Alkilados, los revolucionarios de la música

4 de noviembre del 2018

Todo comenzó con ‘Se Arrienda’, un proyecto universitario que poco a poco fue trascendiendo a lo que hoy en día es Alkilados. Lo único que se necesitaba en ese momento era bastante dedicación, amor y creatividad para salir adelante como grupo musical. Antes de la conformación de la agrupación, cada uno tenía una vida distinta […]

Alkilados

Foto: Tatiana Coy - Kienyke.com

Todo comenzó con ‘Se Arrienda’, un proyecto universitario que poco a poco fue trascendiendo a lo que hoy en día es Alkilados. Lo único que se necesitaba en ese momento era bastante dedicación, amor y creatividad para salir adelante como grupo musical.

Antes de la conformación de la agrupación, cada uno tenía una vida distinta y jamás se imaginaron poder llegar a un lugar tan alto como lo están hoy. Por un lado está Luis Fernando Torres, más conocido como ‘Lucho’. Este paisa era profesor de música en colegios y universidades, pero también dictaba clases a particulares. Y por otro lado se encuentra, Juan David Gálvez, ‘Juanito’, un manizaleño que hasta ahora iba a ingresar al pregrado de Comunicación Social.

Juan es un amante de las artes. Escribía, pintaba, tenía grupos musicales y al llegar a la universidad inevitablemente fue lo primero que hizo: crear una banda. Fue ahí cuando el ‘profe’ decidió ver al grupo en sus ensayos y se dio cuenta que tenían una propuesta bastante interesante. “Esto lo hizo por querer ganarse una platica de más”, afirmó Juanito entre risas.

Con el pasar de los días, ‘Se Arrienda’ iba adquiriendo más y más reconocimiento dentro del claustro hasta llegar a tener una gran fanaticada. Sin embargo, esto fue generando ciertos roces entre los directivos, así que ellos mismos decidieron terminar sus presentaciones dentro de la universidad.

Alkilados

Foto: Tatiana Coy – Kienyke.com

Como en las películas

Después de varias participaciones en diferentes medios locales, su fe se incrementó y fue ahí cuando decidieron tomar este proyecto con más seriedad. Lo primero fue cambiarle el nombre al grupo. Al buscar ‘Se arrienda’ en los diferentes buscadores lo único con lo que se encontraban era con casas, apartamentos y lugares para alquilar, es por eso que se cambió el nombre a Alkilados (Alquilados no pudo ser debido a que alguien ya tenían ese dominio).

En una Volkswagen Transporter comenzaron a recorrer todas las ciudades en Colombia hasta llegar a Ecuador. “El bajista una vez contó las veces que habíamos pasado por La Línea y aseguraba que en un año fueron 200”, relató con nostalgia ‘Juanito’. Una de las partes más difíciles de este proyecto fue aprender a superar cada situación que se les presentaba. “Infinidad de veces estuvimos varados, en derrumbes, durmiendo en carretera, en hoteles de camioneros”.

Creciendo al lado de los grandes

En el 2012, Dalmata, uno de los más grandes en la industria del reggueton los escuchó y quiso realizar un proyecto junto a los músicos. Realizaron ‘Solitaria’, canción que les dio mayor reconocimiento en el género. El sencillo lo realizaron en una tarde entre una fusión de reggae y reggueton. “Cuando sale esa canción nosotros no estábamos preparados, ni siquiera teníamos ingeniero de sonido”, añadieron.

“Nosotros hemos hecho el camino, no tan rápido, pero si desde abajo. Además, hemos visto crecer a mucha gente”, afirmó Lucho.

Los revolucionarios de la música

Esta interesante propuesta partió en dos la música urbana en Colombia. “Antes de Alkilados no existía el término de ‘Pop Urbano’, al principio se burlaron de nosotros, ya el resto es historia…”, afirmó Juan.

Alkilados

Foto: Tatiana Coy – Kienyke.com

VEN, el último sencillo

Alkilados conoció al músico y cantautor mexicano Espinoza Paz, hace 3 años en una ceremonia de los ‘Premios Grammy Latino’ que se desarrollaron en Las Vegas, cuando fueron nominados a ‘Mejor Interpretación Urbana’; tal y como ellos lo afirman, fue una conexión directa. “Desde ese día quisimos hacer una canción con él (…) tiempo después nació ‘VEN'”.

Este sencillo habla un poco de la idea de Alkilados, que es un camino a la innovación desde cualquier perspectiva, como en el sencillo pasado donde había una fusión de cumbia villera con un boliviano, como en esta con mariachis. “A esta canción la defino como improbable. Es demasiado improbable que se combine la música mexicana con el reggueton o la música urbana. Suenan las trompetas pero a la vez dan ganas de bailar” aseguró Lucho.

Por último, en sus proyectos a futuro esperan algún día llegar a grabar con artistas internacionales como: Juan Luis Guerra, Daddy Yankee y Don Omar; y nacionales como Fonseca y Andrés Cepeda.

“Seguiremos haciendo música e iremos hasta donde ella nos lleve”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO