Las tácticas de los conductores Uber para protegerse de los taxistas

Las tácticas de los conductores Uber para protegerse de los taxistas

17 de enero del 2017

Ricardo* conduce un Chevrolet Aveo gris modelo 2009. Luego de la ola de casos violentos por parte de algunos taxistas, colocó en la ventana trasera y la frontal del carro una calcomanía en la que anuncia que no se encuentra prestando servicio a Uber. Sin embargo, cada noche, a partir de las 6 de la tarde se conecta a la aplicación y empieza a realizar viajes.

Lea también: Investigan si taxistas son responsables de quemar un carro en Bogotá

Esta es una de las tantas medidas que ha tenido que tomar para poder trabajar de manera segura y de esta forma evitar acciones como la ocurrida el pasado lunes 16 de enero en la noche, en la que resultó incinerado un vehículo particular en la ciudad de Bogotá, en la calle 170, a la altura de La Conejera. Un grupo de taxistas estaría detrás del atentado, ya que, al parecer, se trataba de un carro que prestaba el servicio de Uber, a pesar de que Jonathan, el dueño del vehículo, aseguró que no trabaja para Uber .

En diálogo con Kienyke.com, Ricardo explicó esta y otras formas usadas para protegerse: “Como conductor, uno maneja con miedo. No se sabe en qué momento un taxista llega a atacarlo. La ventaja de tener un carro particular es que hay formas de pasar inadvertido, pero ellos también tienen mañas y saben identificar cuando se está prestando el servicio”.

Además: ¿Cuánto estaría dispuesto a pagar por un servicio de Uber?

Hechos como el de este lunes son cada vez más comunes y terminan afectando no solo a quienes prestan el servicio, sino también a los clientes o a conductores que nada tienen que ver con Uber. Los temores vienen de iniciativas como un panfleto que circula en la ciudad y el cual está hace meses en manos de las autoridades. El papel invita a los ciudadanos a llamar a un número celular para tender trampas contra la plataforma a cambio de una recompensa económica.

Captura-de-pantalla-2016-09-16-a-las-18

Por este motivo salió a circulación la calcomanía que identifica a un vehículo como uno que no tiene conexión con la aplicación. Muchos, como Ricardo, la usan para pasar inadvertidos y poder continuar prestando su servicio.

Esta es solo una de las muchas tácticas que los conductores usan a diario para protegerse de alguna represalia en su contra. Por ejemplo, quienes conducen UberX, servicio que es prestado por carros particulares, lo primero que hacen es que los pasajeros se ubiquen en la silla delantera y así hacerlos pasar por un amigo o familiar. Esto es insuficiente porque los atacantes ya tienen conocimiento de esto. Por eso se realiza otro tipo de acciones más difíciles de ser identificadas para evitar alguna trampa en su contra.

“Nunca se debe aceptar un usuario 5 estrellas (Uber califica a conductores y clientes por un ranking de estrellas) porque esto indica que el usuario es nuevo, por lo que puede ser un taxista que acaba de bajar la aplicación pidiendo el servicio. Varios compañeros han caído en esta trampa, y una vez me salvé porque me dí cuenta a tiempo”.

Los conductores que son antiguos en prestar el servicio suelen calificar a los pasajeros con un puntaje menor a las 5 estrellas, para que los demás sepan que se trata de un usuario seguro y no de un perfil falso. “Los nuevos en la aplicación suelen desconocer esto y por eso dan calificación perfecta o reciben servicios engañosos”.

Los mismos trabajadores de Uber han comenzado a unirse de manera informal, entre ellos se informan sobre la presencia de taxistas hostiles en determinadas partes de la ciudad, perfiles engañosos en la aplicación o nuevas tácticas usadas para atacarlos. Además, hay ciertas cuadras de Bogotá que tienen identificadas en las cuales prefieren no recoger pasajeros, en especial si se dedican a prestar el servicio en la noche.

“Este es mi trabajo, y no algo que haga para ganar dinero extra. Todos los días salgo desde las 6 de la tarde hasta las 6 de la mañana. Por eso también uno ya sabe en qué partes es bueno trabajar y en cuáles no, dónde recibir un viaje y dónde no. Pero no podemos estar negando servicio a pasajeros que están en una mala zona para nosotros porque la aplicación nos bloquea por diez minutos”.

Para evitar sanciones por parte de la empresa, tienen contacto continuo con los pasajeros, a quienes llaman para evitar que se suban al carro en lugares con alta afluencia de taxistas como entradas de centros comerciales y hospitales.

Ante los ataques a sus conductores y particulares, en especial el caso del pasado lunes, Uber se pronunció con el siguiente comunicado, en el cual lamentan lo sucedido, piden ayuda de las autoridades y ofrecen ayuda a sus socios:

“Lo ocurrido a Jonathan y a otros ciudadanos agredidos por el simple hecho de moverse por su ciudad no puede seguir sucediendo.  Respetuosamente solicitamos a la Policía Nacional proteger los derechos y la seguridad de los Colombianos, sin distinción, y reiteramos nuestro pedido de detener la persecución a la que son sometidos diariamente y que ha generado situaciones que ponen en riesgo la seguridad de los ciudadanos.

Los socios conductores y usuarios de Uber cuentan con nuestro respaldo. Tenemos canales de atención disponibles las 24 horas del día, los 7 días de la semana; donde los orientamos en la defensa de sus derechos fundamentales para que puedan movilizarse o prestar su servicio de manera autónoma, libre y segura.

Finalmente, solicitamos al Congreso de la República iniciar el trámite lo antes posible del Proyecto de Ley de Iniciativa Ciudadana (Nº18 de 2016), ya radicado y sin ponentes, que cuenta con el respaldo de más de 3 millones de colombianos que, mediante su firma, le solicitan al Congreso y al Gobierno Nacional una regulación para el transporte privado mediante plataformas tecnológicas; como ha ocurrido en México, Brasil y más de 90 jurisdicciones alrededor del mundo”.