Volver a la paz con muñecos de trapo

3 de abril del 2019

70 mujeres víctimas del conflicto armado y desplazadas por la violencia vuelven a la vida.

Volver a la paz con muñecos de trapo

La estrategia, diseñada por el Laboratorio de Innovación para la Paz, de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), se concentró en desarrollar tres proyectos encaminados a proveerles recursos adicionales y facilitar los procesos de reconstrucción de la memoria sobre las distintas violencias que han tenido que enfrentar.

“El colectivo ‘Hijos e hijas del Sol’ se constituyó hace cerca de seis años por iniciativa de algunos estudiantes de la U.N. cuyo propósito es llevar sus conocimientos a la práctica por medio de la educación popular”, destaca Marjory Linares, estudiante de la Especialización en Justicia, Víctimas y Construcción de Paz, de la Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales de la U.N., quien integra el equipo de trabajo junto con otras 14 personas, estudiantes de la Institución y docentes de las universidades Pedagógica y Distrital.

Como se trata de personas que desconocen sus derechos como víctimas, a medida que creció la confianza con ellas se ha venido trabajando en proyectos alrededor de los cuales se fueron congregando mujeres provenientes del Tolima y de los Montes de María, en el departamento de Bolívar.

Gracias al proyecto “Cuarto de la reconciliación”, la estrategia busca consolidar un espacio físico en el que se desarrollen las diferentes iniciativas, que albergue diferentes tipos de máquinas, sirva de base para comercializar los productos y como lugar de reunión para talleres como el de marroquinería, este último a cargo de Rosa Roja, iniciativa que articula experiencias de mujeres emprendedoras alrededor de distintos proyectos. (Ver nota agenciadenoticias.unal.edu.co/detalle/article/victimas-del-conflicto-y-reincorporados-transforman-retales-de-cuero.html).

Manos amasando la paz

Este proyecto está encaminado a trabajar temas asociados con el género y la violencia a partir de una serie de figuras elaboradas con la técnica de porcelanicrón.

Por las festividades de Navidad se elaboraron objetos alusivos como árboles, canastas de flores, pesebres y cofres, para que las participantes se familiarizaran con la técnica.

Lo ideal es que ellas hagan sus propias propuestas; hasta el momento se ha logrado cerrar un primer negocio asociado con la elaboración de unos pines que serán empleados en una jornada de reconciliación.

Chiros de la memoria

Con la elaboración de muñecos de trapo se busca que las mujeres realicen un ejercicio de memoria de los hechos victimizantes que vivieron en el marco del conflicto armado en sus respectivos territorios

Gracias a que las participantes tienen un interés particular por las artesanías, el proyecto se destaca por sacar el mayor provecho posible de sus habilidades.

“Estas mujeres vienen de regiones con características e idiosincrasia muy distintas a las de Bogotá, y al llegar a la ciudad encuentran un escenario hostil, además de la ruptura de sus tradiciones, relaciones familiares, sociales, culturales y económicas, por lo que deben adaptarse a condiciones que les generan, además de revictimización, otras vulnerabilidades”, destaca la estudiante.

La propuesta busca dignificar a sus muertos, contribuir a que las mujeres se reconozcan como sujetos de derecho y generar formas de economía solidarias y autónomas.

Este proyecto también contempla la construcción de diversos objetos asociados con espacios y lugares significativos como casas, montañas y árboles que formaban parte esencial de su entorno, con el fin de darle vida al Museo Itinerante de la Memoria, que se exhibirá en distintos lugares.

Lencepaz es otra de las iniciativas que busca fortalecer las habilidades de las participantes tanto en la elaboración como en la producción y comercialización de objetos de lencería.

El Laboratorio de Innovación para la Paz es una iniciativa liderada por el Centro de Pensamiento y Seguimiento al Diálogo de Paz, de la U.N., ViveLab Bogotá, espacio operado por el grupo InTIC Colombia –de la Facultad de Ingeniería– y por la Dirección de Investigación y Extensión de la U.N. Sede Bogotá.

Con información de Unimedios

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO