¿Lo reconoce? Es el niño que ganó el primer Factor XS

¿Lo reconoce? Es el niño que ganó el primer Factor XS

2 de octubre del 2014

La imagen del niño pastuso vestido de mariachi se desvaneció. Andrés Camilo Hurtado, el ganador de la primera versión del Factor XS, tiene 19 años y cuerpo de fisicoculturista. El año pasado ocupó el tercer puesto en una competencia de este deporte en Pasto (Nariño). Pero no lo hará de nuevo porque considera que esa disciplina es demasiado exigente para el cuerpo.

Lea también: Famosos que odian a sus padres

Está soltero y se considera aburrido. Hace cuatro meses estudia locución y periodismo y pronto comenzará a grabar una película. En su tiempo libre va al gimnasio, compone canciones y asiste a un de grupo de oración que le cambió la vida.

[youtube width=”549″ height=”366″]http://youtu.be/HtT4vyJn_gQ?list=UUOZc4dFnyAYceKqFk_15QPQ[/youtube]

No ha dejado las rancheras y este año retomó su carrera musical con el lanzamiento de una canción llamada ‘Iluso’.  Ha ganado dinero como cantante pero admite que “es un medio complicado porque la música es difícil, hay que invertir en publicidad y marketing. Además el trabajo es bastante competido”, dice. El precio mínimo de su show -en el que participa una docena de personas- es de 5 millones de pesos.

Después de que Andrés fuera elegido por los colombianos como el ganador del reality show, tomó una pausa en su carrera musical. “Todo cantante siempre debe hacer una pausa y yo lo hice porque las cuerdas vocales necesitan hacer una breve pausa por el cambio de voz. Además decidí continuar con mis estudios”.

Andres Camilo Hurtado

Han pasado ocho años desde que se hizo famoso y asegura que el Factor XS le abrió muchas puertas en el país y el exterior. Sin embargo, lo más difícil de esta experiencia fue estar lejos de su familia. No se arrepiente. “Fue una bendición de Dios haber participado en un programa de esa magnitud y haber ganado después de tantas cosas. Agradezco mucho al público colombiano y a Dios”.

Lea también: Famosos que fueron maltratados en su niñez

La lección que le dejó su paso el Factor XS fue luchar por los sueños. “Lo más importante es que confíen en Dios todopoderoso porque él es quien realiza los sueños. Todavía tengo sueños aparte de cantar y de mi profesión, quiero hacer una fundación para madres y padres cabeza de familia. No he terminado, soy un persona muy soñadora”.

Andres Camilo Hurtado

Andrés confiesa, sin dar muchos detalles, que una situación difícil lo acercó a Dios. Habla del amor, problemas íntimos y dificultades que se ven en todas las familias y parejas. Todos los martes asiste a un grupo de oración de una iglesia católica que se llama Juan 23. “Esa es la gran razón de la persona que ahora soy”, dice. En sus palabras siempre menciona a Dios y le agrace por su talento.

El Factor XS le dejó una batería, un viaje a España, la grabación de un CD y un contrato con RCN Televisión. Todo eso caducó pero para Andrés lo más valioso es que la gente todavía lo recuerda. Dice que con el dinero del concurso no se dio muchos gustos ni viajes. “La verdad siempre mi familia ha necesitado. Quiero ante todo que mi familia, hermanos y primos salgan adelante. Los he ayudado lo que más he podido”.

Andres Camilo Hurtado 1

Dice que no tiene ínfulas de famoso, se describe como una persona común y corriente que gracias a Dios tiene un talento en su garganta. “Tal vez eso me hace diferente, pero creo que hay que saberlo llevar con cautela”. Para Andrés la fama es un medio corrompido.

En el gimnasio busca alejarse de la rumba y los vicios. Va una hora al día y hace una rutina estricta. Le ha costado mucho marcar los músculos del abdomen porque “gran parte de lo que uno come se va para allá”. Su parte del cuerpo favorita es el pecho. No lleva una dieta estricta y dice que su raza le ha ayudado a lucir musculoso.