus compuestos tienen propiedades anticancerígenas e impiden que las células cancerosas se diseminen.

Ajo

El ajo pertenece a la familia de verduras llamado allium. Esta también incluye cebollas, puerros y cebolletas. Los alimentos que pertenecen a esta familia probablemente protegen contra el cáncer de estómago. Por otra parte, la evidencia muestra que el ajo, en particular, posiblemente disminuye las posibilidades de padecer cáncer colorrectal.

En estudios de laboratorio, componentes del ajo han demostrado la capacidad de reducir la velocidad o detener el crecimiento de tumores en próstata, vejiga, colon y tejido del estómago.

La investigación también ha demostrado que un componente de ajo, llamado disulfuro de dialilo, ejerce efectos preventivos potentes contra cánceres de la piel, colon y pulmón. Recientemente, este compuesto demostró ser capaz de matar las células de leucemia en el laboratorio. Un compuesto derivado del ajo, llamado ajoeno, ha mostrado una actividad similar.

Ajos

Uvas

Las uvas y  su jugo son fuentes ricas de resveratrol, un tipo de fitoquímico natural. Los estudios sugieren este tipo de alimentos poseen un potente antioxidante y propiedades anti-inflamatorias. En el laboratorio, el resveratrol impidió desencadenar el proceso de cáncer en modelos celulares.

El resveratrol ayuda a desacelerar el crecimiento de las células cancerosas e inhibe la formación de tumores en las células de los ganglios, hígado, estómago y de mama. El resveratrol también ha provocado la muerte de los tumores de cáncer de leucemia y de colon.

También bloquea el desarrollo de los cánceres de piel, mama y leucemia en las tres etapas de la enfermedad (iniciación, promoción y progresión). Lea también:  Hábitos que lo pueden acercar al cáncer

Nueces

Las nueces contienen altas cantidades de antioxidantes. También  una amplia gama de otros compuestos potencialmente protectores como la vitamina E.

Este fruto seco ayuda a bajar el colesterol en la sangre. Además es un objeto de estudio por su potencial antioxidante y sus componentes anti-inflamatorios en el cuerpo.

Uvas

Tomates

El color rojo del tomate proviene principalmente de un fitoquímico llamado licopeno. Los tomates han atraído históricamente atención de los investigadores del cáncer de próstata porque el licopeno y sus compuestos relacionados tienden a concentrarse en los tejidos de la próstata.

El licopeno es un potente antioxidante que ha demostrado un potencial anti-cáncer en una variedad de estudios de laboratorio, deteniendo la proliferación de varios tipos de células cancerosas, incluyendo los de próstata, mama, pulmón y el endometrio. Además, contienen una fibra, vinculada a la reducción en el riesgo de cáncer colorrectal.

Tomates

Fuente: Instituto Americano para la Investigación del Cáncer (AICR)