Solidaridad, un gesto para rechazar la violencia

20 de enero del 2019

En Medellín miles de ciudadanos salieron a marchar.

Solidaridad, un gesto para rechazar la violencia

Bajo una misma consigna llegaron miles de medellinenses, hasta el parque de los Deseos, con el objetivo de rechazar el atentado terrorista del que fue víctima la Policía Nacional, por parte del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y que enlutó no solamente a la institución, sino también al país, generando gestos de solidaridad en la sociedad.

Desde antes de las nueve de la mañana comenzaron a llegar los ciudadanos, quienes con camisas blancas, banderas y globos, pidieron bajo una misma voz cesar los hechos de violencia que tanto daño le han hecho al país y que han costado miles de vidas inocentes.

Nadie se quiso perder esta jornada, familias enteras, religiosas, militares en retiro y hasta ciudadanos extranjeros se hicieron sentir para rechazar el atentado registrado la semana pasada en la Escuela de Cadetes General Santander en Bogotá y que dejó un trágico saldo de 21 personas fallecidas.

Una de ellas fue la familia de Juan Esteban Marulanda, uno de los cadetes que perdió la vida en el atentado y quienes sumidos en el dolor de perder un ser querido, recibieron por parte de los asistentes un mensaje de apoyo y solidaridad.

Ómar Marulanda, tío de Juan Esteban Marulanda, un joven deportista de 19 años, que siempre quiso servir a la patria, en dialogo con KienyKe.com, recordó el lado humano de su sobrino, para quien la familia era lo más importante.

Recordó como desde muy pequeño siempre se imaginó vestir el uniforme de la Policía Nacional, es por eso que a los seis años inició como carabinerito, ya que los caballos era su otra pasión.

La alegría y el servicio a la comunidad, eran algunas de las cualidades de Marulanda, quien a pesar de estar lejos de su familia, siempre estuvo muy dedicado a ellos y en ayudar en lo que más pudiera.

“Somos una familia muy unida y él tenía ese corazoncito muy noble, era un gran ser humano, con muchas virtudes y cualidades, hoy estamos destrozados, pero este gesto del pueblo colombiano para nosotros las familias de las víctimas es realmente conmovedor, nos llega al alma y por eso le queremos agradecer a cada una de las personas que está acá por haber venido y hacernos sentir que no estamos solos”, indicó Ómar Marulanda.

A la escuela de Cadetes ingresó el 5 de junio de 2017 y se destacó por ser un excelente deportista, tanto así que fue uno de los mejores jinetes, ocupando el primer puesto en un campeonato nacional de la institución, realizado el pasado mes de diciembre.

“Es algo que uno no se espera, ni tampoco piensa que algún momento le puede pasar a una familia, este atentado nos rompió el alma, nos quitó una persona valiosa, un ser querido y amado. Sabemos el arduo trabajo de las autoridades, por eso de corazón les agradezco por siempre estar dispuestos a defendernos a pesar de dar su vida para ello. El mensaje es para esos grupos que atentan contra el país, para que paren ya y no sigan con ese mismo camino, que miren el daño que le hacen a las familias con estos actos de barbarie”, indicó Paulette Marulanda, familiar del joven Juan Marulanda.

Pero no solo la familia de él vive este amargo y doloroso momento por culpa de este hecho de violencia, como la de él hay 20 familias más en el país y Ecuador, que hoy lloran por el dolor que deja un pérdida, que no entienden como existen personas que sean capaz de atentar contra aquellos que están para proteger a la ciudadanía.

El mensaje es uno solo, así lo resaltó Federico Gutiérrez Zuluaga, alcalde de Medellín, quién estuvo acompañado de altos mandos policiales y organismos de socorro, durante el recorrido que terminó en la plaza de Cisneros en el centro de la capital de Antioquia.

“Estamos acá como ciudadanía, estamos unidos en una sola bandera que es la vida, no al terrorismo, el respeto por los demás. Puede que muchos de los que están acá piense u opine diferente, pero hay una sola cosa en la que tenemos que estar todos de acuerdo y es la defensa por la vida, no a la violencia. Por eso estamos hoy acá, solidarizándonos con las familias de estos muchachos que perdieron la vida en este cobarde hecho”, señaló el mandatario local.

Manuela Vargas, una de la miles de asistentes a esta jornada, un poco conmovida, se solidarizó con las familias de las personas fallecidas, para ella estos absurdos hechos de violencia lo único que hacen es agrandar esa herida que por décadas tiene el país y que aún no ha cicatrizado.

“Actos como el de la semana pasada no solo afectan a la policía, afecta a toda la sociedad, que vive con miedo y no se siente segura por el accionar de los violentos”, sentenció Vargas.

Pero no solo las personas que asistieron a la jornada hicieron sentir su voz de protesta, aquellas que no pudieron asistir, desde distintos establecimientos comerciales y edificaciones de la ciudad, también se hicieron sentir, para decirle a la policía que en momentos como este no está sola.

El de hoy fue un verdadero gesto de solidaridad dirigido a esos héroes, hijos, hermanos, sobrinos, nietos y amigos que ya no están, pero que dejan un rico legado de servir a la comunidad y dejarlo todo, inclusive sus vidas, para proteger a su patria.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO