La voz incluyente de Belky Arizala

20 de mayo del 2019

Usa el arte y el amor como medio para hacer una denuncia pacífica.

belky arizala mes de la afrocolombianidad herencia afrikna

Cortesia

Belky Arizala no solo es una de las mejores modelos del país; también es una artista que busca hacer brillar a todas las comunidades, sin importar si son afros, blancos o mestizos o cualquier otra mediante el arte, y así enaltecer la no discriminación y la inclusión de absolutamente todos.

No le gusta que la llamen defensora de derechos, sino una artista que hace una denuncia pacífica a través de eventos, actividades y en general por medio de la cultura. Lidera causas sobre la inclusión y busca que todos puedan trabajar sin ser discriminados.

“No me dedico a hablar solamente de un grupo étnico. Como mi fundación, ‘el alma no tiene color’, no tengo una postura de batallar sobre un grupo étnico y dejar a un lado otras situaciones que pasan con la humanidad, es con todo”, le dijo a KienyKe.com Arizala sobre su labor a través de la fundación con la que trabaja en diferentes eventos artísticos.

Lea también: NBA: una meta en memoria de su padre

Su profesionalismo en las pasarelas y consejos como mentora de modelos en el país la han consolidado como una de las mejores en su oficio y con su experiencia quiere demostrar que a través del arte, el amor y la fuerza espiritual se puede dejar atrás la discriminación para darle igualdad de oportunidades a todas las personas, sin que hayan límites para ello.

La fuente de su valentía para no ceder más ante los diferentes hechos discriminatorios fue la estadounidense Rosa Parks, la mujer que en 1955 se negó a ceder su asiento a un blanco y moverse a la parte trasera del autobús, en Alabama. Gracias a este hecho Belky observó y analizó los entornos donde ella había sido discriminada y luego tomó la decisión de no ceder más.

“Yo he sido víctima de situación de discriminación bastante fuertes, como “usted como modelo jamás va a desfilar un vestido de novia porque las negras no se casan”, pero tomé la decisión de tener valentía, no ceder y analizar cada momento que sucede esto y proponer desde mis talentos y capacidades acciones para que no vuelva a ocurrir, y darle la vuelta”, puntualizó Arizala.

Fuerza espiritual y valentía para inspirar

La cucuteña, que proviene del pacífico sur colombiano, desde muy pequeña fue educada para creer en una fuerza espiritual y tener fe; es por eso que los momentos difíciles que en su vida personal y profesional han ocurrido, ahora los usa como una herramienta para realizar todo con un propósito y un sentido.

Situaciones como el cáncer de su madre y algunos problema médicos que tuvo en la piel le hicieron un llamado para que desde de su creencia tuviera la valentía necesaria para poder inspirar, guiar y crear desde el arte más opciones para que personas puedan explotar sus talentos y ayudarse para lograr su objetivo de vida en la tierra.

Lea también: El pelo afro abre mentes y cambia vidas

Belky cree que la falta de educación es lo que genera situaciones de racismo y discriminación. También cree en que la necesidad de una educación que se base en los principios y de a conocer con qué no se puede negociar.

Una de sus acciones con coherencia a su fuerza espiritual fue dejar las pasarelas en el 2015. “Cumplí un ciclo y sentí que la industria estaba viciada, es decir no había un respeto por una profesión que debe ser catalogada como parte de la cultura”.

Sin lugar para la discriminación y un mejor lenguaje

La educación de Belky se basó en el amor y en el trabajar para lograr sus sueños. En su mente nunca existió la palabra discriminación. Dice que todo fue gracias a su familia, que inculcó en ella el haber nacido pura y limpia de consciencia, donde no hay lugar para comentarios negativos o dejarse herir por otras personas.

“Necesitamos educar gente con consciencia transparente, que haya una crianza limpia de sentimiento, para que los niños no salga a la calle con miedos e inseguridades”.

Belky aseguró que le han llegado testimonios de estudiantes que le han manifestado que profesores de universidades han cometido actos de discriminación en plenas clases y que hasta les han hecho repetir materias por no creer en sus capacidades y por su color de piel.

“Cuándo vamos a cambiar el discurso que los negros no servimos para algunas cosas. Cuántos casos públicos hay y no se han cambiado. Cuándo una periodista va a cambiar el vocabulario de aguas negras por aguas residuales, la educación y el habla son muy importantes…cuando dicen eso, la gente cree que el negro es malo y ahí empiezan todos los estereotipos e imaginarios negativos”, puntualizó Arizala.

Una huella en la cuna, en África, en la humanidad

La pasión de Belky es dejar una huella en el mundo y ser fuente de inspiración en otros para poder cambiar y mejorar situaciones a las personas. La empresaria ahora dicta conferencias. Se ha especializado en motivar a las personas a trabajar, a escribir qué es lo que quieren y tener un plan para ello.

Actualmente está liderando Africa Fashion Week que se realizará en la Catedral de sal de Zipaquirá.

“Es un evento para la raza humana que tiene diferentes colores, credos. La cuna de la humanidad es África, por eso me atreví y estoy segura de que cautiva. No hay un escenario como la catedral de sal, es un monumento para sensibilizar e inspirar a la gente para que bajen y se conecten con la tierra y el origen de todo”, sentenció Arizala.

Belky, con palabras concretas, directas y sin rodeos, dice que basados en la fe, la educación y la experiencia se puede decidir el no ceder frente a situaciones o acciones que no se pueden negociar. También dice que el ser propositivos con acciones que cambien la manera de pensar es una fuente para bajar los casos de discriminación, racismo y propiciar el respeto al que es diferente, diverso y plural.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO