¡Cuidado! El atún no es el único alimento con mercurio

¡Cuidado! El atún no es el único alimento con mercurio

2 de noviembre del 2016

El pasado 1 de noviembre se encontró un nuevo lote de atún contaminado con altos niveles de mercurio. Con este, ya son tres lotes, dos de la empresa Van Camp’s, y el otro de Gralco S.A, empresa que empaca este producto para el almacén Carulla.

Lea también: Invima anuncia controles para verificar el atún enlatado en Colombia

El anuncio del Invima despertó las alertas de los consumidores ante los riesgos que puede generar el mercurio en la salud del ser humano. Los niveles registrados en estos productos son más altos que lo permitido: 1,0 mg/kg, mientras que el primer lote de Van Camp´s alcanzó 1,39 mg/kg, y el de Gralco fue de 2,0  mg/kg.

“Esto no quiere decir que sea tóxico; es más una medida de prevención. Dependiendo de la forma en que esté el mercurio, este se vuelve venenoso”, explica Yadira Cortez, nutricionista y asesora del Invima, consultada por Kienyke.com, “Lo que se busca es reducir el consumo de estos productos, no eliminarlo”.

Además: (Video) Autoridades detectan más latas de atún contaminadas con mercurio

Cuando hay envenenamiento por mercurio en la salud se puede deteriorar el sistema nervioso, afectando la percepción sensorial y la coordinación. También es peligroso para el sistema respiratorio, cardiovascular y digestivo.

Pero usted, como consumidor, no debe fijar su atención únicamente en el atún; hay otros productos, principalmente peces y mariscos, que contienen altos niveles de mercurio.

Una de las principales amenazas en materia de contaminación es el pez mota. Una especie de río, carroñera, que muchos colombianos comen confundiéndolo con un preferido de la comida nacional: el capaz. La alta demanda de capaz terminó por disminuir drásticamente con los especímenes del río Magdalena y para sustituirlo muchos pescadores y comerciantes venden pez mota, como si fuera capaz, aprovechándo a su enorme parecido físico. Este pez en Colombia registró 3 miligramos de mercurio por cada gramo (unos 3.000 mg/kg), mucho más de lo permitido por Invima.

La razón de estos altísimos niveles de mercurio en el pez mota se debe a que su hábitat está contaminado por el uso de este mineral para la extracción ilegal de oro en el Amazonas. Al ser un animal carroñero, que se alimenta de peces y materia orgánica, la cantidad de mercurio que guarda en su cuerpo es mayor porque absorbe este metal de los cuerpos en descomposición que come.

Se estima que en Colombia se comen 1.400 toneladas de pez mota al año. La pesca de este espécimen no solo trae problemas por su contenido de mercurio, sino que para capturarlo, utilizan carne de hasta 1.500 delfines rosados.

Todos los peces y mariscos contienen esta sustancia, que llega al mar y a los ríos ya sea de manera natural o por la industria y la explotación de recursos naturales que libera más de este metal al medio ambiente. En Colombia se cree que el río Magdalena tiene niveles elevados de mercurio por causa de la minería ilegal.

Entre más grande sea la especie o si son carroñeros más mercurio tendrá, porque estos suelen ser depredadores que se quedan con el cuerpo de sus víctimas. Por eso especies como el pez vela, los bagres, atunes, almejas y bocachicos suelen estar más contaminados. En cambio hay especies de peces y mariscos que contienen menos cantidad de esta sustancia. Se estima que el 70 por ciento de estas especies tienen bajas cantidades.

“Lo que recomienda la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) es consumir máximo 12 onzas de un pez con poco mercurio a la semana, es decir, unas dos porciones. Si duda de la cantidad de este metal en un pez, lo mejor es comer solo una porción a la semana”, explica Cortez.

El mercurio en otros alimentos

“El mercurio es una sustancia presente en todo el mundo, y todo alimento puede contenerlo, así que eliminarlo de la dieta es imposible. Pero su cantidad varía dependiendo el lugar de origen del alimento. Puede estar en verduras, carnes y cereales”.

No solo los pescados contienen mercurio. Una de las principales fuentes de este mineral es el jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF), un edulcorante presente en casi todos los alimentos procesados. Su uso pretende disminuir la ingesta de azúcar, pero su fabricación tiene presencia de mercurio.

Alt_atun_con_mercurio_c1

El doctor David Wallinga, del Instituto para la Agricultura y la Política Comercial, asegura que “el mercurio es tóxico en todas sus formas. Dada la cantidad de jarabe de maíz de alta fructosa que es consumido por niños podría ser una importante fuente adicional de mercurio nunca antes considerada”.

Wallinga desarrolló un estudio en el que se demostró que la mitad de los productos a la venta que contienen jarabe de maíz tienen mercurio. Se trata de todo tipo de alimentos endulzados, como las gaseosas, lácteos, panes, dulces, mermelada, salsa de tomate, jarabes para la tos, y frituras.

Los niveles mínimos de mercurio se basan en una ingesta regulada de esta sustancia, pero el alto consumo de alimentos como gaseosas y dulces vuelve prácticamente incontrolable la cantidad que entra al sistema, provocando daños a largo plazo principalmente en niños, según explica el experto.