La mujer que pintó a Uribe como un santo también ‘beatificó’ a Pablo Escobar

La mujer que pintó a Uribe como un santo también ‘beatificó’ a Pablo Escobar

29 de agosto del 2016

Anoche María Alejandra Muñoz se acostó con 60 seguidores en Twitter, 24 horas después acumula 120 “y siguen subiendo”.

En la red social la conocen como ‘Majan Muñoz’ y ganó protagonismo por cuenta de la polémica en la que está metida la senadora del Centro Democrático, Paloma Valencia y el cuadro del expresidente Uribe convertido en santo.  Fue ella la que lo pintó. KienyKe.com habló con la artista.

“Ese cuadro hace parte de una serie de santos populares”. Es un proyecto artístico en el que Muñoz trabaja desde hace nueve años.

Lea también: Paloma Valencia presume del cuadro de ‘San Uribe’

“Consiste en tomar las figuras públicas que nosotros tenemos, políticos, jugadores, artistas y convertirlos en santos”.

La artista le regaló el cuadro de la discordia a Paloma Valencia hace tres años.

“La conozco de toda la vida y le tenía una deuda de regalo de cumpleaños, de navidad, año nuevo y le dije: ‘Le voy a hacer un regalo para ponernos al día’ y le regalé el cuadro”. Regalado es caro el cuadro, pensarán algunos.

Paloma-p2

Además: ¿Paloma Valencia compara a Uribe con Jesús?

“Me halaga muchísimo que Paloma tenga esto en la sala de su casa. La conozco desde su infancia le tengo mucha estima”.

No es el primero, tampoco será el último cuadro que María dibujará con esa temática. Según dice, es un ejercicio democrático, polémico, pero democrático.

“Me gusta el proceso democrático de la beatificación que hago con la pintura”. Suena descabellado, pero esta payanés, sin pedir autorización de la Iglesia Católica, beatifica a la gente.

“Santifico a la gente que los demás consideran máximos ejemplos”. El primer santificado fue Pablo Escobar.

“La historia comenzó hace más de nueve años, tras una convocatoria. Mezclé la religión y el arte popular para hacer un cuadro de Pablo Escobar, ese fue el cuadro que pinté: San Pablo y después trabajé otros cuadros, generalmente figuras políticas como Gaitán, Galán, Garzón, Andrés Escobar y otras personas”.

La polémica por el cuadro de Álvaro Uribe

Uribe y el cuadro son polémicos, así lo es el arte de Majan.  “El arte tiene que sacar escama, tiene que sacar ampolla. un arte complaciente es bodegón, no es arte necesariamente”.

Después del polvero que se levantó, María habló con Paloma y le dijo: “Mija si eso es lo que vive todos los días que cosa tan impresionante. No es que me afecte la vida ni me encierre a llorar porque haya gente a la que no le guste, tampoco considero que sea como para pnerme a pelear con todo el mundo. Me ha causado risa, sorpresa”.

¿Y lo qué le dicen a su amiga en redes?

“No quiero que piensen que la senadora es una loca desquiciada. No estoy creando ni una secta ni una religión ni nada por el estilo”.

Usted regaló el cuadro. ¿Pero cuál sería el precio comercial de este?

Al rededor de dos millones, pero tengo un pensamiento distitno. Yo lo que quiero es darle vida al cuadro en piezas que sean de uso común, porque dejarlo como un solo cuadro en la sala atenta contra lo que me gusta a mi que es la parte popular, un producto del consumo masivo. Lo que quiero es que se saquen muchas piezas del mismo, camisetas sombrillas, cosas para usar en el día a día.

Santos, un Santo.

Si el cuadro de Uribe generó polémica, lo mismo pasará con el que prepara de Juan Manuel Santos.

“Lo tengo apenas en lápiz. En una mano tiene la paloma de la paz, y en la otra tiene el sapo que dice todos nos tenemos que tragar”.

KienyKe.com conoció un avance de ese cuadro.

Santos c

  ¿La Iglesia le ha protestado por beatificar gente sin permiso?

“Hasta ahora no, depronto ahora con este ‘boroló’ a lo mejo sí. A lo mejor voy a tener problemas con mi abuela”.

¿Es uribista?

Soy tan uribista como muchos y tan santista como muchos.

Su respuesta es ambigua…

Te soy sincera la verdad tengo empatía con el presidente Uribe, pero considero que podemos lelgar en el que uno puede escuchar a los demás.

¿Le molesta el escándalo que se armó?

Como artista me benefició. Pero me deja un mal sabor que la gente se quedó en la forma, no el fondo. Todo se desvió, el discurso de Paloma puede ser importante y la gente se quedó viendo una imagen que no tiene nada que ver.