Así será el ‘Ejército del Futuro’ en Colombia

29 de junio del 2017

“No somos una máquina que se nutre de la guerra”: General Alberto Mejía.

Así será el ‘Ejército del Futuro’ en Colombia

Foto: Ejército Nacional

La Paz, el reto supremo al que se enfrenta Colombia ahora, implica, más que nada, cambios. Si bien, en la confrontación hubo muchos actores, fueron las Farc y las Fuerzas militares los principales ‘protagonistas’ de la guerra. Si se sigue la línea de los cambios, se sabe que la guerrilla aspira a convertirse en un movimiento político, cuya única arma sean las palabras.

El Ejército, históricamente ha tenido que tecnificarse y prepararse mucho para enfrentar la dureza y crueldad de la guerra. Desde el fracaso de los Diálogos del Caguán, y con el importante flujo del Plan Colombia, las tropas han ido creciendo en número, en capacidad y en eficacia. Altos oficiales y expertos están de acuerdo en que esas mejoras fueron fundamentales en el camino que condujo a que la insurgencia se sentara en La Habana a negociar.

En esa medida, las posibilidades que se avecinan para la sociedad colombiana, implican que, dentro de las Fuerzas armadas también haya un cambio. Desde la misma institución se ha reconocido esa necesidad, e incluso han creado el Comando de Transformación Ejercito del Futuro (Cotef).

“Cada desafío histórico ha brindado al Ejército Nacional la oportunidad de modernizar su estructura organizacional e implementar nuevas doctrinas operacionales, siendo el Ejército colombiano una institución dinámica, que se transforma acorde con las exigencias de cada ambiente operacional y se mantiene al ritmo de las organizaciones militares más avanzadas del mundo”, explican.

El Brigadier General Alberto José Mejía lleva 39 años en el Ejército. Viene de cuna militar: su padre fue el general Nelson Mejía Henao, comandante del Ejército entre 1989 y 1990. En alguna entrevista dijo que “la vida militar es como una religión”. Actualmente es el comandante del Ejército. Desde que se desempeñó como jefe de planeación y transformación del Ejército, ha sido la cabeza visible del cambio que tendrá esa institución en el posconflicto.

“El Ejército ve el futuro  con esperanza –dijo en panel Diálogos territoriales para la construcción del Ejército del futuro, organizado por la Universidad Nacional.

Foto: Agencia de noticias UN

Foto: Agencia de noticias UN

Explica el general Mejía que fue a partir de 2011, con la operación ‘Espada de Honor’, que la institución empezó a transitar el camino que lo habrá de convertir en el ‘Ejército del futuro’.

En ese año, por orden directa del presidente Santos, se debía “producir un plan de guerra para, a través de la estrategia militar, forzar la negociación con las Farc”. Parte de ese plan consistía en analizar al enemigo, lo que permitió desarrollar una “estrategia diferencial para cada sistema de la guerrilla: el militar, el político, el territorial”.

Los resultados de la estrategia, más los otros esfuerzos que hizo la sociedad, el gobierno y la guerrilla para lograr llegar a un Acuerdo que permitiera una paz estable y duradera, plantearon la idea de que, como complemento al proceso, también se tuviera en cuenta “la necesidad de un plan para recomponer el Ejército –explicó el General–. Así se creó el Comando de transformación Ejército del Futuro”.

“El Ejército ve el futuro con esperanza”.

Uno de los pilares de ese ‘Ejercito del Futuro’ es que los hombres y mujeres que lo integren serán ‘Héroes multimisión’. Desafortunadamente, el fin de las Farc no significa que la convivencia en Colombia esté plenamente garantizada. Queda el ELN, las bandas criminales, el narcotráfico, la delincuencia común, las disidencias: esos son, en términos de retos, los principales enemigos de la seguridad del país, y a quienes esos ‘Héroes multimisión’ deberán enfrentar.

También tendrán, entre sus tareas, que ser garantes de la protección del medio ambiente. Los soldados y los ingenieros militares deberán ser garantes, no sólo del cuidado de la infraestructura, sino ser artificies del desarrollo y el progreso.

Hay un punto fundamental de esa transformación: el acercamiento a toda la población. Se busca analizar  “las responsabilidades y roles del Ejército en materia de contribución al desarrollo del país, la gestión del riesgo, el trabajo interinstitucional y sus aportes a la gobernabilidad territorial. En este sentido, se trabajan las siguientes líneas: Relaciones civiles y militares; Seguridad y desarrollo;  Responsabilidad del Ejército dentro del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres; e Imagen y reputación institucional”.

Uno de los pilares de ese ‘Ejercito del Futuro’ es que los hombres y mujeres que lo integren serán ‘Héroes multimisión’.

A partir de los resultados de ese trabajo práctico y académico, cuyo eje es una relación más estrecha con toda la comunidad, el ‘Ejército del Futuro’, se transformará a la par que la Paz dejará atrás muchas de las viejas prácticas que dejó la violencia. “No somos una máquina que se nutre de la guerra”, concluyó el General Mejía.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO