Angamuco, una antigua Manhattan bajo la tierra

Angamuco, una antigua Manhattan bajo la tierra

20 de febrero del 2018

Ese viejo pero cierto refrán popular que reza “entre cielo y tierra no hay nada oculto” parece ser cada vez más cierto. Un reciente hallazgo reveló ante el mundo una antigua ciudad mexicana, llamada Angamuco, que a pesar de los siglos se negó a desaparecer.

Aunque el mundo escuchó por primera vez el nombre de Angamuco en el 2007, no fue sino hasta ahora y gracias a una novedosa tecnología, que se pudo conocer las particularidades de esta antigua civilización.

Este reciente descubrimiento fue posible gracias a Chris Fisher, arqueólogo de la Universidad Estatal de Colorado y autor de una investigación que puede dar un giro a la historia de esta civilización mesoamericana, ya que era poco o casi nada lo que se conocía de esta cultura.

“Es increíble pensar que esta enorme ciudad estaba en el corazón de México sin que nadie supiera de su verdadera dimensión. Yo he estado trabajando en esta zona desde inicios de los 90, pero en 2007 aún no habíamos detectado la ciudad de Angamuco con las labores de campo arqueológicas tradicionales que habíamos llevado a cabo hasta entonces, como la exploración del lugar o caminando por el área”, afirmó Fisher.

Lo misterios de Angamuco

De la antigua ciudad mexicana se sabe que fue erigida por la civilización Purépecha y que alcanzó su máximo nivel de desarrollo gracias a su ubicación estratégica.

Surgió en lo que para muchos era un terreno inhóspito, por ser muy rocoso, pero en ese sitio estaba la clave para el progreso, ya que allí pudieron levantar sus edificaciones que, según cálculos de los científicos, superan más de 40.000. De ahí proviene su comparación con la isla neoyorquina de Manhattan.

Este sorprendente hallazgo fue hecho por arqueólogos gracias a una novedosa tecnología denominada Lidar (Light Detection and Ranging – detección y medición de imágenes con láser-), la cual consiste en determinar la distancia desde un emisor a un objeto o superficie al utilizar un escáner con láser que integra la geolocalización satelital y ayuda a crear imágenes en alta definición de objetos ocultos por densas capas de vegetación.

De esta manera pudieron crear imágenes en alta definición de la milenaria ciudad de la cultura Purépecha, que se extendía a lo largo de 26 kilómetros cuadrados y  que, en vez de contar con un gran centro, sus miles de pirámides y plazas abiertas se agrupan en ocho áreas que limitan la urbe.

Pero lo más sorprende de este descubrimiento fue el grado de desarrollo que alguna vez alcanzó esta metropolis del pasado y es por eso que muchos se atrevieron a compararla con ciudades modernas como Nueva York.

Y muy lejos de los que muchas personas pensarían, esta civilización en pocas palabras parecía que estaba adelantada a su época. No es para menos, entre los descubrimiento hechos por los científicos se encontraron decenas de pirámides, varios templos, un sistema de calles, áreas de cultivo,  zonas de baile y edificios que podrían albergar a 100.000 personas.

El pueblo Purépecha históricamente fue rival de los Aztecas. Tiempo antes de la conquista de América por parte de los españoles se constituía como una de las grandes potencias que alcanzó su máximo desarrollo a orillas del río Pátzcuaro de Michoacán, sin embargo, pese a su coraje y valor para luchar, no lograron sobrevivir las barbaries de la época de la colonia.