Biblioterapia: los libros y su poder curativo

15 de abril del 2019

Por Armando Martí.

Biblioterapia: los libros y su poder curativo

La semana pasada, recibí por parte de Ediciones Solar, el programa oficial y el cronograma de actividades de uno de los eventos culturales más importantes en el mundo de habla hispana: La FILBo (Feria Internacional del Libro en Bogotá), que se realizará del 24 de abril al 06 de mayo en Corferias.

También los organizadores del evento internacional, nos informaron que después de realizar el debido proceso, la solicitud como expositor de mi libro “Viajero Interior: Un Camino Simple hacia la Serenidad Personal”, había sido aprobada.

De modo que el próximo 04 de Mayo a las 5:00 p. m., me presentaré en la Sala FILBo Talleres 5, donde podré hacer una introducción de la obra y conversar acerca de la forma en que durante varios años, fui construyendo el contenido de esta herramienta práctica y eficaz.

El objetivo principal de este proyecto literario, es el de acompañar a mis lectores a iniciar su propio Viaje Interior, una extraordinaria aventura hacia el autoconocimiento y el descubrimiento del Yo Esencial.

Con el fin de identificar aquellas actitudes y comportamientos, que durante años han limitado el crecimiento personal y el derecho natural que como seres humanos tenemos, de vivir una existencia plena, serena y feliz.

Foto: Cortesía Armando Martí.

La dirección editorial estuvo a cargo de mi esposa la periodista y Life Coach Catherine Rodríguez; las ilustraciones simbólicas y subconscientes fueron plasmadas por el pincel del gran artista y maestro Germán Tessarolo; la foto de portada fue creada por mi hijo el realizador y artista visual Juan Pablo Martí junto con su esposa Patricia Mora y el diseñador Diego Yepes; por último, la impresión fue realizada por la Editorial Carrera 7ª.

Uno de los influenciadores más grandes que ayudaron a inspirar las epifanías, textos y relatos del libro Viajero Interior fue mi padre Armando Francisco Martí, quien en vida se destacó profesionalmente al ser el fundador de varias reconocidas empresas a nivel nacional e internacional.

Él era un incansable lector y maravilloso filósofo autodidacta, a quien siempre lo vi acompañado de un libro y gozando del contenido de cada página.

A través de los años, logré seguir con su ejemplo y el amor por el conocimiento, la investigación y la literatura. Es por eso que hoy, una de mis grandes pasiones son los libros.

¿Qué es un libro?

Foto: Cortesía Armando Martí.

Más allá de una definición técnica, la cual hace referencia a que un libro es: “una obra compuesta por un conjunto de hojas de papel o de otro material encuadernadas y protegidas con una tapa o cubierta, que forman un volumen. La palabra, como tal, se deriva del latín liber o libri, término asociado a la corteza del árbol de donde proviene el papel”.

Gracias al alemán Johannes Gutenberg, quien en 1440 inventó la imprenta, los libros han pasado de ser pergaminos manuscritos y pintados, a tomos impresos que actualmente se han transformado en formatos digitales conocidos como libros electrónicos, y también adaptados a formatos sonoros llamados audiolibros.

El libro es en realidad el instrumento más importante para transmitir conocimiento, ideas, conceptos y creencias, a través del tiempo y preservar la cultura de la humanidad.

La lectura es y será una herramienta cuántica, pues desde siempre por medio de la imaginación y la asociación experiencial tanto de nosotros mismos como del autor, podemos viajar en el pasado, presente y futuro, sin necesidad de desplazarnos a ningún otro lugar.

Además de informarnos, aumenta la inspiración creativa para que surjan nuevas ideas que facilitan la comunicación humana, y nos hace sentir acompañados en una soledad productiva y agradable.

Esto permite una conexión con los sentimientos de los personajes y del autor, motivándonos a investigar sobre ciertos tópicos de manera particular.

La lectura es un puente para alcanzar la salud integral, pues activa las vías neuronales y “despierta nuestro cerebro” a otras realidades multidimensionales, logrando liberar las emociones más profundas.

De esta forma, podemos acompañar a los personajes de la obra que son como una especie de “espejos interiores”, en donde nos reflejamos a través de sus historias relatadas por el autor.

Asimismo, nos confrontan para saber ¿quién soy?, ¿qué oculto? Y en realidad, ¿qué es lo que quiero para mi vida?, según la lectura que yo elija.

Algunas veces el espejo me va a mostrar triunfos, derrotas, sufrimientos, dolores, amor, pasión, miedo, esperanza, ira, lucha y toda la gama de emociones que yacen escondidas en el subconsciente.

Al leer incluso puedo llegar a percibir el contacto físico, la empatía y el afecto de los personajes plasmados en el texto del libro.

Es en esta increíble fusión, donde tengo la posibilidad de elegir vivir dichas realidades y puedo llegar a sentir que soy yo, quien recibe el amor y la dulzura, expresando mi propia necesidad de ser amado por una presencia apasionada, cálida y amorosa.

Lo anterior, es en realidad el espejo de una ilusión similar a los sueños, es decir, deseos muy personales que no alcanzo a entender directamente y por esta razón los reprimo.

A través de la lectura, me doy permiso de vivirlos y expresarlos en cada página leída en el libro que seleccioné para sanarme.

Esta acción de convertirme en un co-protagonista de la trama escrita, me ayuda a llenar el vacío existencial y a soportar mis profundas carencias e incluso a encontrar la verdadera felicidad.

La terapia más eficiente descubierta por Sigmund Freud, no fue la del Psicoanálisis sino la de la Catarsis, que consiste en la liberación de los recuerdos que alteran la mente y el equilibrio nervioso, experimentando aquellas emociones o temores que bloquean la psique.

El misterio y el encanto de los libros, es que nos impulsan a reconocer, transformar y redimir nuestra verdadera esencia.

El poder curativo de la palabra escrita

Foto: Cortesía Armando Martí.

En ocasiones mi intuición pide que la nutra con interesantes libros. En busca de esta petición interior, recorro algunas librerías de la capital.

Una de ellas es la librería ArteLetra, en donde su fundadora Adriana Laganis, quien otrora fue una importante ejecutiva en el campo económico y financiero, decepcionada del materialismo reinante de algunas empresas, decidió encontrarse a sí misma para recuperar su tesoro espiritual a través de la literatura.

Ella no solo absuelve la mayoría de las preguntas sobre diversos temas, sino también da valiosas recomendaciones sobre las últimas novedades e importaciones que tiene para sus amigos y clientes.

En una de mis arqueologías intelectuales, encontré un estupendo libro llamado “Manual de Remedios Literarios” (Cómo curarnos con libros), escrito por Ella Berthoud y Susan Elderkin, quienes estudiaron literatura en la Universidad de Cambridge. Esta obra fue coeditada por Ediciones Ciruela y Círculo de Lectores de Madrid- Barcelona, España.

Ha sido tanto el éxito de este manual, que en el 2008 las autoras fundaron “The School of Life”, en donde prescriben “recetas” a pacientes de todo el mundo, que quieren curarse de la ansiedad, la codependencia afectiva, el cansancio, el miedo al compromiso, la falta de humildad, la glotonería, la infidelidad, el alcoholismo, los problemas sexuales y el desasosiego del siglo XXI.

El libro: un camino sanador

Foto: Cortesía Armando Martí.

Según estas “Biblioterapeutas”, los medicamentos no se deben buscar únicamente en las farmacias, sino en las librerías, las bibliotecas o Internet a la hora de descargar libros electrónicos.

Ellas afirman que para el banco de memoria que componen sus creativas recetas, han recorrido dos mil años de literatura desde Apuleyo y el Asno de Oro, hasta los modernos autores Jonathan Franzen y Haruki Murakami:

“Sea cual sea tu dolencia, nuestras recetas son muy sencillas: una novela (o dos) que deberás leer a intervalos regulares. Algunos tratamientos te curarán por completo. Otros simplemente te ofrecerán consuelo, mostrándote que no estás solo”.

Todos ellos calmarán temporalmente tus síntomas debido al poder de la literatura para distraernos y transportarnos. Te deseamos el máximo placer con nuestras píldoras y pomadas literarias. Con ellas ganarás salud, felicidad y sabiduría”

Estoy convencido de que el hábito de la lectura es quizás la mejor forma de potencializar nuestros recursos internos hacia la introspección, la reflexión y el cambio, para lograr la salud física, el sosiego mental y la armonía interior.

Por esta razón, a continuación les comparto algunas recetas extraídas de este original libro.

Recetario Literario

Foto: Cortesía Armando Martí.

Adicciones:

– El resplandor (Stephen King).
– Bajo el volcán (Malcom Lowry).

Uno de los comportamientos del adicto se caracteriza por los desbordes emocionales, que llevan a perder el control sobre sí mismos. Prueba de esto, es el personaje Jack Torrance, el escritor que protagoniza la espeluznante novela “El Resplandor” de Stephen King.

Él intenta reconstruir su vida y carrera profesional, al igual que reconciliarse con su esposa (Wendy) e hijo (Danny), después de los arrebatados ataques en contra de ellos, debido al explosivo temperamento incitado por el alcohol. Razón por la cual, acepta un puesto como vigilante en el inmenso hotel Overlook en las montañas de Colorado.

Sin embargo, en medio de este misterioso lugar, lleno de fuerzas sobrenaturales, Jack se ve enfrentado a los fantasmas de su alcoholismo que intentan apoderarse con más fuerza de él. Un desdoblamiento de la personalidad, que hará pensar dos veces al lector, antes de tomarse el siguiente sorbo de alcohol.

Codependencia (Mal de amores):

– Carol (Patricia Highsmith)

La locura del amor, es quizá uno de los temas más recurrentes en el ser humano y por ende de la literatura. Sufrimos por la ausencia de la persona amada, ya sea por una separación forzosa, porque nos rechaza o muere trágicamente.

Los síntomas que producen van desde la pérdida del sueño hasta la angustia, el miedo, la falta de apetito y un dolor general en el cuerpo, por la desolación que invade el alma.

Pero sin duda alguna, la novela “Carol” de Patricia Highsmith está basada en un episodio de su propia vida, cuando trabajaba en una juguetería justo como la protagonista Therese, quien queda flechada de una clienta que “irradia luz”.

De esta atracción fatal, surge una pasión inesperada entre Carol una mujer de treinta años, madre y en proceso de divorcio; y Therese una joven de tan solo diecinueve años, que trabaja como vendedora.

¿Qué es el amor sino el triunfo de los sentimientos sobre la razón? Esta desenfrenada fascinación de Therese hacia Carol, muestra los obstáculos que se deben atravesar en la vida para sobrellevar un amor condenado por los estereotipos de la sociedad.

Incertidumbre y ansiedad:

– El retrato de una dama (Henry James)

Vivir con la zozobra de qué va a pasar, agota las energías físicas, mentales y emocionales de cualquier individuo. Las circunstancias externas no pueden controlarse, pero sí las reacciones internas frente a las mismas.

Por eso la importancia de practicar alguna disciplina, que ayude a controlar las respuestas que emitimos ante las circunstancias de la vida, como la meditación, la respiración e incluso la risa.

“El retrato de una dama” es muestra de ello, sólo que través del ritual del té en una campiña inglesa en medio de un cálido atardecer, rodeado de árboles y un verde resplandeciente.

Sin duda alguna, un escenario que resulta como bálsamo eficaz para la ansiedad, acompañado de una impecable y pacífica prosa de Henry James.

Definitivamente somos fruto de las historias que escuchamos, vivimos, aprendimos y guardamos en nuestros corazones.

Todos podemos cambiar nuestro guión mental, pues cada día el universo nos ofrece una página en blanco para ser escrita bajo nuestra entera responsabilidad.

Somos los dueños de nuestra vida y podemos cambiar el final de la historia, pues el futuro se construye con cada una de las decisiones acertadas o equivocadas, que tomamos en el presente.

Foto: Cortesía Armando Martí
El destacado escritor colombiano Mario Mendoza junto con Armando Martí.

Por último, estoy muy agradecido con las palabras del escritor colombiano Mario Mendoza, quien el día de ayer me respondió a través del Whatsapp después de contarle de mi primera participación como autor en una feria internacional:

“Armando, la mejor de las suertes. Así se hace país, a punta de libros, cultura y educación. Cada línea contrarresta una bala, un secuestro, una extorsión. Hay que hacer contrapeso a tanta barbarie. Te felicito. Mis mejores deseos ese día para ti”.

Es de anotar que existe una feliz coincidencia, ya que, ese mismo día, el sábado 4 de mayo, también está programada la firma de autor de sus geniales libros entre las 2:00 p.m. y las 5:50 p.m., en la Zona de Firmas 4 de la FILBo 2019.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO