‘Aquarela’ que amenaza al fuerte de San Felipe de Cartagena

Efe

‘Aquarela’ que amenaza al fuerte de San Felipe de Cartagena

21 de octubre del 2017

Acuarela es la técnica más común de las cientos de obras pictóricas que turistas encuentran en las calles del centro amurallado de Cartagena, que compran y se llevan a sus países de origen como recuerdo de la Heroica.

El Cerro de la Popa, Las Bóvedas, las playas y las diferentes fortificaciones son solo algunos de los lugares ilustrados en esos pequeños lienzos que los visitantes de Cartagena guardan y atesoran como una pieza que recuerda la historia colonial de la ciudad – y del viaje-.

En contraste, es ahora otra ‘Aquarela’ la que amenaza la inspiración de los artistas que retratan esos lugares de la historia heroica; la amenaza de uno de los más emblemáticos sitios que son los que configuran toda la atracción turística de Cartagena.

‘Aquarela’ es un edificio de treinta pisos que se levanta en un barrio cercano al Castillo de San Felipe de Barajas, una de las joyas arquitectónicas de ingeniería militar más importantes del período colonial en Latinoamérica. Lugar que desde hace 33 años está en la lista del Patrimonio Cultural de la Humanidad, lo cual supone una protección especial que incluye el mantenimiento físico, estructural e incluso visual a través de la demarcación de zonas de influencia.

En otras palabras, nadie podría tomar alguna determinación, por ejemplo de destruirlo o hacerle alguna modificación – como alguna vez ocurrió con las murallas –, y muy particularmente, no puede haber ninguna edificación alrededor que imposibilite ser apreciado a cierta distancia. Cualquier obra civil que se realice en el perímetro de influencia debe ser autorizada por el Ministerio de Cultura.

Y es allí donde está la gravedad del asunto. Resulta que “Aquarela” no está localizado dentro de esa perímetro de influencia del Castillo de San Felipe, pero sí podría afectar su entorno; así lo corroboran las imágenes que se han conocido hasta el momento y es también la preocupación que revela el Ministerio de Cultura, aunque no esté dentro de su jurisdicción.

Un informe de la cartera nacional de cultura dice que desde el pasado 4 de abril de este año esas preocupaciones fueron manifestadas a la Alcaldía de Cartagena donde se explicó el riesgo de la altura del edificio. Hoy aseguran desde el Ministerio que esa comunicación nunca fue respondida por la Alcaldía.

Son entonces los responsables de la definición de edificabilidad en esa área la Curaduría Urbana No. 1 y a la Alcaldía de Cartagena, teniendo en cuenta que en 2001 la autoridad local elaboró el, ya hoy desactualizado, POT.

Castillo San Felipe Cartagena

Efe

El Castillo de San Felipe de barajas es una construcción española comandada por el almirante Edward Vernon en 1741 en el siglo XVI durante el reinado de Felipe II y se convirtió en una fortaleza de defensa de la ciudad de los ataques de piratas y corsarios.

El proyecto residencial “Aquarela” es de 540 apartamentos y tiene licencia de vivienda de interés social, es decir, para familias de estratos bajos; pero la web de la constructora muestra un diseño de apartamentos más parecido a los de estratos medios y altos, que incluye piscina, gimnasio y amplias área sociales.