¿Una amenaza escondida en carta de ‘La Oficina’?

13 de marzo del 2017

En un comunicado, la organización niega tener planes para atentar contra la fiscal de Medellín.

Narcotráfico

Foto: Shutterstock

Debido a los recientes golpes a las bandas criminales dedicas al narcotráfico en Medellín y el Valle de Aburrá y la denuncia hecha por la Fiscalía General de la Nación y la Alcaldía de Medellín sobre la existencia de un plan para atentar contra la vida de la Fiscal Claudia Carrasquilla, directora seccional de Fiscalías, KienyKe.com conoció un comunicado de la organización criminal ‘La Oficina’, en la que niegan cualquier plan para atentar contra la institucionalidad.

En el oficio, firmado por la Dirección Colegiada de Grupos Armados Urbanos ‘La Oficina’, aseguran que le comunicaron al Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, que desestiman los informes presentados por el alcalde Federico Gutiérrez y la propia Carrasquilla, el 28 de febrero y el 9 de marzo.

“Dichos informes se constituyen en un grave hecho de desinformación; consideramos que dichas acusaciones hacen parte de un plan oportunista y mediático con el fin de mostrar resultados en temas de seguridad y así poder justificar la política represiva, que en nada contribuye a la solución de la verdadera problemática social que a diario agudiza el conflicto armado urbano”, señala la organización en su misiva.

Además asegura que “las medidas coercitivas” que llevan a cabo las autoridades de Medellín y el área metropolitana lastiman su voluntad de hacer parte de un proceso de paz con el Gobierno Nacional.

“Esas medidas coercitivas quebrantan nuestra voluntad expresa y manifiesta de avanzar hacia un eventual proceso que facilite la transición de nuestros liderazgos en favor de la paz urbana, considerando ésta como el fundamento principal que complementa una paz integral; medidas que van en contravía al pueblo colombiano que anhela y reclama la concertación de acuerdos jurídicos y sociales que faciliten la disolución de todas las estructuras armadas al margen de la ley”, asegura la dirección de ‘La Oficina’.

Cabe recordar que en marzo de 2016, la organización expresó su intención de entrar en una negociación con el Gobierno y en noviembre del mismo año se conoció otro comunicado en el que le pedía al presidente Juan Manuel Santos iniciar un proceso exploratorio para consolidar la paz urbana mediante la justicia transicional que plantea el acuerdo con las Farc.

Pero la respuesta a dicha solicitud, por medio de la Oficina de Alto Comisionado Para la Paz, fue que los Grupos Armados Organizados (GAO), como se les conoce a las Bandas Criminales (BACRIM), no tienen estatus político; por tanto, el único proceso aceptado por el gobierno con ellos es el de sometimiento a la justicia sin negociaciones.

¿Una amenaza entre líneas?

Al final de la comunicación, la organización incluye una cita del poeta Gonzalo Arango que puede llegar a interpretarse como una amenaza.

“ (…) ¿No habrá manera de que Colombia, en vez de matar a sus hijos los haga dignos de vivir? Si Colombia no puede responder a esta pregunta entonces profetizo una desgracia: Desquite resucitara (sic), y la tierra se volverá a regar de sangre, dolor y lágrimas”.

Queda en el aire la pregunta: si no se llega a una negociación y siguen los ataques contra las bandas criminales en la capital antioqueña y los territorios donde opera ‘La Oficina’, ¿recrudecerán su actuar delincuencial?

Respuesta de Federico Gutiérrez

Al conocer el comunicado, el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, manifestó que en la ciudad no va a parar la ofensiva contra las estructuras criminales, “van dando buenos resultados y cada vez tienen que ser mejores”, manifestó.

“Continuaremos trabajando de manera articulada con la Policía, la Fiscalía y el Ejército y, por su puesto, con la gente, para que se sienta que cada vez los resultados son mejores”, expresó el mandatario local.

Frente a la posibilidad de iniciar un proceso de paz con ‘La Oficina’, Gutiérrez aseguró que eso es competencia del Gobierno Nacional, el Presidente de la República y la Fiscalía General. Ellos “son los encargados de liderar todos esos procesos en caso de estar de acuerdo en algún momento”, dijo.

Y recalcó: “Quien desee someterse a la justicia, debe hacerlo bajo las reglas de la Fiscalía, que es lo más importante. Mi función es darle tranquilidad a la ciudadanía y es lo que estoy haciendo. No vamos a parar, vamos a continuar con todos los operativos contra la criminalidad en la ciudad de Medellín. Yo me comprometí y voy a continuar”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO