Lo que no se vio de los hinchas colombianos en Rusia

3 de julio del 2018

La generosidad no tiene limites ni nacionalidad.

Lo que no se vio de los hinchas colombianos en Rusia

Los hinchas de la Selección Colombia, en su mayoríatuvieron un buen comportamiento en Rusia. Su alegría, cantos y bailes se notaron en las calles de Kazán, Samara, Saransk y Moscú. Las buenas acciones se demostraron con vivir en paz la fiesta del fútbol.

La alegría se demostraba en cada partido del combinado nacional y en las afueras de los estadios no había rivalidad y todos se unían en un solo canto. En el juego de Colombia contra Senegal, Vanessa Osorio y su novio fueron el centro de una buena acción que acobijó a hinchas del equipo africano.

KienyKe.com habló con los cartageneros que dejaron ver su corazón generoso con los hinchas de Senegal, al regalar una boleta para ingresar al estadio.

Este tipo de acciones no son muy comunes en un certamen de esta magnitud. La venta y adquisición de entradas a los estadios fue toda una lotería que la Fifa y los organizadores estructuraron con diferentes etapas y maneras para tener el paquete de al menos la primera fase.

“Bueno realmente nos sobraba una boleta y vimos a un fan de Senegal que no tenía la oportunidad de entrar al estadio y la verdad nos nació regalársela y darle la oportunidad de también vivir el sueño de ver a la selección de su país disputar un mundial”, comentó Osorio.

Conmoverse y dar sin recibir a cambio es un ejemplo de juego limpio que a Vanessa le gustaría que se volviera tendencia en eventos grandes y que convocan a muchas personas de diferentes países y culturas.

Las buenas acciones hablan más que aquellas que dejan un sin sabor y que pusieron en tela de juicio como los colombianos se comportan en otros países. La generosidad dejó en alto a la calidez de los hinchas ‘cafeteros’ que no dudaron en apoyar a la selección en Rusia y ser buenos visitantes.

Los aficionados colombianos también demostraron que una buena acción puede ser causante de otra buena, por lo que Vanessa también dio el mensaje de hacer el bien y despojarse de lo personal.

“Que cualquier posibilidad que tengan de hacer un buen gesto lo hagan, esa sensación es muy linda y deja nuestro país con una buena imagen”, finalizó Vanessa.

El mundial terminó para los colombianos con los penales de Inglaterra, pero Rusia vivió la fiesta nacional en cada estadio y calles de las ciudades que fueron sede de partidos del combinado nacional, que demostró que con cada participación deja en alto el deporte y la calidad de sus futbolistas.

Pensar y volver a pensar por qué las cosas pasaron así tomará tiempo, pero el objetivo de volver a un Mundial de fútbol no será ajeno a cualquier generación que se emociona y se apasiona con cada contragolpe y jugada que se ahoga en un grito de gol. En los próximos cuatros años cientos de hinchas más sueñan con apoyar al combinado nacional en el certamen orbital.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO