El último grito boricua

19 de julio del 2019

Los puertorriqueños exigen la renuncia del gobernador de la isla, Ricardo Rosselló.

El último grito boricua

Fotos: Instagram

El pueblo está enardecido. El pueblo está indignado. El pueblo boricua está ofendido y lleva seis días en las calles pidiéndole respeto a sus dirigentes. Un gran número de puertorriqueños exige con protestas la salida del gobernador Ricardo Rosselló, acusado de ser corrupto, homófobo, misógino y sexista.

Los cuentos sobre corrupción que involucran la gestión de ‘Ricky’ Rosselló han sido voz popular desde hace varios meses. Sin embargo, no fue sino hasta el fin de semana pasado que los puertorriqueños estallaron, cuando se publicaron unas 900 páginas de conversiones en Telegram, entre Roselló y sus funcionarios más cercanos.

Los chat privados, en los que se puede leer su talante grosero, discriminatorio y burlesco contra políticos, periodistas y artistas, fueron divulgados por el Centro de Periodismo Investigativo (CPI), una ONG que busca fomentar el acceso a la información en Puerto Rico.

Lea también: El Chapo compartirá prisión con Simón Trinidad

Lea también: Cuatro hijos y cuatro despedidas en la olvidada Soacha

Lea aquí: La desmesurada historia de un asesino a sueldo

Este miércoles las principales calles de Puerto Rico, un estado libre asociado a Estados Unidos, se llenaron. El pueblo gritaba al unísono que su gobernantes se fueran. Los manifestantes ya no se sienten representados.

Ricky Martin, Residente y Bad Bunny, tres de los tantos artistas que ha parido la tierra de Puerto Rico, encabezaron las protestas contra Rosselló, que se montó en la gobernación con la promesa de un gobierno transparente para sacar a la isla de la crisis económica en la que estaba sumida en ese momento. Más de 100 mil puertorriqueños han salido a las calles y Rosselló está aferrado al cargo.

Dentro de los cientos de mensajes que revelaron las investigaciones periodísticas, que se dieron entre el gobernador y varios miembros de su gabinete, se evidenciaron críticas ofensivas e insultos a varias personas.

El cantante Ricky Martin, que ha criticado públicamente al gobierno, fue insultado y burlado por ser gay. Líderes políticos de Puerto Rico, contrarios ideológicos de Rosselló, también fueron insultados en las conversaciones reveladas, la misma suerte corrió el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Al conocerse el contenido del los mensajes, varios de los participantes en ellas, que hacían parte del ejecutivo, renunciaron a su cargos. Christian Sobrino dimitió, él fungía como director ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf) y representante del gobernador ante la Junta de Supervisión Fiscal. También renunció Luis G. Rivera Marín, secretario de Estado de Puerto Rico.

Rosselló solo salió a decir que se disculpaba por el tono usado en aquellas comunicaciones y que no renunciaba a su cargo, porque lo suyo habían sido actuaciones impropias más no delictivas.

Corrupción ejecutiva

Pero no solo las agresiones verbales e ideológicas contra artistas, políticos y otros líderes tiene contra las cuerdas al gobernador de Puerto Rico. En contra de su administración también hay serias investigaciones de corrupción, las cuales ya ha dado algunos resultados.

El pasado miércoles, exfuncionarios de Rosselló fueron capturados por un caso de presunta irregularidades en contratos que puede llegar a los 20 millones de dólares.

Dentro de los detenidos están la exsecretaria del Departamento de Educación, Julia Keleher;  la exdirectora ejecutiva de la Administración de Seguros de Salud, Ángela Ávila; el presidente de la consultora BDO Puerto Rico, Fernando Scherrer, Mayra Ponce y Glenda Ponce, también exfuncionarias del Departamento de Educación y el contratista Alberto Velásquez.

Aunque las protestas han intentado ser pacíficas, en las manifestaciones de este miércoles varios manifestantes se enfrentaron con la policía local. El reporte oficial indica que hubo robo de armas a miembros a uniformados, hechos que están siendo investigados. También hay decenas de capturados.

Mientras que las fuerzas armadas protegen La Fortaleza, la casa oficial del gobernador, y miles de ciudadanos le gritan que se vaya, el presidente Donald Trump, le retiró su apoyo y dijo que “muchas cosas malas están sucediendo” en la isla. y también dijo que “gran parte de su liderazgo es corrupto y ¡saquea al gobierno de Estados Unidos!”.

Los artistas contra Rosselló

“Quiero ofrecer mis respetos a todas las personas que siempre han tenido la valentía, el coraje y la iniciativa para salir a las calles y luchar por el bien de nuestro país”, escribió en Instagram Bad Bunny.

“Ha insultado a todo Puerto Rico. Esto no se puede quedar así”, dijo René Pérez, más conocido como Residente.

“Reconozca que carece de las competencias de un verdadero líder, que inspire, estimule  y guíe con el ejemplo a que nuestra gente logre alcanzar niveles superiores de vida”, escribió Ricky Martin en su cuenta de Twitter.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO