El barbero de las estrellas del Mundial

5 de julio del 2018

Conozca la historia de este peruano.

El barbero de las estrellas del Mundial

Llegó a Rusia con la esperanza de ver a su selección disputar un mundial luego de 36 años de ausencia en la cita orbital. Tres maletas llenas de ilusiones y sueños fueron su única compañía. Recorrió más 12.636 kilómetros con tal de ver en primera fila a Perú contra Dinamarca, pero la vida le dio la oportunidad de participar en la Copa del Mundo más allá que como un simple espectador.

A sus 28 años pocos se pueden dar el lujo de decir que han conocido gran cantidad de países gracias a su trabajo, y menos si este es ser barbero, un oficio inexistente en muchas partes del mundo y que en Perú está tomando gran auge.

Sencillo, amable, trabajador y soñador son las palabras con las que se describe Antonio de la Fuente, el hombre que llegó a Rusia motivado por la participación de Perú en el mundial, pero que gracias a su trabajo se encargó de mostrar la mejor cara de grandes estrellas como lo son Ángel Di María, Ever Banega, Paulo Dybala, Jefferson Farfán y el que para él es el mejor futbolista del mundo: Lionel Messi.

No es sencillo llegar a un país en el que no se domina su idioma y reconoce su cultura, por esto, antes de iniciar su aventura en territorio ruso le pidió a su buen amigo Jefferson Farfán (futbolista de la selección peruana que vive en Rusia) que lo recomendara para poder trabajar a domicilio durante su estancia en Europa.

“Antes del partido contra Dinamarca, fui a la concentración de la selección a cortar a varios jugadores. André Carrillo compartió una fotografía en su cuenta de Instagram y la vio uno de los jugadores de la Selección Argentina que inmediatamente reconoció mi trabajo”, cuenta con orgullo de la Fuente a KienyKe.com al recordar ese momento.

Una fotografía fue su boleto de entrada al lugar que funciona casi como un búnker: la concentración de la Selección Argentina. A pesar de que las medidas de seguridad eran extremas, ingresó con facilidad gracias a la recomendación de Marcos Rojo. En principio pensó que solo cortaría el cabello del defensa del Manchester United y Nicolás Otamendi, pero con el pasar de los minutos fue viendo como inició un verdadero desfile de estrellas. Dirigentes de la AFA, Gabriel Mercado, Ángel Di María, Ever Banega, Paulo Dybala y Gonzalo Higuaín fueron algunos de los que depositaron su voto de confianza en él. Sin embargo, en su mente no dejaba de retumbar el nombre de Lionel Messi, conservaba la esperanza de trabajar para uno de sus grandes ídolos.

“En ningún momento pensé que todo fuera a pasar tan rápido. Confío mucho en mi trabajo pero la verdad viví un momento soñado”.

Al ver que Messi no bajaba, visiblemente emocionado preguntó por el astro argentino, los demás jugadores rieron y le explicaron que no se iba a cortar el pelo. A pesar de que sabía que su estadía en ese lugar obedecía a motivos laborales, su ilusión decayó con la contundente frase.

En un momento llegó a pensar que la oportunidad dorada de conocer a Messi se había ido, pero su trabajo gustó tanto en el seno de la concentración argentina que lo llamaron nuevamente para realizar unos cortes. ¿El motivo? El crucial encuentro ante Francia válido por los octavos de final de la Copa del Mundo.

Ya en la concentración, mientras se encontraba comiendo, Marcos Rojo le dio la noticia que tanto estaba esperando. “Escúchame, Leo bajará de último a cortarse”, en principio creyó que se trataba de una broma, después se dio cuenta de que Rojo hablaba con tal seriedad que los nervios se apoderaron de su cuerpo.

“Siempre he considerado que Messi es el mejor del mundo. He visto toda su evolución de juego y considero que es el mejor de la historia. Poder trabajar junto a él y que millones de personas vieran mi trabajo para mí era motivo de orgullo”.

El momento soñado

Caía la noche en territorio ruso. Antonio completaba casi seis horas de trabajo continúo con los jugadores de la ‘albiceleste’ y las energías comenzaron a agotarse. Cuando sentía que iba flaquear vio como de repente la presencia de su ídolo lo llenó de energía y lo motivaron a acabar el corte que estaba realizando para motilar a la ‘pulga’.

El momento de peluquear a Messi llegó. Mientras intentaba poner la característica capa de corte sobre el astro argentino, sus manos temblaban, estaba cumpliendo uno de sus grandes sueños a nivel personal y profesional. Visiblemente emocionado le expresó a Messi la importancia de trabajar para él, el futbolista argentino apenas sonrió.

En el tiempo que duró el corte, Antonio habló de gran cantidad de temas con el delantero del FC Barcelona. La eliminación de Perú, su balance del mundial e incluso le contó detalles poco conocidos sobre su vida como el hecho que tenía familiares viviendo en Perú jugando en el Melgar de Arequipa.

“En el tiempo que duró el corte Messi se portó de maravilla. Es un hombre bastante sencillo, humilde, conversador, respondía todas las preguntas que le hacía que por cierto fueron bastante (risas). Le dije que el corte que iba a hacer sería el mejor de mi vida debido a lo que él representa para mí y por la cantidad de personas que lo siguen. Se reía en todo momento, es un gran ser humano”, recuerda De la Fuente.

Un día después el mundo fue testigo de como Messi lució el corte en el partido contra Francia en el que Argentina cayó derrotada 4×3 y significó la eliminación de la ‘albiceleste’ de la cita orbital. Antonio no pudo ocultar la cantidad de sensaciones positivas que sintió al ver a los fanáticos del fútbol comentando el peinado del astro argentino.

A pesar de la rápida eliminación de Perú, este joven barbero de 28 años recordará el 2018 como uno de los mejores años de su vida. Fue testigo de como su selección regresaba a un mundial luego de 36 años. Trabajó de primera mano para varias de las figuras del combinado ‘inca’ y, por supuesto, conoció a las grandes estrellas de la Selección Argentina lideradas por Messi.

Ahora con toda esta experiencia a bordo espera retribuir para que el oficio como barbero sea reconocido y dignificado en su país. Por medio de talleres buscará formar una nueva generación de barberos profesionales que sean capaces de afrontar los retos que exige esta profesión. En pocos días retornará a Perú, con las mismas tres maletas con las que inició esta aventura, esta vez con varios de sus sueños cumplidos, pero con gran cantidad de retos por realizar.

Por: Andrés Romero Cuesta

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO