Los miedos de los exFarc de Miravalle

25 de julio del 2019

Los exguerrilleros del Caquetá piden seguridad y apoyo a sus iniciativas productivas.

Los miedos de los exFarc de Miravalle

Foto: Kienyke

El Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) Óscar Mondragón, ubicado en la vereda Miravalle, en San Vicente del Caguán (Caquetá), es uno de los más reconocidos por la opinión pública. Es el ETCR de alias Iván Márquez y alias El Paisa, quienes, al igual que Jesús Santrich, desaparecieron aduciendo problemas de garantías y seguridad.

En aquel lugar, donde hay concentrados alrededor de 75 exguerrilleros que dejaron sus armas luego de la firma del acuerdo de paz. Varios de ellos, en medio de sus dinámicas diarias y de la ejecución de proyectos productivos, respaldados por los acuerdos firmados, por la comunidad internacional y por algunas ONG´s, alzaron voces de preocupación.

Lea también: De guerrillero a pitonisa: el hombre que se hizo mujer en la cárcel.

Lea aquí: La desmesurada historia de un asesino a sueldo: un mercenario en Oriente medio.

Aunque Miravalle es un ETCR que por su estratégica ubicación y por estar dentro de una reserva campesina cuenta con seguridad especial y dentro de este espacio no ha ocurrido, hasta el momento, un hecho que rompa con la tranquilidad, los excombatientes no dejan de sentir temor por su vida y por su libertad.

Cuando estaban alzados en armas en las filas de las Farc, aunque no podían moverse con tranquilidad, por dinámicas propias a la guerra, podían defender su integridad si esta llegaba a estar amenazada.

Hermides Linares, quien permaneció 27 años como guerrillero en la columna móvil Teófilo Forero, dice, sobre el asesinato a los exintegrantes de las Farc: “El temor de hoy en día es que nos están matando y no tenemos con qué defendernos. No encontramos la razón de porque nos están matando y es preocupante porque estamos desarmados. Ya no tenemos las armas. Hay un dicho que dice que cuando las armas se hicieron las fuerzas se igualaron”.

Aunque los exguerrilleros están libres y pueden movilizarse sin restricción alguna por el territorio nacional, por fuera del ETCR no se sienten seguros. Desde que las Farc entregaron las armas tras la firma del acuerdo, hasta finales del mes de junio de 2019, habían asesinado 135 exintegrantes Farc.

Dos de los asesinados hacían parte del espacio territorial ubicado en Miravalle (Caquetá), hasta fue KienyKe.com, para dialogar con los excombatientes. Uno de ellos, según Hermides, fue asesinado en el casco urbano de San Vicente del Caguán, mientras estaba dentro de una casa de familia y el otro fue asesinado en zona rural después de haber salido del ETCR con la intención de visitar a su familia.

¿Por qué nos están matando?

“Es una pregunta que queda sin respuesta. Todavía no hay alguien que haya asumido una responsabilidad. Ni el gobierno acepta una responsabilidad para preguntarle porque nos están matando”, dice Hermides, quien asegura que el quién los asesina o el por qué lo hacen son preguntas sin respuesta.

“Ya estamos en un proceso de paz, ya hicimos dejación de armas, y estamos cumpliendo, entonces ¿por qué?”

Frente al asesinato de líderes sociales, el exinsurgente va más allá y dice que la responsabilidad estas muertes la tiene el Estado, y que su responsabilidad es por misión o por omisión.

Según Hermides, el Estado “no ha hecho todo lo posible para cumplir con todo lo acordado, y es el aniquilamiento a las bandas paramilitares y a toda esa parte que ha generado la muerte de líderes sociales. No hay una investigación que sea concreta sino que su justificación es que son ajustes de cuentas, o problemas pasionales”.

La muerte de exFarc y de líderes sociales no es la única problemática que los habitantes de Miravalle tienen presente. Para ellos el sostener el cumplimiento de los acuerdos, por parte del Gobierno, es esencial para que todo fluya en favor del progreso.

Hermides también habló de las salidas de El Paisa, Iván Márquez, y ahora Santrich y adujo estas escapadas también a problemas de seguridad. Para el exguerrillero estos hombres, quienes fueron sus líderes en la insurgencia tuvieron que huir de esta manera con la única intención de proteger su seguridad tanto física como jurídica.

“Necesitamos que se vea más empuje, más entusiasmo (por parte del Gobierno) en darle cumplimiento (a los cuerdos) y poco a poco y de la mano de nosotros mismos ir seleccionando cuales son las prioridades más importantes e irle dando solución”

Dentro de los puntos más importantes, para ellos es el tema de tierras. “Nosotros tenemos tierras y nosotros trabajamos. No solo tierras sino asegurar la comercialización de nuestros productos. Necesitamos asegurar alguien que nos compre los productos y así garantizamos nuestra sostenibilidad y el cómo salir adelante”.

Hay aún otros temas que preocupan a los exintegrantes de las Farc. Como el tema del servicio médico, el cual cambió radicalmente, ya que ahora tienen, como todos los colombianos, pasar por un proceso antes de ser atendido por un profesional de la salud.

“La asistencia médica es preocupante. Cuando estábamos en las confrontación nosotros nos enfermábamos y en cinco minutos nos estaba atendiendo una enfermera o un médico, si se trataba de cirugía o de lo que fuera. Ahorita toca ir a una EPS y sacar un cita y vamos a San Vicente y luego nos remiten a Florencia a sacar una cita para que nos digan vengan dentro de 15 días”

El algunas situaciones hemos pasados prácticamente de tenerlo todo a llegar a no tener nada y empezar de cero. Porque realmente cuando estábamos en las Farc no tuvimos que preocuparnos ni por la ropa ni por la comida ni por nada. Y ahora decir usted tiene 700 mil pesos y con eso defiéndase es un poco traumático”.

Aunque los excombatientes de Miravalle tienen temores y saben que hacen falta varias cosas para que se logre una reincorporación plena, dicen que lo importante es estar en el proceso y construir entre todos: ellos, Estado, y ciudadanía en general, para lograr lo que se quiere, que es vivir en paz.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO