Negligencia médica terminó con un bebé decapitado

11 de mayo del 2018

La mujer era primeriza y tenía 30 años al momento de la tragedia.

Negligencia médica terminó con un bebé decapitado

Istock

Una “horrenda negligencia” sucedió en Escocia y la noticia se viralizó. Aunque todo ocurrió en 2014, todavía está en proceso el juicio contra la doctora que atendió el parto de una madre que iba a tener a su hijo antes de tiempo. El bebé murió decapitado en medio de su propio nacimiento debido a una mala práctica llevada a cabo por la médica responsable del procedimiento.

Vaishnavy Laxman, la ginecóloga médico de 41 años que estaba a cargo, debió haber practicado una cesárea de urgencia a la mujer de 30 años, porque el bebé venía sentado. Sin embargo, puso a dar a luz a la mujer mediante un parto normal.

En el Ninewells Hospital, en Dundee, Reino Unido, la mujer fue llevada a la sala de parto y mientras pujaba la doctora aplicaba los fórceps a las piernas del bebé, que era lo que venía primero. La presión hizo que se desprendieran las piernas, los brazo y el torso del bebé dejando la cabeza en el útero de la madre.

La tragedia tiene indignada a la comunidad escocesa. A la madre le habían hecho un ultrasonido el día anterior con el que se pudo determinar que el niño venía sentado. “La enfermera me dijo que si pasaba algo, se iba a hacer una cesárea”, contó la mujer.

“Mi hijo no nació muerto; no estaba muerto, fue decapitado. Estaba embarazada, era mi primer embarazo, no estaba segura de lo que estaba pasando”, dijo la mujer de la que no se ha hecho pública su identidad.

El caso fue llevado a los tribunales de Mánchester donde aún se investiga el caso. Trascendió en los medios escoceses que durante el juicio la madre se enfrentó a Laxman en un fuerte intercambio de palabras en el Tribunal de Servicios para Practicantes Médicos en Manchester. “No te perdono, no lo hago…”, indicó la progenitora de la bebé decapitada, mientras la profesional solo miraba al piso.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO